emprendimiento

Le salió competencia criolla a la famosa Frito-Lay, la de las famosas papas Margarita

Con sus marcas MonteRojo y Uau, Vector Foods pisa fuerte. En pandemia se expandieron y crecieron un 50 por ciento. Esta es su historia.


Muchas de las grandes empresas de hoy nacieron en un garaje, tendencia que muchos emprendedores han seguido y que incluso utilizan otros lugares como la cocina.

José Ricardo Betancur, Alejandro Agudelo, Nicolás Eberl Peick y Ricardo Ramírez son ejemplo de ellos. Este grupo de amigos se conocieron en la Universidad EIA y son amantes de las reuniones sociales, donde precisamente nació la inspiración para crear empresa.

Betancur cuenta que siempre sintieron un gusto por los snacks, que son un factor fundamental de estos encuentros. Esto unido a su gusto por la cocina, los llevaron a experimentar.

Comenzaron con salsas. Un día, según cuenta Betancur, cada uno compró dos kilos de maracuyá, entraron a una de sus cocinas y se pusieron a hacer salsas. “Particularmente nos encanta el diseño, los nuevos sabores y conocer nuevas experiencias, disfrutamos de lo diferente y de pensar cómo lograr lo que queremos de una manera distinta o por un camino diferente al que otros han usado. De ahí surge nuestro ADN como marca, eso es lo que somos”, afirmó.

Betancur se refiere a los inicios de Vector Foods, una compañía 100 por ciento colombiana dedicada a la producción de snacks. Comenzó operaciones en el 2015, cuando recién habían terminado su práctica profesional, convencidos de que “podían construir país a través del emprendimiento”.

“Decidimos incursionar en la industria de los alimentos confiados en la riqueza de los recursos naturales que tiene Colombia y la ventaja competitiva que podemos llegar a tener como país respecto a otros en el exterior”, afirmó.

Vector Foods se ha encargado de dar una alternativa saludable y 100 por ciento natural en la categoría de snacks, siguiendo las tendencias del mercado que indican que cada vez más los consumidores buscan productos que complementen y ayuden a mejorar su calidad de vida.

En ese sentido, la crisis por el coronavirus ha tenido un efecto en este mercado. Un informe de la división de consumo masivo de Kantar reveló que en el período de confinamiento los consumidores empezaron a mostrar un importante interés por buscar productos que les brindaran indulgencia para acompañar sus espacios de esparcimiento, lo que ha favorecido las categorías de pasabocas, galletas y chocolates.

Y en plataformas de domicilios como iFood el sector saludable experimentó un crecimiento del 65 por ciento de pedidos frente a enero de 2020.

Actualmente Vector Foods cuenta con dos marcas: UAU! y MonteRojo. La primera de ellas está enfocada brindar snacks saludables enfocados en el público femenino brindando productos como crispetas y barquillos libres de gluten, de colesterol, grasas trans, sin sodio y bajas en calorías.

El segundo, MonteRojo, incluye un portafolio de snacks y salsas gourmets. Algunos de ellos son papas, platanitos, yucas y nachos.

Este portafolio ha llevado a la compañía a convertirse en un referente de los snacks en Colombia. El año pasado vendieron 5.000 millones de pesos y hoy en día pesan el 1,2 por ciento de la categoría de pasabocas en el canal moderno (supermercados).

También cuentan con más de 2.000 puntos de ventas en todo el país, entre restaurantes, bares, mercados saludables, incluso droguerías. Ha conquistado a más de 20.000 familias consumidoras habituales.

En cuanto a su operación, cuenta con más de 40 empleados y dos centros de distribución ubicados en Medellín y Bogotá.

Durante la pandemia sus resultados han sido sorprendentes. Betancur afirmó que durante la emergencia sanitaria la empresa ha crecido un 50 por ciento frente al año anterior y lograron sus primeras exportaciones a Curazao, Bonaire y Ecuador.

Además está en negociaciones con clientes potenciales para iniciar exportaciones a Panamá, Chile, Puerto Rico, México, Estados Unidos y Australia.

“Al principio de esta pandemia hubo mucha incertidumbre, pero pese a que somos una empresa pequeña decidimos seguir trabajando incansablemente para encontrar nuevas oportunidades de mercado y hoy nos sentimos orgullosos de decir que nuestra empresa, en este año covid, ha crecido frente al año anterior. Es algo sorprendente que habla muy bien del éxito de la marca en el mercado y del trabajo que estamos haciendo para su posicionamiento”, afirmó el gerente general de Vector Foods.

Y sus proyecciones son aún mayores. Este año la empresa espera vender 7.500 millones de pesos y el próximo año esperan cerrarlo en 12.000 millones.

En el futuro cercano, afirma Betancur, quieren pesar el 1 por ciento en todos los canales, lo que equivale a vender unos 30.000 millones de pesos. Y más adelante inicia su camino a convertirse en el principal competidor de gigantes de este mercado, como Frito-Lay.

La compañía no para y en noviembre ampliará su portafolio con un nuevo snack con el que espera conquistar a más colombianos y consumidores internacionales, y así consolidar su marca en este segmento.