cuarentena

Anif dice que “no hay justificación” para volver a restringir la movilidad por el coronavirus en Colombia

El centro de pensamiento cree que es necesario que el país evite “a toda costa” nuevas restricciones por su posible impacto económico.


La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) publicó un documento en el cual asegura que Colombia debe evitar “a toda costa” la implementación de nuevas restricciones a la movilidad ciudadana y a los sectores económicos altamente afectados en tanto que “no hay justificación”.

“Esas estrategias no son efectivas en términos de reducción de propagación y mortalidad del virus y, por el contrario, causan daños irreparables a la economía. Sobre todo, en este momento, cuando los indicadores del mes de febrero muestran que las empresas están volviendo a la presencialidad”, dijo Anif.

En las últimas semanas, el Gobierno expidió una regulación por medio de la cual aumenta las restricciones a la movilidad a las ciudades y regiones del país donde la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) sea mayor al 70 %.

“Si bien las nuevas medidas expedidas por Ministerio de Salud y Ministerio del Interior se basan en el indicador de ocupación de UCI, los otros indicadores, como los casos por fecha de inicio de síntomas, también deben tenerse en cuenta para evitar implementar medidas cuyos resultados pueden ser contraproducentes”, dijo Anif al respecto.

La entidad también recomendó reevaluar intervenciones que, según argumenta, no cuentan con evidencia cierta para contrarrestar los contagios y la fatalidad, como son los toques de queda nocturnos y la denominada Ley seca.

Personal trabajando
Personal trabajando - Foto: Anif

“Si bien se justifican en que podrían ayudar a reducir la ocupación por riñas y accidentes de tránsito, afectan directamente los sectores económicos que desarrollan sus actividades en horarios nocturnos y de los cuales dependen muchos puestos de trabajo”, explicó el centro de pensamiento.

Según Anif, el avance de las campañas de vacunación y las pocas restricciones a la movilidad han ayudado a que la confianza y la actividad económica del país se vaya recuperando del impacto sufrido en el 2020 por culpa de la pandemia.

“En ese sentido, es importante continuar con los esfuerzos de reapertura y normalización de la economía”, dijo.

Agregó que es poco probable volver a ver un pico de contagios y muertes por coronavirus de magnitudes similares a los dos ya vividos con anterioridad.

“Los niveles de prevalencia y epidemiológicos indican que es poco probable volver a niveles de contagio y muertes como los presentados en los picos más altos de la pandemia, desde Anif hacemos un llamado enfático a no cometer el error de realizar nuevos cierres injustificados”, dijo.

Reiteró que, en caso tal de que se presentara un nuevo pico de casos y muertes por covid-19, las restricciones a la movilidad no generan una disminución significativa en la propagación y mortalidad del virus.

Impacto en los hogares colombianos

En otro documento publicado por Anif, la asociación estima que los hogares colombianos han perdido $32,8 billones por culpa de la pandemia del coronavirus.

Según el documento, la pérdida se ha presentado por el retroceso de los ingresos laborales, pues hay que recordar que las medidas de aislamiento y el cierre de los comercios hicieron que el desempleo se disparara durante el año pasado.

Teniendo en cuenta que en Colombia hay poco más de 14,2 millones de hogares, según cifras del Dane, la estimación de Anif revela que cada hogar colombiano ha perdido, en promedio, $2,3 millones por culpa de la pandemia.

Los cálculos de Anif sugieren que, desde la llegada del coronavirus al país en marzo del 2020, los hogares colombianos han perdido más de $1 billón por mes.

Pérdida de ingresos de hogares
Pérdida de ingresos de hogares - Foto: Anif

El peor resultado se reportó en abril, cuando la disminución de los ingresos fue de $5,7 billones, seguido por mayo cuando la cifra llegó a los $5,2 billones. De ahí en adelante el indicador se había venido recuperando, e incluso en diciembre del año pasado la pérdida se había ubicado solo en $1,44 billones.

Sin embargo, las nuevas medidas de aislamiento y las restricciones a la movilidad que se implementaron durante enero de este año, hicieron que la pérdida de los ingresos de los hogares colombianos volviera a aumentar y se ubicara en $1,73 billones.

“La pérdida en enero fue de $1,73 billones, la más alta desde septiembre de 2020. Recordemos que en diciembre de 2020 la cifra fue de $1,44 billones. Ese monto, además, es superior a las pérdidas que se percibieron en marzo de 2020, al inicio de la emergencia sanitaria, cuando se registró una caída de $1,58 billones. Con lo anterior, el ingreso laboral que los hogares han dejado de percibir entre marzo de 2020 y enero de 2021 asciende a $32.8 billones, equivalentes a 3,1 % del PIB, aproximadamente”, dijo Anif.