ayudas

San Andrés | El BID hará millonaria donación para zonas afectadas por huracanes

Los recursos, que ascienden a US$400.000, beneficiarán a San Andrés, Providencia, Santa Catalina y el Magdalena. Autoridades habilitaron canales de donación para empresarios y gremios.


Una millonaria donación recibirá Colombia en los próximos días para atender la crisis generada por los huracanes Iota y Eta, que azotaron el fin de semana pasado a San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como otros departamentos del Caribe colombiano.

Así lo anunció este viernes el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se comprometió con el Gobierno colombiano en apoyar de manera coordinada, a través de recursos no reembolsables, la asistencia humanitaria y respuesta de la emergencia en el archipiélago y el departamento de Magdalena.

Ambas zonas quedaron fuertemente afectadas tras el paso de los huracanes durante las primeras dos semanas de noviembre.

Para hacerle frente al coletazo de estos fenómenos, el BID aprobó un monto de US$400.000 (unos $1.500 millones) para la adquisición de bienes como agua potable, productos alimenticios e insumos de primera necesidad.

También para brindar apoyo en la provisión de socorro y transporte de dichos elementos a las áreas afectadas, y cualquier otro bien necesario para atender las necesidades humanitarias básicas de las comunidades impactadas.

El banco proporciona asistencia financiera de emergencia a sus países miembros prestatarios cuando ocurren desastres naturales, y el alcance y la intensidad de la catástrofe son tales que el país requiere recursos suplementarios para la rápida y adecuada recuperación.

El archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina se vio afectado por el paso de ambos huracanes. Se estima que en la Isla de Providencia Iota destruyó 1.600 viviendas y 400 tuvieron daños parciales.

Asimismo, más del 98 % de la infraestructura de la isla tiene afectaciones estructurales, generando graves daños a los servicios de agua potable y saneamiento básico.

Situación similar se presenta en la isla de San Andrés, donde 1.400 viviendas, 60 establecimientos comerciales y 100 alojamientos tienen daños parciales y 15 casas quedaron totalmente destruidas. El huracán Eta dejó 26.000 damnificados por inundaciones en Magdalena.

Estos recursos consisten en dos cooperaciones técnicas de emergencia por US$200.000 cada una, los cuales serán ejecutados por la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos de Desastres. El periodo de desembolso es de seis meses.

Habilitados canales para donaciones

La respuesta solidaria a esta crisis no solo llegó de parte de la entidad multilateral. Desde diferentes ONG y grupos sociales han ayudado a las familias de las islas, que perdieron casi todo por este desastre natural.

Con el fin de canalizar estos recursos por la vía oficial, la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres y la Cruz Roja Colombiana, en una alianza de cooperación y asistencia humanitaria, activaron la recepción de donaciones en especie.

En esta oportunidad, la invitación a donar se extiende únicamente a empresas y gremios del sector empresarial, que podrán expresar su solidaridad a través de la donación de ayudas alimentarias, no alimentarias, herramientas y materiales de construcción, así como elementos para el abastecimiento de agua y saneamiento básico.

Las empresas y gremios podrán allegar sus donaciones a los puntos de acopio de la Cruz Roja Colombiana Sede Nacional en Bogotá, en la calle 66 No. 68-44, así como en la sede de la Seccional Bolívar, ubicada en la Calle 30 No. 44D-71, Avenida del Consulado, en la ciudad de Cartagena, de domingo a domingo, en el horario de 7:00 a. m. a 8:00 p. m.

De acuerdo con las entidades, entre los elementos a recibir se encuentran:

  • Mercados en kits con alimentos no perecederos como aceite vegetal, arroz, azúcar café chocolate, fríjol, harina de maíz, lenteja, atún, pasta, sal y harina de trigo.
  • Kits de cocina: ollas, chocolateras de aluminio, platos hondos y pocillos de plástico, cucharas de acero inoxidable.
  • Kits de aseo: cepillos de dientes, crema dental, desodorante en crema, jabón de baño, jabón para lavar ropa, papel higiénico, toallas higiénicas y pañales desechables.

Además, se recibirán cobijas para clima cálido, toldillos, colchonetas, sábanas y hamacas, tanques para el almacenamiento de agua y cisternas con capacidad de 10.000 y 20.000 litros. Igualmente, materiales de construcción como madera, varilla, cemento, tubería hidrosanitaria, ladrillo, elementos para la mampostería eléctrica, tejas, láminas de zinc, amarres y canaletas para aguas lluvias, entre otros.

Es importante aclarar que por ahora no se recibirán alimentos perecederos ni leche, medicamentos o ropa usada.

Noticias relacionadas