Venezuela inició la vacunación de docentes
Una profesora venezolana recibe la dosis contra la covid-19, desarrolada por la empresa china Sinopharm. - Foto: AFP

educación

Venezuela ya inició la vacunación de profesores: ¿cómo va Colombia?

El gobierno de Nicolás Maduro tiene previsto que unos 100.000 maestros sean inmunizados con la vacuna del laboratorio chino, Sinopharm, para así poder reabrir totalmente los colegios.

Venezuela comenzó esta semana a vacunar contra la covid-19 a los maestros, hecho que el presidente Nicolás Maduro ha calificado como de vital importancia para que los estudiantes de colegio puedan volver a clases presenciales en abril próximo.

El gobierno venezolano tiene previsto que unos 100.000 maestros sean inmunizados con la vacuna del laboratorio chino Sinopharm en este país de 30 millones de habitantes, de acuerdo con el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

“Si estamos todos vacunados, sí podemos regresar (...). Hay como más confianza para el maestro para regresar a clases y estar con nuestros muchachos”, dijo a la AFP Beberly Barrera, de 38 años, coordinadora de los planteles educativos públicos en una de las parroquias de Caracas, luego de ser vacunada.

El presidente Nicolás Maduro dijo el fin de semana que las clases presenciales, suspendidas en marzo pasado, deben reanudarse en abril, aunque no precisó detalles sobre protocolos o la metodología en la que se hará ese retorno.

Venezuela puso en marcha su plan de inoculación contra el covid-19 el pasado 18 de febrero tras recibir un primer lote de la vacuna rusa Sputnik V, que se destinó a trabajadores del sector salud, así como las autoridades.

Venezuela inició la vacunación de docentes
Venezuelan teachers wait in line to receive a dose of the COVID-19 vaccine developed by China's Sinopharm at a vaccination center in the Miguel Antonio Caro high school in Catia, Venezuela, on March 8, 2021. - A batch of 500,000 doses of COVID-19 vaccines from the Chinese pharmaceutical company Sinopharm arrived in Venezuela on March 1, authorities announced. (Photo by Yuri CORTEZ / AFP) - Foto: AFP

Las clases presenciales están suspendidas desde marzo del año pasado. El gobierno de Nicolás Maduro ha impulsado un esquema de educación a distancia, obstaculizado por graves deficiencias en los servicios de electricidad e internet.

¿Y la vacunación de profesores en Colombia?

En Colombia, Fecode ha pedido mayor celeridad en el proceso de vacunación y que se les tenga en cuenta como grupo prioritario, dado que eso facilitaría la reapertura de escuelas y el retorno masivo de estudiantes a las aulas.

William Velandia, quien desde este año asumió la presidencia de Fecode, aseguró que son ellos quienes más deseos tienen de volver a las aulas, dado que la virtualidad les ha acarreado mayor sobrecarga laboral y en algunos casos menores ingresos.

“Hacemos la exigencia de que estemos en las primeras líneas de la vacunación, por la integridad de la población”, dijo Velandia, quien precisó que una proporción importante del gremio docente es población de riesgo por su rango de edad.

De acuerdo con el Ministerio de Educación, en Colombia hay 52.719 (16 %) docentes mayores de 60 años y casi 100.000 (30 %) mayores de 55 años.

Dentro de este total, Bogotá, como es de esperarse, tiene la mayor cantidad de profesores mayores a 60 años, con 4.655, lo que supone una participación del 13,4 % del total de la planta de profesores en el Distrito, lo que hace retador la reapertura en la capital del país.

Por esta razón, la Secretaría de Educación concertó con los docentes que por el momento los maestros que tengan ese rango de edad aún no participarán de clases presenciales.

El panorama es distinto dependiendo cada región. Por ejemplo, Quibdó, con 525 profesores mayores a esta edad, es la ciudad en donde esta población representa la mayor participación del total en el país, con 34,4 %. A la capital del Chocó le siguen Pasto con 31,9 % (815 docentes) y Neiva con % (898).

De acuerdo con el plan de vacunación, los docentes se vacunarían en etapas distintas. En la etapa dos se vacunarán aquellos docentes mayores de 60 años, mientras que en la tercera etapa se incluiría al resto de población docente.