coronavirus

Hogares colombianos perdieron $33,8 billones en primer año de la pandemia de covid-19

Marzo de 2021 fue el único mes en el que los hogares colombianos aumentaron sus ingresos.


La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) publicó un documento en el cual revela que los ingresos de los hogares colombianos bajaron $33,8 billones en el primer año de la pandemia del coronavirus. De acuerdo con el reporte, desde la llegada de la covid-19 a Colombia, en marzo del 2020, los hogares colombianos vieron disminuidos sus ingresos laborales durante 11 meses consecutivos.

En marzo del año pasado, los hogares perdieron $1,6 billones de ingresos, la cifra aumentó en abril cuando la pérdida fue de $5,7 billones (mes con las pérdidas más pronunciadas). Las caídas en los ingresos siguieron siendo duras durante mayo, junio y julio, meses en los que superaron los $4 billones.

Los datos de Anif revelan que las caídas más pronunciadas de los ingresos de los hogares Colombianos en 2020 se dieron en los meses en los que las medidas de aislamiento y las cuarentenas estrictas fueron más severas.

La disminución de los ingresos de los hogares colombianos fue mermando a medida de que se implementaban medidas de reactivación económica y aperturas graduales, hasta el punto que en marzo de 2021 los ingresos aumentaron en $300.000 millones.

“Por primera vez desde que comenzó la emergencia se presentó un leve aumento en los ingresos laborales de $0,3 billones. Esta tendencia de recuperación debe mantenerse, recordemos que, entre marzo de 2020 y febrero de 2021, el ingreso laboral que los hogares dejaron de percibir ascendió a $34,1 billones, equivalentes a 3,3 % del PIB, aproximadamente”, dijo Anif.

Pérdida de ingresos
Pérdida de ingresos - Foto: Anif

La pérdida de los ingresos de los hogares colombianos también estuvo relacionada con el incremento del desempleo, el cual en abril también vio su peor mes en mucho tiempo al superar el 20 %. “Hay que decir que vemos con agrado la flexibilización de las medidas restrictivas que han anunciado distintos mandatarios locales del país”, agregó Anif, recordando que las restricciones a la movilidad y al comercio dificultan la recuperación económica.

Ahora bien, teniendo en cuenta que las restricciones a la movilidad y las cuarentenas cada vez son menos estrictas y se han venido flexibilizando, la preocupación ahora de los expertos es los efectos negativos que tenga en ingresos y empleo las manifestaciones del paro nacional.

“Las manifestaciones que hemos visto desde finales de abril hasta el día de hoy en todo el territorio nacional, sumado a los bloqueos de vías principales en las ciudades y rutas comerciales, son un factor adicional a tener en cuenta. Es importante encontrar un consenso que nos permita retomar los niveles de empleo, formalidad y generación de ingresos previos a la pandemia”, dijo Anif.

La entidad hizo un llamado para que se lleguen a acuerdos que permitan el desempeño laboral y comercial en total normalidad. “Hacemos un llamado para concentrar los esfuerzos de diálogo en despejar las vías de comercio y permitir que puedan retomarse las actividades laborales en el país. La economía ya no aguanta más y las repercusiones son cada vez más duras”, dijo Anif.

Propuestas para la reforma tributaria

Días atrás, Anif publicó un documento con algunas recomendaciones para que el Gobierno incluya en la próxima reforma tributaria que ya está construyendo. Una de las principales propuestas de Anif es la de implementar un impuesto del 10 % a las pensiones de más de $6 millones al mes.

“La propuesta que realizamos desde Anif contempla la implementación de una tarifa plana de 10 % a las pensiones con una mesada mayor a $6 millones, es decir al 10 % de los pensionados de más altos ingresos. Ese cambio logra que se pase de un sistema pensional exento-exento a uno exento-gravado, en tanto el cobro del impuesto se realizaría una vez el individuo se encuentra disfrutando de la pensión”, dijo Anif.

De otro lado, Anif recoge la iniciativa que ya había incluido Hacienda en la antigua reforma de limitar las deducciones del impuesto de renta hasta el 25 % para las personas de más altos ingresos.

El total de las propuestas de Anif contempla un recaudo estimado al año de 1,38 % del PIB (poco más de $13 billones), que es un valor cercano al objetivo del Ministerio de Hacienda de $14 billones de ingresos con la reforma.

Para Anif, es fundamental que el país pueda aumentar sus ingresos con el fin de poder seguir financiando los programas sociales que implementó el Gobierno desde el inicio de la pandemia, como el Ingreso Solidario y la compensación del IVA.