Tendencias
En cinco años de operación la compañía ha vendido un total de 755.000 pizzas, de las cuales 118.000 corresponden al 2020.
En cinco años de operación la compañía ha vendido un total de 755.000 pizzas, de las cuales 118.000 corresponden al 2020. - Foto: La Vera Pizza

economía

La receta de La Vera Pizza para vencer el coronavirus y crecer en plena pandemia

La cadena colombiana de pizzerías italianas logró registrar crecimientos superiores al 40 por ciento en el peor momento de la crisis sanitaria. ¿Cómo lo logró?

Aunque el sector gastronómico es uno de los más afectados por el coronavirus, no está exento de tener algunos casos de restaurantes que han sabido sopesar la crisis.

La Vera Pizza es una cadena colombiana de pizzerías italianas que se comercializa bajo el modelo de low cost que nació en octubre de 2015 en Bogotá. Y aunque en medio de la pandemia presentaron los mismos inconvenientes que muchos restaurantes, lo cierto es que resultaron salir vencedores y ver números positivos.

Mario Andrés Figueroa, cofundador, contó que en abril, ante la imposibilidad de negociar el costo del arriendo, tuvieron que entregar el local que fue su tercera sede ubicada en la zona de Los Héroes en Bogotá.

Y aunque fue una decisión difícil, este cierre sin pensarlo, representó una oportunidad para la compañía. Figueroa asegura que previo a la pandemia venían desarrollando una estrategia para implementar el modelo de franquicias de la cadena en junio, la cual les permitiría expandirse en el país.

Pero ante la pandemia consideraron estratégico adelantar el proyecto, lo que les permitió convertirse en la única marca de pizzas en vender franquicias en la época más dura de la crisis sanitaria en el país.

“Cuando nos preguntan cómo logramos crecer en medio de esta crisis del sector, siempre digo que se lo debemos a tres factores estratégicos. Primero nuestro modelo low cost de pizza italiana que es innovador, simplifica los procesos internos, reduce gastos, y nos permite ofrecer precios atractivos 50% más bajos que el promedio del mercado. Segundo, la ubicación estratégica sea de puntos de venta o cocinas ocultas y sin duda, el tercero es conservar siempre la misma calidad del producto con la que nos convertimos en la marca número uno en ventas en pizza italiana”, aseguró el cofundador.

A esto se unen decisiones como fortalecer los canales digitales, implementar el primer call center, simplificar el menú, incluir combos y crear promociones atractivas las cuales también jugaron un papel importante para sobrellevar la crisis de una manera exitosa.

La Vera Pizza ha sido una de las pocas marcas del sector gastronómico que no ha registrado pérdidas en lo corrido del 2020. Contrario a esto, lograron un crecimiento sostenido del 42 por ciento durante la pandemia y desarrollaron el plan de expansión nacional usando el modelo de franquicias en Bogotá, Medellín y Barranquilla.

Mario Andrés Figueroa Bermúdez, Giovanni Enrique Solano Zuluaga y Camilo Bermúdez Hernández, fundadores de La Vera Pizza.
Mario Andrés Figueroa Bermúdez, Giovanni Enrique Solano Zuluaga y Camilo Bermúdez Hernández, fundadores de La Vera Pizza. - Foto: La Vera Pizza

A esto, señala Figueroa, se unen otros datos interesantes. En cinco años de operación la compañía ha vendido un total de 755.000 pizzas, de las cuales 118.000 corresponden al 2020. En domicilios la compañía sumó 284.000 de los cuales 56.000 se realizaron este año.

“Tenemos un crecimiento sostenido en ventas, hemos conservado todos nuestros colaboradores y apoyados en una fuerte estrategia digital con presencia en foodies, influenciadores y famosos, hoy somos la marca de pizza italiana más vendida”, afirmó el cofundador de La Vera Pizza.

Sin duda este plan les ha permitido también mantener su nómina durante la cuarentena y generar oportunidades de empleo a los domiciliarios. A la fecha, resaltó el directivo, cuentan con 50 empleados entre puntos de venta, centro de producción, administrativos y directivos.

En cuanto al modelo de franquicia, la cadena logró vender en Bogotá su primera franquicia en junio del presente año, a tan solo un mes de haber lanzado el modelo. Así mismo en plena pandemia comenzaron el proceso de venta de franquicias en Medellín y el cierre de negociación de las tres primeras franquicias en Barranquilla.

Se estima que más de 20.000 restaurantes tuvieron que cerrar sus puertas de manera permanente por la emergencia sanitaria, la mayoría de ellos por la imposibilidad de renegociar los arriendos de sus establecimientos con los propietarios. Esto aunado a cinco meses de confinamiento en los que tuvieron que sobrevivir con domicilios.

Ahora en la reapertura se espera que el sector se reanime y vuelva a surgir, teniendo más casos de éxito como el de La Vera Pizza.