Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/20/2010 12:00:00 AM

Otty Patiño Hormaza

Otty Patiño Hormaza Otty Patiño Hormaza
La historia del M-19 tiene sus nombres propios. Entre ellos está Otty Patiño, que en 1974 dejó sus estudios de Arquitectura en la Universidad del Valle para fundar ese movimiento. Aunque no hizo parte activa de los grandes golpes que dio el ‘Eme’, fue un hombre clave en la planificación de proyectos que hoy en día son célebres, como la toma a la embajada de República Dominicana en Bogotá y la coordinación publicitaria del robo de armas al Cantón Norte. Otty, quien nació en Buga en 1945, fue pieza importante en el proceso de paz del gobierno de Belisario Betancur y de la desmovilización que en 1990 terminó con este grupo inmerso en la política nacional. Tras la desmovilización, Patiño hizo parte de la Asamblea Nacional Constituyente, del comité editorial del noticiero AM/PM y fue cofundador del Observatorio para la Paz. Durante cuatro años escribió una columna para El Tiempo. En 2004 fue candidato a la Alcaldía de Buga, pero sin éxito. Dos años más tarde empezó a trabajar con la administración de Lucho Garzón en Bogotá como director del Observatorio de Cultura. Ha sido coautor de varios libros, entre los que se destacan Guerras inútiles, que habla sobre la violencia y la búsqueda de la paz, y ¿Valió la pena?, que recopila relatos sobre desmovilización. Hoy, Patiño sigue vinculado a la Alcaldía de Bogotá. “A veces me siento como un marciano en medio de la burocracia política, pero los resultados de un trabajo honesto son gratificantes”. Y frente a la democracia dice que si bien “la incertidumbre reina por estos días, ésta hace
parte de las buenas democracias”, sentencia.

EDICIÓN 1963

PORTADA

Cementerio del horror: el lugar donde estarían ocultos los falsos positivos que el país no conoce

Acaba de aparecer la que podría ser la primera fosa común masiva con más de 50 cuerpos de falsos positivos. SEMANA estuvo ahí y revela la escabrosa historia.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1963

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.