educación

Unicef pide de manera “urgente” priorizar reapertura de colegios en Latinoamérica

El organismo hizo un llamado de atención, pues el 60 % de niños sin clases presenciales viven en la región.


El 60 % de los niños y niñas que perdieron clases por la pandemia de coronavirus en 2020 vive en América Latina y el Caribe, por lo que la Unicef pidió de manera urgente priorizar la reapertura de colegios en la región.

Latinoamérica es, “por mucho, la más afectada por el cierre de escuelas en todo el mundo”, comentó Jean Gough, directora regional para América Latina y el Caribe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En un comunicado emitido desde su sede en Panamá, Unicef dijo que en promedio las escuelas en América Latina y el Caribe permanecieron completamente cerradas durante 158 días desde marzo de 2020 hasta febrero de 2021, por encima de la estimación global de 95 días.

“Aquí los niños, niñas y adolescentes han estado fuera del aula más tiempo que cualquier otro niño, niña o adolescente en el mundo”, comentó Gough. “En América Latina y el Caribe la pérdida será más desastrosa y de mayor alcance que en cualquier otra región”, agregó.

Casi todas las escuelas del mundo suspendieron las clases presenciales en 2020 como medida de prevención ante el coronavirus. La mayoría optó por un sistema de clases virtuales o de teleclases.

Tres colegios públicos de la capital santandereana inician bajo este modelo el próximo lunes, primero de marzo.
Varias ONG han dicho que "los cierres prolongados y repetidos de centros educativos deben ser el último recurso y su reapertura una prioridad". - Foto: Alternancia educativa en Bucaramanga

“A medida que comienza el nuevo año escolar en la mayor parte de la región, varios países han comenzado a reabrir progresivamente sus escuelas. Sin embargo, todavía hay varios países de América Latina y el Caribe donde las aulas permanecen cerradas”, denunció Unicef.

“Para ellos, es urgente priorizar la reapertura de las escuelas y tomar todas las medidas para que sea lo más seguro posible”, consideró.

De acuerdo con Unicef, el cierre de escuelas tiene consecuencias devastadoras para el aprendizaje y el bienestar de los infantes.

Los más vulnerables y los que no pueden acceder al aprendizaje a distancia corren un riesgo mayor de no regresar nunca al aula, e incluso de verse obligados a contraer matrimonio temprano o al trabajo infantil”, lamentó este organismo de Naciones Unidas.

“En muchas partes del mundo, las escuelas son las primeras en reabrir y las últimas en cerrar. Pero en América Latina y el Caribe, las escuelas suelen ser las últimas en abrir y las primeras en cerrar”, dijo Gough.

“Impacto irreversible” en los niños

Los niños de todo el mundo han perdido más de un tercio del curso escolar debido a la pandemia, alertó el martes la ONG Save the Children, pidiendo una acción urgente para evitar “un impacto irreversible” en sus vidas.

Casi un año después de la declaración oficial de la pandemia mundial, cientos de millones de niños siguen sin ir a la escuela”, alertó la directora general de Save the Children, Inger Ashing, en un comunicado en el que pidió que su regreso a las aulas sea una prioridad.

En el pico de la pandemia, el 91% de los niños del mundo estaban sin escolarizar. De media en el mundo, un niño ha perdido 74 días de escuela, más de un tercio de los 190 días de un curso escolar estándar.

El cierre de escuelas ha aumentado las diferencias entre países ricos y pobres, pero también dentro de los países, entre familias acomodadas y sin recursos, urbanas y rurales, niños refugiados y no refugiados, niños discapacitados y no discapacitados, señala la ONG.

Alternancia, distanciamiento y nueva infraestructura, los componentes que predominan en los colegios este 2021.
Casi un año después de la declaración oficial de la pandemia mundial, cientos de millones de niños siguen sin ir a la escuela. - Foto: iStock

Así por ejemplo, en Estados Unidos, al principio de la pandemia de covid-19, más de 15 millones de alumnos, desde el jardín de infancia hasta la secundaria, no tenían suficiente conexión a internet para seguir la educación a distancia.

Los niños que viven en América Latina, el Caribe y el sur de Asia pierden casi tres veces más días de clase que los niños de Europa occidental, con 110 días sin educación frente a 38 para los europeos, señala la organización, que analizó datos de 194 países.

Además de perder días de aprendizaje, los menores no escolarizados corren un mayor riesgo de sufrir trabajo infantil, matrimonio infantil y otras formas de abuso, alerta Save the Children.

A tres meses de la cumbre del G7, que se celebrará en junio en el Reino Unido, esta ONG aboga por que “los líderes mundiales den prioridad a que los niños vuelvan a la escuela de la forma más segura posible, especialmente las niñas”.

También pide a los gobiernos y donantes que ayuden a la Asociación Mundial para la Educación a alcanzar su objetivo de recaudar 5.000 millones de dólares para 2025.

Necesitamos un plan de recuperación sustancial para reabrir las escuelas en condiciones de seguridad, centrándonos en los más desfavorecidos”, reaccionó la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, en un comunicado.

En su opinión, “los cierres prolongados y repetidos de centros educativos (...) deben ser el último recurso y su reapertura una prioridad”.

Con información de AFP.

Noticias relacionadas