infraestructura

Puente Chirajara tendrá nuevo diseño: ¿cómo será y cuánto tardará su construcción?

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) confirmó que el polémico viaducto tendrá una longitud de 460 metros y ya no será atirantado.


A pocos meses de cumplir tres años de su desplome y sin una piedra puesta en el nuevo proyecto, el puente Chirajara –que está en la vía Bogotá-Villavicencio– parece haber encontrado una salida para su reconstrucción.

Este jueves, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) confirmó que el nuevo viaducto tendrá una longitud de 460 metros y ya no será atirantado, es decir, como fue construida la polémica estructura que se cayó en enero de 2018.

Ahora, este proyecto se adaptará a la tipología de voladizos sucesivos, diseño que requiere la construcción de una nueva cimentación y tendrá un tiempo para su ejecución de 32 meses, es decir, un poco más de 2 años y medio.

Según Carlos García, vicepresidente Ejecutivo de la ANI, este nuevo tipo de obra se refiere a un procedimiento de construcción utilizado con frecuencia en el país para grandes puentes.

La metodología consiste en construir la superestructura (tablero) a partir de las pilas, agregando tramos parciales que se sostienen del tramo anterior, realizándose de manera simétrica para equilibrar las cargas de la estructura”, aseguró el funcionario.

Así las cosas, se construirán dos columnas –a lado y lado del trayecto– y a partir de allí se irán agregando tramos en ambas zonas, de tal modo que se unan en el centro.

La ANI y Coviandes, concesionaria del proyecto, consideraron viable la alternativa de cambiar la tipología del puente, como una solución a las controversias surgidas en los diseños concretados hace dos años.

Entre estas disputas estuvieron la decisión de usar o no la cimentación del puente que se desplomó, los aspectos estructurales del viaducto atirantado y otras características geológicas y geotécnicas, entre otras.

De acuerdo con la entidad, los estudios y diseños ya están listos y serán entregados a finales de este mes, para ser revisados por parte de la interventoría con acompañamiento de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.

La aprobación de estos tomará unos tres meses, momento en el cual comenzarán a correr los 32 meses de construcción. En plata blanca, el puente Chirajara quedaría listo en el último trimestre de 2023.

“De esta manera, el Gobierno nacional, bajo la premisa de concluir, concluir y concluir, avanza en los proyectos que conectan a las regiones, con el propósito de entregar al país y en especial a los departamentos de Meta y Cundinamarca una infraestructura que garantice la conectividad y que cumpla con las especificaciones técnicas vigentes”, dijo Ángela María Orozco, ministra de Transporte.

Se estima que el nuevo puente costará unos $96.000 millones, que, según el gobierno de Iván Duque, serán pagados totalmente por Coviandes.

Sanciones y litigios

Simultáneamente a la construcción de esta nueva obra, el Gobierno avanzará en las sanciones y litigios contra Coviandes, por cuenta del colapso del viaducto principal, que dejó nueve personas fallecidas.

Según la ANI, los perjuicios sufridos ascienden a $33.359 millones. Por lo pronto, la concesionaria ha compensado a la Nación por un valor aproximado $16.800 millones.

Eso sí, el Ejecutivo mantiene activos los procesos por perjuicios y las demás controversias, las cuales se resolverán en el marco de un tribunal.