Tendencias
Fleets es un formato de contenido efímero similar a las historias de otras plataformas, como Instagram. - Foto: Crédito: GettyImages/NurPhoto/Colaborador

resultados financieros

Twitter tuvo pérdidas netas por US$1.140 millones en 2020

La red social había ganado US$1.465 millones en 2019, pero en 2020 tuvo pérdidas por culpa de la pandemia del coronavirus.

Ni siquiera Twitter pudo escapar a los efectos económicos de la pandemia del coronavirus, pues en 2020 reportó pérdidas netas por US$1.140 millones, cuando en 2019 había ganado US$1.465 millones.

Las pérdidas de Twitter se dieron a pesar de que los ingresos de la compañía durante el año pasado fueron de $3.720 millones, lo que representó un aumento del 7 % en comparación con los del 2019.

Según la red social, los costos y gastos de 2020 totalizaron US$3.690 millones, un aumento del 19 % año tras año en comparación con 2019.

“Esto derivó en una utilidad operativa de US$27 millones y un 1 % de margen operativo”, dijo Twitter.

Resultados trimestrales

En el cuarto trimestre del 2020, los ingresos de la red social aumentaron 28 % en comparación con el mismo periodo del 2019 y llegaron a US$1.290 millones.

En el mismo periodo de análisis, los ingresos publicitarios fueron de US$1.150 millones, 31 % más que los registrados en el último trimestre de 2019. De igual manera, el total de interacciones publicitarias aumentó 35 % año a año.

“Los ingresos en Estados Unidos totalizaron US$733 millones, un aumento del 24 % año tras año, mientras que los ingresos internacionales fueron de US$556 millones”, dijo Twitter.

Proyecciones para 2021

A pesar de los malos resultados de 2020, Twitter espera que el 2021 sea un año bueno para la compañía, con resultados financieros positivos y llegando a más usuarios de todo el mundo.

“Nuestros objetivos son similares a los de años anteriores y nuestro éxito se medirá mejor por nuestra capacidad para hacer crecer nuestra audiencia y ofrecer resultados financieros en línea con nuestra guía. Esperamos aumentar la plantilla en más de un 20 % en 2021, especialmente en ingeniería, productos, diseño e investigación”, dijo la compañía.

Añadió que, con el incremento previsto de la plantilla para este año, proyecta que los costos y gastos de la red social aumenten más del 25 % este año.

“Nuestras inversiones también incluyen la construcción final de un nuevo centro de datos en 2021, agregando capacidad para respaldar el crecimiento de la audiencia y los ingresos”, dijo.

Finalizó afirmando que los ingresos totales de Twitter deberían aumentar más que los gastos durante el primer trimestre del 2021, teniendo en cuenta los avances mundiales de las campañas de vacunación contra el coronavirus.

“Asumiendo que la pandemia global continúa mejorando y que vemos un impacto modesto del lanzamiento de cambios asociados con iOS 14, esperamos que los ingresos totales crezcan más rápido que los gastos en 2021. Cuanto más rápido dependerá de nuestra ejecución en nuestra hoja de ruta de respuesta directa y factores macroeconómicos”, dijo.

Suscripciones pagas

Twitter prepara actualmente un nuevo modelo de negocio basado en las suscripciones de pago, en el que los usuarios podrían pagar por acceder a contenido exclusivo o a funciones avanzadas como las del planificador Tweetdeck, según planes internos de la empresa a los que ha accedido el analista Kurt Wagner de Bloomberg.

Los nuevos planes de negocio de Twitter tienen como objetivo suponer una alternativa a su sistema actual, cuya fuente de financiación proviene mayoritariamente de los ingresos publicitarios, como los anuncios personalizados.

No obstante, Twitter apenas abarca el 0,8 % del total del mercado de publicidad de internet, según datos de eMarketer, y sus inversores presionan a la empresa para que emprenda un cambio de modelo de negocio en el que se puedan obtener ingresos recurrentes directamente de los usuarios, como ha informado Bloomberg.

Para explorar las opciones, Twitter ha destinado varios equipos al desarrollo de servicios de suscripción como alternativa de negocio, con un modelo conocido con el nombre en clave de Rogue One.