macroeconomía

Sector de servicios se suma a la caída de la producción en EE. UU.

Estos resultados caen por segundo mes consecutivo y avivan el fantasma de la inflación.


El crecimiento de la actividad en el sector servicios volvió a desacelerarse en junio en Estados Unidos, por tercer mes consecutivo, aunque menos de lo esperado, según el índice ISM publicado el miércoles, que también muestra una contracción del empleo en el rubro.

El índice cayó a 55,3 %, o sea 0,6 puntos porcentuales por debajo del registro de mayo. Esta cifra, que indica crecimiento al ubicarse por encima de 50 %, es asimismo mejor a lo esperado por los analistas que esperaban ver el índice en 54,2 %.

La actividad en los servicios, principal sector de la economía estadounidense, registra una merma en la demanda, según la encuesta ISM. Algunos componentes del índice, como el que mide el empleo, cayó por debajo de 50 % (a 47,4 %), lo cual indica una contracción de las contrataciones.

“El crecimiento continúa, pero más lentamente para el sector servicios”, resumió el director de la encuesta, Anthony Nieves, en un comunicado.

Estos resultados avivan el fantasma de la recesión en los Estados Unidos, donde la inflación sigue absorbiendo el poder adquisitivo de sus ciudadanos y mermando el crecimiento de las empresas; lo que sin duda agita aún más los ya convulsionados mercados internacionales.

Las bolsas europeas, el euro y los precios del petróleo cayeron con fuerza este martes debido a crecientes temores a una recesión de las grandes economías en un contexto de incontrolada inflación, pero Wall Street, que comenzó el día en rojo logró resistir y se mantuvo a flote.

Los precios del petróleo se derrumbaron: el WTI cerró por debajo de la cota simbólica de 100 dólares por primera vez en dos meses, con caída de 8,23 % a 99,50 dólares, un mínimo desde el 11 de mayo en Nueva York. En tanto, el crudo Brent para entrega en septiembre cayó 9,45 % a 102,77 dólares el barril en Londres.

La bolsa de París cayó 2,68 %, Fráncfort perdió 2,91 % y Milán 2,99 %, con lo que estas tres plazas se encuentran en mínimos desde la primavera boreal de 2021. Londres cedió 2,86 % y Madrid 2,48 %

Los temores por la salud de la economía mundial son evidentes y esa es la razón por la que caen las bolsas, el petróleo y los metales industriales”, comentó el analista David Madden, de Equiti Capital.

La bolsa de Nueva York, en cambio, resistió gracias a que las tecnológicas repuntaron con fuerza, en un mercado que ve menores chances de fuertes aumentos de tasas de interés dado el panorama de debilidad económica. Un escenario de tasas altas perjudica la perspectiva de ganancias futuras de las tecnológicas.

El Dow Jones perdió 0,42 % a 30.967,82 puntos, el tecnológico Nasdaq 1,75 % a 11.322,24 unidades, y el S&P 500 ganó 0,16 % a 3.831,39 puntos.

La caída de las tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, que pasaron a 2,83% desde 2,88% el viernes, son vistas como anticipo de una política monetaria menos radical de lo previsto por parte de la Reserva Federal.

Condiciones de crédito menos duras en los próximos años son esenciales para los valores de crecimiento como las tecnológicas, que deben financiarse a gran escala para impulsar su crecimiento. Los temores a una recesión mundial predominan igualmente en los mercados de los metales industriales, especialmente el cobre.

Muy utilizado en la industria, en especial para la confección de circuitos eléctricos el cobre suele reflejar la situación de la economía mundial, de ahí su apodo de Dr Copper (doctor Cobre).

Por primera vez en 17 meses el cobre se intercambió por debajo de los 8.000 dólares la tonelada, una caída de 21 % desde inicios de año. El martes llegó a tocar los 7.627,00 dólares por tonelada.

Con información de AFP.