macroeconomía

Preocupante: el 77 % de los colombianos tienen sentimientos negativos por aumento en el costo de vida

El aumento en el costo de vida tiene inquietos a los colombianos. Aunque son optimistas con las finanzas de sus hogares, creen que la perspectiva económica del país es desfavorable. Estudio de Kantar Insights.


Aunque Colombia será uno de los países que tendrá un mayor crecimiento en el año en el planeta, que podría superar el 6 %, y factores como el empleo se han venido recuperando para ubicarse en niveles anteriores a la pandemia, una gran preocupación ronda a los colombianos: la alta inflación.

Según un estudio de Kantar Insights, que recoge impresiones sobre cómo se siente la gente en general y qué le preocupa, en Colombia la problemática del incremento en el costo de vida se encuentra por encima del total global.

Especialmente, está impactando en el ahorro para acontecimientos de la vida futura, la educación de los niños y los planes de trasteo y/o cambios de ciudad o país. 87 % de las personas en Colombia se han visto afectadas en alguno de sus planes de vida a largo plazo, y 58 % piensa ahorrar para los grandes acontecimientos de la vida futura.

“Identificamos que en Colombia las personas prevén un aumento de la inflación y se sienten preocupadas, 77 % tiene un sentimiento negativo porque prevén una mayor alza del costo de vida”, afirmó Leticia Navarro, managing director de Kantar Insights.

De hecho, ya distintos análisis han encontrado en el incremento en los precios una de las mayores fuentes de inquietud de los ciudadanos. La encuesta What Worries the World, realizada por Ipsos, señaló hace unos días que la inflación es el tema que más preocupa a las personas en todo el planeta.

En promedio, casi uno de cada cuatro encuestados aseguró que la inflación es un inconveniente importante que enfrenta cada país.

En la actualidad, la economía mundial experimenta una inflación sin precedentes, impulsada por cadenas logísticas que no están funcionando, limitaciones en la producción por cuenta de países como China, que paralizan ciudades para enfrentar nuevos brotes de covid, y ahora el impacto de la invasión rusa a Ucrania.

Todos estos factores han disparado la inflación, tanto para los consumidores como para los productores. La inflación interanual en la Ocde medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó al 9,6 % en mayo de 2022, en comparación con el 9,2 % en abril de 2022, impulsada en gran medida por los precios de los alimentos y la energía.

Esto representa el mayor aumento de precios desde agosto de 1988. Diez países de la organización tuvieron una inflación de dos dígitos, con las tasas más altas registradas en Turquía, Estonia y Lituania.

La inflación en Colombia en junio alcanzó 9,67 % anual, muy por encima de 3,63 % reportada en el mismo periodo del año anterior.

La inflación es un tema global que tiene en alerta a todos los países y a los bancos centrales, aumentando el valor de las tasas de referencia para poder atajarla. La Reserva Federal de los Estados Unidos inició hace unos meses la senda de incremento y en Colombia, de hecho, la semana pasada el Banco de la República hizo el mayor aumento en la historia reciente al pasar de 6 % a 7,5 %.

La inflación es el impuesto más fuerte para las familias pobres y vulnerables. Tanto que mientras en promedio en junio fue de 9,67 % anual, para los más pobres fue de 11,14 %, es decir, ya absorbió el aumento del salario mínimo que fue de un poco más de 10 % para este año.

“Identificamos que Colombia es considerado un país con mentalidad positiva incluso por encima del dato global, de hecho, 86 % de los colombianos tienen sentimientos positivos en el día a día. Sin embargo, los problemas sociales (45 %), el cambio climático (37 %), y la inflación (7 %) son temas que los colombianos creen prioritarios para resolver”, afirmó Navarro, de Kantar Insights.

Pero hay diferencias entre lo que piensan los encuestados para cada uno de sus hogares y lo que ven en el país: según la encuesta, 2 de cada 3 colombianos dice estar satisfecho con su situación económica. Sin embargo, 3 de cada 4 considera que las perspectivas económicas de su país son desfavorables, ubicándose por encima del promedio global.

Mientras 64 % de los colombianos son positivos con la situación económica de su hogar, apenas 26 %, es decir, cerca de uno de cada 4 colombianos, lo es de la situación económica del país.

Ante el aumento de precios, los colombianos están inclinados a realizar recortes en sus gastos generales por encima del promedio global y es la acción principal que ya han realizado. “Encontramos que, ante los planes de hacer cambios como consecuencia de la subida de los precios, el 51 % de las personas en el país piensan hacer recortes en los gastos generales, 36 % cancelar y/o dejar de hacer algunas cosas, y 33 % cambiar algunos comportamientos, ejemplo: conducir menos”, aseguró Navarro.

Así mismo, y según el análisis de Kantar, en los cambios ya realizados como consecuencia de la subida de los precios, hacer recortes en los gastos generales se posiciona de primero con el 52 % entre los colombianos, 36% piensa cancelar y/o dejar de hacer algunas cosas, y 29 % ha disminuido el consumo de algunas marcas o productos que solía comprar.

Tanto en Colombia como a nivel global, las personas están considerando disminuir gastos, principalmente en aspectos de lujo, sociales o entretenimiento. En particular: 66 % piensa recortar en artículos de lujo, 56 % en entretenimiento y 52 % en actividades sociales.

Las otras preocupaciones

De acuerdo con el análisis, los principales trastornos estructurales son la guerra, la emergencia económica y la inminente crisis climática. Estas preocupaciones se suman a otras de índole social como la pobreza, la desigualdad, la delincuencia y la forma en que somos gobernados.

Para el colombiano hay tres temas que le generan mayor preocupación: la guerra, con un 60 %; el cambio climático, con un 40 %, siendo este punto para destacar, ya que está por encima del dato global con una preocupación del 25 %, y la situación económica local con un 35 %.

Después de México, Colombia es el segundo país con mayor preocupación por resolver el cambio climático; 40 % de los colombianos están preocupados por cuestiones relacionadas con el clima y el medio ambiente, y 37 % lo considera como un problema por resolver. En ambos aspectos, el país se encuentra por encima del total global.

De acuerdo con Kantar Insights, en Colombia, el nivel de eco-ansiedad es notablemente superior al total global. Siendo el tercer problema que genera mayor preocupación en el país y el segundo considerado un problema por resolver; 75% de los colombianos experimenta eco-ansiedad.

“Las soluciones más efectivas, según los colombianos para combatir el cambio climático, son fomentar el reciclaje y menor uso de plásticos (32 %), plantar más árboles (30 %) e invertir en más fuentes de energías renovables (26 %). Aspectos como ofrecer un comercio justo de productos y materiales no se consideran relevantes para combatir el cambio climático”, comentó Navarro.