economía

GameStop: el fenómeno que puso a temblar a Wall Street

El mundo sigue hablando de la hazaña de un grupo de ‘millennials’, congregados en la red social Reddit, que puso en vilo a la bolsa más importante del mundo. Desde los sillones de su casa y sin ser inversionistas profesionales, lograron acumular grandes ganancias y que prestigiosas firmas perdieran miles de millones de dólares.


Dos semanas han pasado de la compra de acciones de GameStop (que se encontraba al borde de la quiebra) por parte de usuarios de la red social Reddit. La compañía de venta de videojuegos se había visto afectada por el auge de las compras digitales y de juegos online, por lo que su acción se había mantenido a la baja desde hace varios años. Pero lo que no esperaban sus dueños era que el valor de sus acciones se revalorizara en un 1600% gracias a una gran cantidad de inversores pequeños. Este hecho puso en aprietos a los fondos de inversión.

GameStop es la tienda de videojuegos más grande de EE.UU., con más de 5.500 puntos de venta. La compañía llevaba varios años sin registrar ganancias y sus ventas se encontraban en números rojos. Sus rendimientos negativos supondrían que nadie quisiera invertir en ella. ¿Quién compraría una compañía con pésimo futuro económico? Eso sería votar la plata a la basura.

Pero ese pensamiento aparentemente lógico, no es tan cierto y lo que demostró el caso de GameStop, es que en la bolsa es posible amasar grandes fortunas invirtiendo en empresas que lejos de crecer van directo a la quiebra. Este sistema se denomina ‘short selling’ (o compra corta). Una sofisticada operación en la que un inversionista toma en arriendo un paquete de acciones, la vende y al poco tiempo las vuelve a comprar a un precio menor, obteniendo así la ganancia. El riesgo con este tipo de inversiones es alto, por eso para minimizarlo, los fondos hacen operaciones a corto plazo.

Con esa lógica, varios fondos de inversión de Wall Street habían anticipado la pérdida de valor de las acciones GameStop durante la pandemia, y la vendieron para luego intentar recuperarlas a un precio más bajo. No obstante, no contaban con un movimiento de pequeños inversores que les provocaría una pérdida de más de US$5.000 millones.

Cuando las apuestas de estos fondos crecieron para que GameStop perdiera su valor en el mercado, una gran cantidad de personas, incluidos tik tokers, youtubers, jóvenes activistas pertenecientes a la red social Reddit, se pusieron de acuerdo para comprar de manera masiva sus acciones. Y las reglas del libre mercado hicieron lo suyo: el aumento de la demanda generó que la acción se encareciera.

Aunque muchos soñaban con enriquecerse, la jugada de los “corredores de sillón” (como se conoce a estos inversores) tenía más un sentido antisistema. Es decir, querían ganarle en su juego a los ricos de Wall Street y demostrar las imperfecciones del sistema. Por eso, de sus propios fondos, el ejército de Reddit comenzó a pagar pantallas de publicidad y pancartas para burlarse de los grandes inversionistas y dejar claro el mensaje de “ganancia”.

En una semana, una acción de GameStop pasó de costar US$17 a más de US$350, disparándose en un 1.600% este año. La alta demanda de compra subió tanto que, hasta el CEO de SpaceX y fundador de Tesla, Elon Musk, habló del tema en sus redes sociales, lo cual tuvo un impacto mayor en el valor de las acciones de la compañía de videojuegos.

Con este suceso, la empresa quedara en la historia como una de las más valorizadas del mundo en muy poco tiempo al pasar de US$2.000 millones a US$23.000 millones en una semana. Incremento que paradójicamente llevó a los fondos a perder más de US$5.000 millones.

Por otra parte, expertos del mundo bursátil afirman que este evento, es una burbuja y llegará a un punto en que estallará. Ahora las acciones de GameStop descendieron a US$193,6, cuando alcanzaron los U$470. Analistas aseguran que esto se deber a que diversas plataformas han bloqueado la compra de estos títulos y que, por ahora, solo están dejando que los grandes inversores salgan de sus posiciones.

Esto deja al descubierto la doble moral de los grandes inversores de Wall Street, ya que defendían a capa y espada la desregulación del mercado bursátil que les daba millonarias ganancias. Pero cuando que un sector de la sociedad aprovechó esa desregularización para ganarles en su propio juego, ahora piden la regularización e impiden que personas ajenas a los fondos de inversión hagan compras masivas de acciones.

Algunos sostienen que el fenómeno de la compañía fue una simple broma, pero otros afirman que es la muestra viviente del grado de poder que tiene la comunidad de internet. Lo cierto es que la historia de GameStop está lejos de terminar. Si bien la venta de acciones de la compañía fue frenada debido al desequilibrio que generó en Wall Street, son millones de usuarios que buscan ganarle a Wall Street en su propio juego.