género

Las mujeres, con los pantalones puestos para empujar negocios

De 10.000 emprendimientos en el país, el 35 % son empresas fundadas por mujeres. En Bogotá se destaca el liderazgo femenino.


Las mujeres cada vez están ganando más espacio en el mundo empresarial no solo ocupando cargos directivos sino también creando negocios.

Según información de iNNpulsa, la agencia que promueve la innovación y el emprendimiento en el país, en los últimos años el escenario ha cambiado y más mujeres están emprendiendo su propio negocio.

Afirman que por ejemplo, Colombia logró un avance en materia de equidad de género. De acuerdo con el ranking del Foro Económico Mundial (WEF 2019), el país pasó del puesto 40 al 22 en cierre de brechas, lo cual representaría una mejora del casi 100 por ciento en este apartado.

Aunado a esto, señalan que el ecosistema emprendedor colombiano cuenta con una creciente representación femenina. Citando datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Colombia ocupa la tercera posición en Latinoamérica como un contexto propicio para las mujeres emprendedoras. “Esto se complementa con el estudio del Banco Mundial “Women Business and the Law, 2020” donde se refleja que el entorno legal y fiscal colombiano es favorable para las mujeres emprendedoras”, afirmó iNNpulsa.

En América Latina y el Caribe, el 50 por ciento de las empresas tiene una mujer entre sus principales propietarios, según cifras del Banco Mundial.

En Colombia no hay data significativa sobre la creación de empresas por parte de las mujeres, pero según datos de la Asociación Colombiana de Emprendedores (Asec), de 10.000 emprendedores que hay en el país, 35 % corresponden a empresas fundadas por mujeres.

En los últimos años los esfuerzos del Gobierno y entidades nacionales se han concentrado en gran medida en hacer una perfilación del ecosistema emprendedor del país, en los cuales se ha podido evidenciar una mayor participación femenina.

Por ejemplo, se sabe que Colombia ocupa el tercer lugar entre los países del mundo con mayor porcentaje de mujeres que lideran emprendimientos, según el Global Entrepreneurship Monitor. Por encima están países como Angola y Chile.

En el caso de Bogotá, por ejemplo, el 72 % de los emprendimientos cuenta con una mujer en su junta directiva, según señala Invest in Bogota.

Por esa línea, señala la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) que la capital siendo la ciudad con mayor tasa de actividad emprendedora (19,2 %), tiene una participación baja pero significativa de mujeres en el sector.

Resaltan que de las 427.795 empresas de Bogotá y la región con corte a octubre, 99.361, es decir el 23 %, son lideradas por mujeres. Mientras que con relación a las empresas creadas este año al mismo corte, de las 65.145 nuevas compañías creadas el 27 % son lideradas por mujeres, es decir, 17.456.

Natalia Marenco, de Just Be - Woman Power, un centro de entrenamiento y bienestar exclusivo para mujeres, esta cifra es muy positiva en la medida en que en las grandes empresas, por ejemplo, el porcentaje de liderazgo femenino llega al 17%. “Esto quiere decir que en los emprendimientos existen menos barreras de acceso para las mujeres, aspecto que debería trasladarse a todos los sectores en todos los niveles directivos”, afirmó.

Natalia Marenco, de Just Be - Woman Power
Natalia Marenco, de Just Be - Woman Power - Foto: Cortesía Invest in Bogotá

Por su parte, Daniela Peñaranda, fundadora de Veterinario Online una startup cuya junta directiva está formada netamente por mujeres, aseguró que “el espacio y las oportunidades están abiertas para que cada vez más mujeres se animen a formar sus propios emprendimientos y a recibir el apoyo de estos ecosistemas”.

Los retos

Según el estudio Brechas para el Emprendimiento en la Alianza Pacífico realizado por la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica (Asela) del 2018, la principal motivación de las mujeres para crear empresa en todas las edades es la de “buscar mayor flexibilidad horario”, mientras que en los hombres, la principal motivación fue emplearse.

Para el informe, esto resalta la diferencia en la intencionalidad de emprender entre géneros, pues “mientras las mujeres emprenden porque quieren, los hombres lo hacen porque lo ‘necesitan’’'.

Así mismo, señala el informe que los sectores con mayor presencia femenina son salud (50%), hotelería (52%), entretenimiento (55%) y servicios domésticos (69%).

El estudio afirma que la brecha entre la participación femenina y masculina a nivel de emprendimiento puede generarse por diversos factores, entre los cuales destacan culturales, laborales, socioeconómicos, legales entre otros.

Agregan que la falta de acceso a redes de contacto, percepción de fracaso o niveles de confianza también limitan la actividad emprendedora de las mujeres.

Según Invest in Bogotá los desafíos para lograr cerrar la brecha de género en el emprendimiento aún son altos, pues no solo se trata del número de personas contratadas en una empresa, se trata de “cambiar realmente las estructuras que no le permiten a la mujer acceder fácilmente a estos sectores”.

Al respecto, emprendedoras como Marenco y Peñaranda evidencian que para que el género femenino tome más relevancia en este sector empresarial se deben vencer dificultades como conseguir financiación, la poca cantidad de mujeres con formación en disciplinas STEM y la falta de tiempo, ya que las mujeres aún tienen que dedicar una gran parte de sus horas a realizar labores domésticas y de cuidado.

Dane: mujeres solteras ganan un 8,4% más que sus pares masculinos
Dane: mujeres solteras ganan un 8,4% más que sus pares masculinos - Foto: Getty Images

El círculo virtuoso

Las cifras de desempleo femenino en Colombia son alarmantes. Según los últimos reportes del DANE, para el trimestre julio - septiembre de este año la tasa de desempleo para ellas fue de 22,8 % y para los hombres de 13,9 %.

La entidad establece que en julio 2,5 millones de mujeres perdieron su trabajo, un millón más que los hombres. El hecho es que por cada hombre que salió en julio de la población ocupada, salieron dos mujeres, de tal forma que la tasa de desempleo para las mujeres se ubicó en 26,2 % y para los hombres de 16,2 %, para un total nacional de 20,2 %.

Estos datos dejan a Colombia con la tasa de desempleo más alta entre los países de América del Sur e incrementa las brechas existentes en el país.

Ante esto, varios expertos han llamado la atención en la necesidad de impulsar el emprendimiento femenino en el país con el objetivo de apoyar la reactivación económica de la mujer e impulsar su participación en el mundo laboral y empresarial.

“Este hecho resulta preocupante porque se está aumentando en la brecha de desigualdad para las mujeres, cuando precisamente un propósito mundial que cada día toma más fuerza es el llamado a la acción, concientizando respecto a las capacidades, oportunidades e impacto positivo que tiene la equidad de género”, afirmó Daniela Konietzko, presidente de la Fundación WWB Colombia.

Daniela Konietzko, Presidenta de la Fundación WWB Colombia
Daniela Konietzko, Presidenta de la Fundación WWB Colombia - Foto: Cortesía Fundación WWB Colombia

Por su parte, Nicolás Uribe Rueda, presidente de la CCB, afirmó que “desde la Cámara estamos promoviendo la equidad en su máxima expresión y por supuesto la equidad de género es fundamental. El liderazgo de las mujeres es sin duda un aspecto clave en el tejido empresarial. En Bogotá por ejemplo, hemos evidenciado cómo los emprendimientos femeninos son más sostenibles que los masculinos. Entre más mujeres liderando empresas tengamos, seguramente se cerrará más la brecha laboral y la inequidad salarial que aún persiste”.

Se ha detectado que las mujeres emprendedoras ofrecen un fuerte potencial de contribuir a la generación de empleo, el crecimiento y la competitividad de un país. Por lo que fomentar la creación y sostenibilidad de los proyectos productivos liderados por ellas serán clave para la reactivación.

Natalia Vargas, CMO de Lentesplus, afirmó que “las mujeres pueden aportar desde el balance de género hasta el lado creativo, donde suelen ser una puerta de creatividad bastante importante. En ese sentido, es muy importante que el rol de la mujer se siga fortaleciendo en los ecosistemas de los emprendedores. Esto es una alerta para revisar cómo se fomenta más a las mujeres emprendedoras para que se refuerce el ecosistema en el país”.

De hecho ya se conocen algunas iniciativas que buscan dar un apoyo adicional a las mujeres empresarias. Además de la creación de un patrimonio autónomo que busca abrir más campo a la financiación y aceleración a ellas en el país.

A través de agencias como iNNpulsa se están generando una serie de acciones para facilitarles el camino a ejecutar su idea de negocio. Programas como iNNPulsa Empodera que está orientado a fortalecer las habilidades de emprendimiento de empresarias innovadoras y las capacidades gerenciales, a través de contenidos especializados enfocados en liderazgo, finanzas, estrategia comercial, negociación y autoconocimiento, son ejemplo de ello.

También se han puesto a disposición líneas de crédito enfocadas en el género femenino, como por ejemplo la línea Mujeres Empresarias que cuenta con un cupo de 7.000 millones de pesos, de los cuales ya han sido entregados 2.000 millones de pesos a pequeñas y microempresas lideradas por mujeres en 15 departamentos de país, según informó iNNpulsa.

Por su parte, la Fundación WWB Colombia también ha implementado el Plan Reactívate que con una inversión de 5.900 millones de pesos espera recuperar y reactivar tres mil negocios de subsistencia liderados por mujeres en su mayoría, en diez municipios del Valle del Cauca.

Así mismo varias de las más importantes aceleradoras del país han visto cómo aumenta el porcentaje de mujeres en sus convocatorias, por lo que han abierto espacios exclusivos para darles ese push que necesitan.