educación

Cumbre Líderes por la Educación: ¿Cómo tener más estudiantes como Greta Thunberg?

Mercedes Mateo, especialista líder en educación de la División de Educación del BID, habló en la Cumbre Líderes por la Educación sobre la necesidad de formar el carácter de los estudiantes, algo que las escuelas no están haciendo.


No hay nada que hacer, el futuro ya está aquí. Esa fue la premisa con la que inició Mercedes Mateo, especialista líder en educación de la División de Educación del BID, su conferencia en la Cumbre Líderes por la Educación. Y para enfrentar ese futuro que ha llegado con enormes desafíos como el cambio climático, flujos migratorios, envejecimiento de la sociedad, revolución tecnológica y sistematización, Mateo nombró lo que debe hacer el sistema educativo para formar una nueva generación de jóvenes exitosos. 

El desarrollo de las habilidades blandas, la formación por competencias y la formación del carácter de los estudiantes con la misma importancia con la que se enseñan las asignaturas tradicionales son algunas de sus recomendaciones. “¿Por qué Greta Thunberg con autismo y síndrome de asperger ha logrado movilizar a los jóvenes alrededor del mundo? Es sencillo, porque desde la escuela le enseñan a enfrentar el fracaso, aprenden a desarrollar habilidades socioemocionales y cognitivas. Pero resulta que en muchos países aún seguimos formando jóvenes con un sistema que fue creado para mantener el orden y generar lealtad”, dijo. 

Mateo también asegura que la formación en habilidades blandas va más allá. En su ponencia contó que en un estudio de Pisa se evidenció que los niños y jóvenes que tienen problemas socioeconómicos para ir a sus instituciones, no desertan si tienen una arquitectura mental bien formada. “La pasión y la perseverancia son fundamentales para poder cumplir con los objetivos”, agregó.

Le puede interesar: Educación preescolar, prioridad para construir el futuro

Esta nueva forma de educación también impacta en el mercado laboral, asegura Mateo. Pues, los títulos y las hojas de vida ya no son necesarios cuando las empresas miden a sus aspirantes por sus capacidades de trabajar en equipo, sus valores y sus habilidades socioemocionales. “Según un informe de Manpower Group, 50% de las empresas en América Latina no encuentra la mano de obra con las habilidades que necesita. Esta región no solo es la más desigual del mundo en términos económicos, sino también donde la brecha de talento es más grande. Por eso, hay un desafío importante para que los sistemas educativos se reajusten”.