educación

Debate: ¿Por qué los maestros de Fecode no quieren regresar a clases y hablan de estigmatización?

Los miembros del gremio insistieron en que los sectores se han “ensañado” con los docentes e incluso algunos son “atacados” por militantes de algunos partidos políticos.


La información que circuló de los ministerios de Educación y Salud en la que le piden a las autoridades locales y a los rectores de instituciones educativas que retomen las clases presenciales generó una fuerte discusión sobre todo desde el gremio de Fecode, que asegura que los miembros del mismo han sido “estigmatizados” y “atacados”.

Esto luego de que Fecode dijera que las condiciones para el regreso a la presencialidad, en la mayoría de colegios públicos, aún no son óptimas.

Hoy se ensañan con Fecode, estigmatizando al magisterio. Ojalá con la misma vehemencia algunos personajes de centro, nos acompañaran a exigirle a este gobierno condiciones de dignidad y garantías de bioseguridad. El retorno no se hace con presiones y discursos”, aseguró Carlos Rivas, expresidente del gremio educativo. En ese sentido, añadió que, “se requiere inversión y voluntad política real”.

En respuesta, en su cuenta de Twitter, el senador del Partido Liberal, Horacio José Serpa, hijo del fallecido excongresista Horacio Serpa, se despachó contra Fecode y lo acusó de ser partícipe de que los niños no puedan volver a las clases presenciales.

“Increíble, Fecode en contra del regreso de nuestro niños a la presencialidad, agudizando los efectos emocionales y psicológicos en ellos y impidiéndoles su desarrollo el cual se reflejará en un retraso lamentable en términos de habilidades y competencias”, trinó Serpa.

Asimismo, añadió que respalda la propuesta que recién sacó el Gobierno: “Estoy de acuerdo con que debería haber regreso a clases presencial. Nuestros niños sin recursos no tienen la posibilidad de estudiar vía virtual. ¡Ojo! También se requieren elementos de bioseguridad, y priorizar la vacunación de docentes mayores de 50 años como en otros países”, aseguró.

Finalmente, sostuvo que, “hay que avanzar en priorizar inversión en colegios con infraestructura deficiente para mejorar presencialidad, revisar protocolos de bioseguridad e insistir en vacunación de maestros. Gobierno y Fecode, no insistir en el problema, avancemos en la solución por el futuro de niños”.

Sin embargo, desde el gremio, los directivos le respondieron y dijeron que, “como maestros, no estamos en desacuerdo con el retorno a aulas. Sí esperamos empatía, porque el Congreso debería citar a debate al Ministerio de Educación sobre cómo se están inviertiendo los recursos y qué está haciendo para garantizar las condiciones en colegios públicos”.

No obstante, también aseguraron que “elevamos un mensaje para que se garantizaran condiciones en los colegios públicos para las clases presenciales y el partido de gobierno, en vez de un compromiso con las comunidades, responde con un ataque a los docentes. Esperamos que no se traduzca en amenazas ni asesinatos”.

Por su parte, Nelson Alarcón, integrante del gremio, insistió en que los docentes han sido “víctimas” de “persecución” y “estigmatización” por parte del Centro Democrático. “Durante los últimos días se ha acentuado mucho más los ataques por parte del partido mayoritario de Gobierno, el Centro Democrático, sus amigos y algunos sectores del empresariado del sector privado de la educación, a lo cual nosotros no somos los culpables de que hoy estén cerradas las escuelas, es culpa del Gobierno nacional que no ha invertido los recursos suficientes para adecuar cada una de las instituciones”, dijo Alarcón.

Fue tanta la discordia que generaron los mensajes de Fecode que los diferentes sectores políticos comenzaron también una puja en las redes sociales alrededor de la educación presencial.

Algunos han insistido en la necesidad de retomar las clases por la salud y el desarrollo de niños y jóvenes en el país; mientras que otros, alineados al pensamiento del gremio educador, aseguran que los colegios del país no están en condiciones.

La senadora Sandra Ramírez (Griselda Lobo), del Partido de los Comunes, recogió algunas de las fotos que ha compartido Fecode para reiterar que en el país hay escuelas y colegios que no tienen la infraestructura necesaria para cumplir los protocolos de bioseguridad.

Pero el revuelo de este tema no se quedó solo en las figuras del Congreso de la República. Otras personalidades políticas, algunos en posición de concejales de Bogotá, exalcaldes y hasta sectores académicos, se sumaron a la conversación. “Los trabajadores de la salud, los q producían y vendían comida, los vinculados al transporte público, siempre trabajaron. Pero la mayoría de los maestros vinculados a FECODE siguen sin hacerlo. Parece no preocuparles el gravísimo impacto en los niños, especialmente los más pobres”, dijo el exmandatario.

Frente a un mensaje del exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, el sindicato de educadores respondió que si alguien quería pruebas de que la educación estaba siendo vista con intereses políticos, debía fijarse en sus declaraciones, pues para Fecode “este señor se concentró en favorecer las concesiones durante su administración. Si hubiese hecho una mejor gestión en los colegios públicos muy seguramente muchos más tendrían condiciones”.