impuestos

A hacer cuentas: quienes ganen $ 30 millones o más al año deberán pagar renta

El viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, confirmó las cifras que se presentarán en la reforma tributaria de este año. ¿A quiénes les aplicará?

En una situación que parecía inevitable por cuenta de la pandemia y el mayor gasto que se ha realizado, el Gobierno tiene todo listo para presentar una nueva reforma tributaria ante el Congreso, con la que busca recaudar unos 25 billones de pesos y mitigar el golpe fiscal de la covid-19.

Las cuentas ya están claras y fueron confirmadas este lunes por el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, quien -al igual que en años anteriores- se convirtió en el defensor de las reformas ante medios y congresistas.

Bajo esta idea, el funcionario reveló que en el articulado se incluirá que todas aquellas personas que ganen 30 millones de pesos o más cada año (unos 2,5 millones de pesos mensuales sin incluir primas) deberán declarar y pagar impuesto de renta.

“Las personas que ganen 30 millones de pesos cerrados no pagarán nada, pero, para poner un ejemplo, quienes ganen 36 millones al año, deberán pagar 400.000 en el año”, aseguró en Caracol Radio.

En todo caso, como pasa en cualquier reforma de este tipo, las medidas aplicarán a partir del siguiente año gravable en el que se apruebe. En plata blanca, esto quiere decir que se tomará en cuenta el año gravable 2022, que se declara y paga en 2023.

Hacienda: Deberíamos tener un IVA general del 19% en los alimentos - Foto: Ministerio de Hacienda

Lo cierto, según dijo el Viceministro, es que un millón de personas más tendrán que asumir la responsabilidad del impuesto de renta, aunque se prevé que no sea engorroso para ellos.

La idea es que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) aumente el número de personas a las que les envía declaraciones sugeridas, es decir, ya hechas con buena parte de los datos de los contribuyentes. De esta forma, a las personas solo les quedaría revisarla y reconfirmar que los datos sean correctos, para así presentarla ante la entidad tributaria.

De igual manera será simple el pago del impuesto, teniendo en cuenta que podría realizarse a través de retención en la fuente. Este es un mecanismo con el cual las personas que pagan impuestos lo hacen a cuotas, lo cual facilita tanto a ciudadanos como al Estado. A los primeros porque no tienen pagar de golpe una cifra elevada y al segundo, porque tiene un mayor flujo de caja mensual.

Las cifras se presentan a pocas horas de que el Gobierno dé el sí para radicar la nueva iniciativa de impuestos, luego de varias semanas de aplazamientos en las cuales se afinó el texto definitivo y se les presentó a las bancadas cercanas al oficialismo y otros líderes territoriales.

De este trabajo también se concluyó que las personas que reciben mesadas pensionales de 7 millones de pesos en adelante deberán tributar renta. Esto, teniendo en cuenta que son personas que reciben ingresos de altos, si se compara con la mayoría de colombianos jubilados, quienes cobran entre uno y dos salarios mínimos.

Asimismo, se incluirá un artículo para ampliar el impuesto al patrimonio de las personas naturales. Actualmente, quienes tienen patrimonio de 5.000 millones de pesos o más pagan un 1 por ciento. La idea es aplicar este gravamen durante unos años más y con una tarifa de 3 por ciento.

Estas medidas, incluso sin haberse presentado la reforma, ya comenzaron a levantar polvo. Este domingo, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras escribió una dura columna en El Tiempo acerca de la inconveniencia de presentar este proyecto en el Legislativo.

“El impuesto del 3 por ciento anual que se cobraría sobre los patrimonios de más de 5.000 millones de pesos es inviable. Con este gravamen, en pocos años, la persona verá confiscado el 50 % de su capital en términos reales. Luego no es de extrañar que este ahorrador/inversionista busque otros lugares para trasladar su patrimonio, y otro domicilio tributario. Buena jugada. ¿Será que a esto se refiere el Mincomercio cuando afirmó este viernes: “Están dadas las condiciones propicias para atraer inversión al país”?”, escribió Vargas.

Las semanas que vienen serán aún más complejas para el Gobierno, que planea sacar adelante esta iniciativa antes de que termine el primer semestre del año. Esto le permitiría aplicar cambios en IVA a partir de julio, incluyendo la eliminación de bienes y servicios exentos, y el aumento de la tarifa para aquellos que hoy pagan 5 por ciento.