salud

¿Por qué la OCDE recomienda con urgencia invertir en salud mental?

Según el informe del organismo, los costos económicos asociados con los trastornos mentales representan más del 4,2 % del PIB de los países miembro.


“Las inversiones y la calidad de los cuidados” en salud mental deben incrementarse “con urgencia”, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un informe publicado este martes. El documento destaca la importancia de los costos sociales y económicos asociados con los trastornos mentales y el fuerte aumento de los problemas de salud mental producidos por la pandemia de la covid-19.

“Los países deben brindar un apoyo adecuado a los afectados y aumentar urgentemente la inversión y la calidad de la atención para reducir los altos costos sociales y económicos asociados con los problemas de salud mental”, afirmó un comunicado del organismo en el que se agrega que “los servicios psiquiátricos fueron desatendidos durante mucho tiempo, no han sido suficientemente financiados y las necesidades de atención insatisfechas siguen siendo altas en los países miembro”.

Antes de la crisis de salud se estimaba que una de cada dos personas ya había padecido trastornos mentales durante su vida, y que una de cada cinco estaba afectada de modo permanente.

La “pandemia de la covid-19 provocó un fuerte aumento de los problemas de salud mental, especialmente entre los jóvenes, los desempleados y las personas en situaciones financieras precarias”, según la organización.

Según el informe, los costos económicos asociados con los trastornos mentales representan más del 4,2 % del producto interno bruto (PIB) de los países de la OCDE. Algunos de esos costos tienen que ver directamente con el tratamiento, pero más de un tercio están relacionados con tasas de empleo más bajas y pérdida de productividad.

Sin embargo, estos costos se pueden evitar, al menos en parte, mejorando la prevención y la atención, y permitiendo un mejor acceso a la educación y el empleo, afirma el trabajo. Según el informe, el 67 % de las personas que deseaban beneficiarse de la atención de salud mental dijeron que tenían dificultades para obtenerla.

Once países de la OCDE tienen solo un psicólogo o menos por cada 10.000 habitantes”, señalan los autores del informe.

¿Quiénes estarán en riesgo de padecer enfermedades mentales después de la pandemia?

Una nueva investigación del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia (IoPPN) del King’s College de Londres ha sugerido que los responsables políticos deberían utilizar los datos de salud mental de las secuelas del Blitz (bombardeos en el Reino Unido por parte de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial) como medio para establecer quiénes corren mayor riesgo de padecer una mala salud mental tras la propagación de la covid-19.

La investigación, publicada en la revista Lancet Psychiatry, sugiere que, aunque ha habido ejemplos de resistencia mental ante una pandemia, las personas procedentes de zonas con carencias socioeconómicas, que han perdido a miembros de su familia o que trabajan en profesiones de alto riesgo corren un mayor riesgo de padecer trastornos mentales como depresión, ansiedad y trastorno por estrés postraumático (TEPT). “La identificación de estos factores de riesgo nos permite prestar un apoyo más específico a quienes más lo necesitan”, señalan los autores.

Tras las incursiones alemanas sobre Gran Bretaña en la década de 1940, la propaganda gubernamental promovió a Londres como un símbolo de resistencia mental que más tarde se conoció como “espíritu del Blitz”.

El profesor Edgar Jones, del IoPPN, explica que “el ‘espíritu del Blitz’ se ha convertido en una palabra clave para una nación que se enfrentó a los bombardeos nocturnos y salió con su determinación y moral intactas. La realidad es que en las zonas más afectadas del Reino Unido se produjo un aumento significativo de lo que hoy reconoceríamos como síntomas de TEPT y otras enfermedades mentales comunes”.

Al estudiar los datos disponibles, el profesor Jones pudo identificar factores de riesgo cruciales que surgieron durante la Segunda Guerra Mundial, y dice que deberíamos estar atentos a advertencias similares en esta ocasión, refiriéndose a la pandemia ocasionada por el coronavirus.

*Con información de la AFP y Europa Press.