Home

Enfoque

Artículo

Monumento de la Pola en la plazuela de Las Aguas. - Foto: Carlos Vasquez.

homenaje

Sin actos patrióticos, este domingo vuelve a “celebrarse” el Día de la Mujer Colombiana

Pocos en el país conocen que cada 14 de noviembre se celebra el Día de las Mujeres Colombianas. La fecha fue instituida por el Congreso en 1967 cuando aprobó la Ley 44, que entró en vigencia inmediata gracias a la firma del entonces presidente Carlos Lleras Restrepo.

En aquel momento, la intención de los legisladores era sumarse a la conmemoración del 150 aniversario de la muerte de Policarpa Salavarrieta (nacida en Guaduas el 26 de enero de 1795), heroína de la independencia fusilada el 14 de noviembre de 1817 en Bogotá a manos de los españoles. “Muero por defender los derechos de mi patria”, gritó repetidamente antes de su fusilamiento.

Aunque fueron cerca de 150 las mujeres asesinadas bajo el yugo español, la Pola se convirtió en el símbolo del “talante, ahínco y perseverancia” de las mujeres colombianas, tal como lo estipuló el Congreso en la mencionada norma.

Cincuenta y cuatro años después de su expedición, el texto de la ley parece ser ‘letra muerta’, pues algunas de sus disposiciones, como la declaratoria de “día cívico” en todo el territorio, y los actos de conmemoración por parte del Gobierno nacional han quedado en el olvido.

Monumento de La Pola

El artículo tercero de la Ley 44 de 1967 ordenó levantar una estatua en honor a la memoria de Policarpa Salavarrieta, en un sitio importante de la capital de la República, para lo cual destinó la suma de 150.000 pesos de la época.

Como en 1910, en el centenario de la Independencia, se había instalado la escultura de la Pola en la plazoleta de Las Aguas (calle 18A con carrera 2), obra del artista chiquinquireño Dionisio Cortés, el dinero fue destinado a la restauración del monumento, por lo que en 1969 fue reemplazada por una figura de bronce, a cargo del peruano Gerardo Benítez Bolaños. En 2017, cuando se conmemoraron los 200 años del fusilamiento de heroína, la Universidad de los Andes asumió la administración del monumento.

Sobre mármol

En el Capitolio nacional se encuentra una placa de mármol en honor a la heroína colombiana. - Foto: ARCHIVO PARTICULAR

En noviembre de 1967, la ley ordenó la instalación de una placa de mármol en el edificio del Capitolio nacional y en el lugar donde fue consumado el sacrificio de la Pola, también para conmemorar el sesquicentenario de su muerte. Los gastos de las placas de mármol fueron sufragados por la división de presupuesto del Congreso colombiano.

Parque y Museo de la Pola en Guaduas

La Ley 44 de 1967 ordenó la reconstrucción del Parque de la Pola, ubicado en la plaza principal de Guaduas, Cundinamarca. - Foto: Carlos Julio Martinez

Como reconocimiento histórico a la tierra natal de Policarpa Salavarrieta, la Ley 44 de 1967 ordenó la reconstrucción del Parque de la Pola, ubicado en la plaza principal de Guaduas, Cundinamarca, y destinó la suma de 100.000 pesos para la reparación y conservación de la casa donde nació la heroína. Dicha construcción se convirtió en museo, fue declarada monumento nacional, y hoy es uno de los principales atractivos turísticos del municipio cundinamarqués.

Actos patrióticos

Los ministerios de Educación y Defensa, y la Academia de la Historia son los encargados de conmemorar el 14 de noviembre. - Foto: istock

En 1967, el Congreso le ordenó al Gobierno nacional adelantar los “actos patrióticos” de cada 14 de noviembre para conmemorar el sacrificio de Policarpa Salavarrieta y homenajear a las mujeres colombianas. Los ministerios de Educación y Defensa, y la Academia de la Historia, fueron las entidades designadas para el efecto. Ninguna de ellas tiene preparado acto alguno para este domingo, cuando se conmemora la edición 54 del Día de la Mujer Colombiana.

Billete

El billete de 10.000 tiene la imagen de la Pola en el anverso.

En noviembre de 1995, el Banco de la República puso en circulación la segunda versión del billete de 10.000 pesos, un papel de color marrón rojizo con la imagen de Policarpa en el anverso, y la de la casa de la Villa de Guaduas que perteneció a la familia Salavarrieta Ríos en el reverso. El billete fue expedido con motivo del aniversario 200 del nacimiento de la heroína de la Independencia y aún se mantiene en circulación.