Tendencias
Leonardo Villar, nuevo gerente del Banco de la República
Leonardo Villar, nuevo gerente del Banco de la República. - Foto: Fotomontaje/SEMANA

macroeconomía

Banco de la República mantuvo estable su tasa de interés en el 1,75 %

La última vez que el Emisor movió su tasa de política monetaria fue en septiembre del año pasado.

La Junta Directiva del Banco de la República decidió este viernes mantener estable su tasa de política monetaria en el 1,75 %, por lo que el Emisor completó cuatro meses consecutivos con tasas estables.

La de este viernes fue la primera reunión de Leonardo Villar como gerente del Emisor. En la decisión de mantener la tasa estable, dos de los siete codirectores votaron por reducirla.

Según la Junta Directiva del banco central, las expectativas de inflación continúan estables y son del 2,7 % para finales de 2021 y del 3,1 % para finales de 2022.

“La proyección de la trayectoria de la inflación para 2021 prevé niveles bajos durante el primer trimestre y una aceleración posterior durante el resto del año”, dijo la Junta.

Si bien la inflación permanece estable, Villar afirmó que el equipo técnico del Emisor va a modificar las estimaciones de crecimiento del PIB para 2021 y que estas nuevas proyecciones serán reveladas la próxima semana.

“Los indicadores de crecimiento económico más recientes confirman la recuperación de la actividad y se espera que esta evolución continúe a lo largo del año”, estableció la Junta.

Añadió que el sistema financiero continúa presentando condiciones favorables y estables de solvencia y liquidez. En ese contexto, la cartera de crédito y las tasas de interés siguen respondiendo a los estímulos de política monetaria.

Por otra parte, advirtió que aún hay incertidumbre relacionada con los efectos económicos negativos que pueden traer consigo los rebrotes de la pandemia del coronavirus y las nuevas medidas de aislamiento.

“La incertidumbre es grande y solo en la medida en la que vayamos teniendo más información vamos a ir tomando decisiones al respecto”, aseguró.

Y es que el Banco de la República rebajó en 2020 su tasa de política monetaria desde el 4,25 % hasta el 1,75 %, con el fin de impulsar la economía en medio de la pandemia. La Junta considera que la tasa actual (que es el valor mínimo histórico) ayuda a impulsar la actividad económica del país.

La preocupación del desempleo

Según Villar, el desempleo es uno de los principales aspectos a tener en cuenta para que la economía del país pueda garantizar su recuperación.

“El desempleo es una fuente de gran preocupación para el banco y para todos los que hacen política económica”, dijo Villar.

Señaló que los datos revelados por el Dane este viernes, con los que se dio a conocer que el desempleo entre enero y diciembre de 2020 se ubicó en el 15,9 %, reflejan que el año pasado fue muy difícil para la economía colombiana y la mundial.

“El 2020 fue un año muy malo para la economía por los hechos que todos conocen (pandemia) y esto implicó recesiones en el mundo entero que no se habían visto en los últimos años. El desempleo del año pasado quedó en el rango que estábamos esperando dentro del banco”, complementó Villar.

Y es que Colombia fue el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) en el que más subió el desempleo por culpa de la pandemia del coronavirus.

Según el Dane, la tasa general de participación de Colombia en 2020 fue del 61,7 % y la tasa de ocupación se ubicó en el 53,4 %. En 2019, estos indicadores habían sido del 63,6 % y del 57,5 %, respectivamente.

Neiva terminó el 2020 como la ciudad del país con el mayor desempleo, al registrar una tasa promedio del 26,1 % entre enero y diciembre del año pasado.

En segundo lugar se encuentra Ibagué, con un desempleo del 25,6 %, seguida por Cúcuta con el 23,7 %, Florencia con el 23,5 %, Popayán con el 23 % y Armenia con el 22,7 %.