educación

¿Cuántas personas se matriculan para estudiar ingeniería en Colombia?

Según el Servicio Público de Empleo, hay más de 62 mil vacantes para ingenieros informáticos y en el país hay un déficit de 80 mil ingenieros, hechos que deberían hacer este campo atractivo para los estudiantes. Sin embargo, las cifras indican que los jóvenes prefieren otras áreas de estudio.


Colombia tiene un déficit de más de 80 mil ingenieros informáticos, menos del 30 % de las cerca de un millón de micro, pequeñas y medianas empresas que hay en el país manejan eficientemente las Tecnologías de Información (TI) y, pese a la necesidad que tiene el sector productivo de contar con este tipo profesionales, actualmente solo se están formando 1 de los 11 ingenieros informáticos que necesita la nación para suplir la demanda de la pospandemia, en términos de gestión y manejo de información.

Así lo advierte un reciente análisis de la Fundación Universitaria Salesiana que estudió y cruzó cifras del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (Snies), del Observatorio Laboral para la Educación (OLE), del Servicio Público de Empleo (SPE), del Ministerio de las TIC y de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas – Acis.

Según el análisis, el uso de las TI en las organizaciones y la analítica de datos, entre otras herramientas; sumado a la importancia de gestionar los datos para tomar mejores decisiones y el desarrollo de la informática para crear aplicativos que les permita a las empresas manejar altos flujos de información en sus diferentes procesos, se convertirán en las principales necesidades que deberá cubrir el mercado laboral en los tiempos de poscoronavirus.

De hecho, hoy en Colombia, de acuerdo con el SPE, hay más de 62 mil oportunidades de trabajo vigentes para ingenieros informáticos con altas competencias para desarrollar software, validar códigos y crear y diseñar sistemas informáticos, pero lamentablemente la mayoría de estas vacantes no se pueden cubrir, ya que no hay suficientes profesionales con este tipo de competencias y que respondan a estos perfiles ocupacionales.

Realidad que se evidencia también en las Instituciones de Educación Superior en las que, según indicadores recientes del Snies, solo están ofertando 16 programas académicos de Ingeniería Informática, eso sin contar los pocos profesionales que hay en esta carrera, los cuales, de acuerdo al OLE, en 2018 sólo llegaban a 5.435 graduados, 74.565 menos (7 %) de los que necesita el país.

“Las cifras no mienten”, así lo menciona Joaquín Oramas, decano de ingenierías de la Fundación Universitaria Salesiana, quien señala que la relación del total de graduados en Ingeniería Informática a nivel nacional (5.435) frente al total de ingenieros egresados del Núcleo Básico de Conocimiento (NBC) en Sistemas, Tecnología y Telemática (104.851), es de 5.18%. “Déficit que se amplía más en Bogotá, llegando a un 0.35%”, explica.

Precisamente, agrega Oramas, “cubrir esta necesidad de nuevos talentos, expertos en TI, es lo que le permitirá al país responder a las necesidades que impone la nueva normalidad en términos de competencias laborales, en la que las organizaciones, especialmente las MIPYMES, necesitarán generar ventajas competitivas mediante la mejora y optimización de sus procesos productivos y de gestión, así como en sus productos y servicios”.

Ingenieros informáticos, claves en el post-covid

Analistas de la Acis confirman que los profesionales expertos en informática en la nueva normalidad serán cada día más estratégicos para las empresas debido al crecimiento del 30% en la demanda de procesos, que implican el liderazgo y operación de estrategias tecnológicas, arquitectura de soluciones e innovación con base en desarrollos de sistemas que trabajen en la nube, para realizar tareas a través de analítica de datos y diseñar sistemas personalizados, entre otros.

Esto, sin contar que la covid–19 llevo a todas las organizaciones a migrar sus procesos hacía entornos más digitales, dándole una mayor importancia a lo que hoy se conoce como la Revolución 4.0 que, amerita tener un recurso humano cada día más calificado.

En otras palabras, actualmente las tecnologías disruptivas, los ecosistemas digitales y la interoperabilidad de las plataformas están redefiniendo las estrategias de los negocios y es en este campo donde los ingenieros informáticos y de sistemas son necesarios para visualizar y acompañar la lectura operacional y ejecutiva de las empresas para hacerlas distintas y más competitivas.

Sin embargo, la realidad evidencia que la demanda de carreras profesionales parece ir en contravía con las necesidades de nuevos talentos que tiene el país, pues hoy son más los jóvenes que están estudiando carreras humanistas, como Derecho o Psicología, entre otras, que ciencias duras o exactas como ingenierías.

El Snies confirma que, de cada 10 universitarios, solo 3 estudian algún tipo de ingeniería, y de estos solo 1 cuenta con competencias y habilidades relacionadas con analítica de datos, machine learning, programación y código que son los conocimientos clave que hoy demandan las empresas.