Tendencias
Vivienda nueva
Foto Diana Rey Melo / Semana
Vivienda nueva Foto Diana Rey Melo / Semana - Foto: DIANA REY MELO

finanzas personales

Casa propia: 10 consejos a la hora de comprarla

Las necesidades en la familia es uno de los primeros aspectos a tener en cuenta.

Comprar casa, sin duda, es uno de los cambios más positivos en la vida familiar o personal de la gente. Este es uno de los sueños de muchas personas, tener un espacio propio al cual llegar, poder decorarlo como dicte el antojo, no rendirle cuentas a nadie sobre lo que hace en su interior y, sobre todo, dejar de pagar arriendo.

Lograr este objetivo requiere dedicación, esfuerzo y mucha planificación, desde la búsqueda de opciones por internet, hasta la firma de contratos con el vendedor. El número de habitaciones, la seguridad, el sector donde estará ubicado y si se adapta o no a las necesidades de la persona o familia; son algunos de los aspectos que casi siempre se tienen en cuenta.

Comprar una casa por primera vez puede ser emocionante, no obstante, existen muchos procesos nuevos que se deben surtir antes de que se cumpla ese sueño. Expertos de Asobancaria dan 10 recomendaciones para la gente que comienza esta travesía:

1. Hay que identificar las necesidades

Antes de empezar este proceso es necesario evaluar la necesidad o urgencia de adquirir una casa o apartamento propio, frente a otras prioridades que puedan existir como el estudio, adquisición de otro tipo de bien inmueble o si renta más seguir en arriendo y ahorrar los excedentes para no endeudarse tanto a futuro.

Así mismo, si la decisión ya está tomada, hay que empezar a revisar qué se necesita en ese nuevo lugar para vivir: ¿Cuántas habitaciones y baños? ¿Cuál es la mejor ubicación? ¿Es mejor una casa o un apartamento? ¿Conjunto cerrado o barrio? ¿Cuántos pisos? Todas estas consultas son esenciales para escoger un buen lugar.

2. Conocer el costo real de la casa nueva

Comprar casa o apartamento va más allá de pagar una cuota inicial. En este punto es bueno hacer un balance de las cuotas que deberá pagar e incluso acudir a una calculadora o simulador de crédito para estimar los pagos mensuales.

Asobancaria recomienda agregar los costos de los impuestos a la propiedad y el seguro del propietario. Además del pago mensual, también se debe considerar el costo del mantenimiento de la casa, los servicios públicos, el mantenimiento de los electrodomésticos, las reparaciones o reemplazos no planificados y las tarifas de la administración (si corresponde).

3. Empezar a ahorrar desde ya

Uno de los mayores obstáculos con los que se estrella la gente a la hora de comprar casa nueva es el pago de la cuota inicial, que generalmente es del 30 % del valor del inmueble. Es por esto que una vez se tome la decisión de iniciar esta travesía, lo más aconsejable es que empiece a ahorrar para que pueda cumplir ese primer pago.

“Puede empezar configurando una transferencia automática a su cuenta de ahorros o cuenta de ahorro programado desde cada cheque de pago (...) busque áreas en sus gastos actuales donde pueda reducir costos. Por ejemplo, empacar un almuerzo para llevar al trabajo puede reducir la cantidad de dinero que gasta en alimentos cada mes”, dicen los expertos de Asobancaria.

Es importante recordar que hay muchos gastos por sortear durante el proceso de compra de una vivienda. Estos incluyen depósitos, inspecciones de viviendas, tasaciones, pagos iniciales y costos de cierre.

4. Fortalecer la imagen y capacidad crediticia

A la hora de aprobar y entregar préstamos, los bancos revisan el puntaje de las personas en las centrales de riesgo y la capacidad de endeudamiento que tienen. Es por esto que se debe evitar la apertura de nuevas líneas como comprar un vehículo o adquirir una tarjeta de crédito.

El reporte negativo en centrales de riesgo es una de las mayores razones por las que se niegan este tipo de créditos. Es recomendable hacer la consulta gratuita ante Datacrédito y estar al tanto del informe crediticio que se tiene.

5. Investigar opciones de crédito hipotecario

Según Asobancaria, también es recomendable conocer “con qué pago mensual se siente cómodo, qué áreas puede pagar y cuánto puede depositar”.

“Compare las tasas hipotecarias de diferentes tipos de prestamistas (bancos, cooperativas, entre otras instituciones financieras), así como diferentes tipos de hipotecas. Considere también su experiencia o la experiencia que haya tenido la gente cercana a usted con la entidad que le va a prestar el dinero”, dicen los expertos de Asobancaria.

6. Conocer a qué calificar antes de comprar

Es necesario conocer la capacidad financiera, saber hasta qué punto endeudarse sin afectar las finanzas del hogar y de esta forma evitar el riesgo en un futuro de quedarse sin dinero para pagar las cuotas de la casa o apartamento a comprar.

Obtener una preaprobación para un préstamo de vivienda puede ayudar a acotar la búsqueda de casa, De esta forma se sabe hasta cuánto pueden financiar los bancos en cada caso. No obstante, las aprobaciones previas vencen después de 90 días y por ello es vital consultar cuánto dura la vigencia de cada una.

7. Ayuda profesional

Actualmente existen expertos en finanzas que asesoran a la gente para que puedan cumplir el sueño de comprar casa y acudir a ellos puede ayudar a crear un mejor plan de cara a lograr este objetivo. Este tipo de profesionales generalmente trabajan de la mano con sus clientes hasta que compran la casa o apartamento y trazan los mejores planes de financiación para cada uno.

8. Hay que comprar sin afanes

Es normal sentir la necesidad de presentar rápidamente una oferta por una vivienda o aceptar tasas o términos sin saber qué pueden ofrecer otros prestamistas. Sin embargo, está bien tomarse un tiempo para comprender cómo funciona todo.

Hay que analizar las mejores opciones y pensar detenidamente las cosas antes de tomar cualquier decisión. No se debe tomar decisiones basados en las emociones, hay que asegurarse de estar bien informado y tener plena claridad de lo que se va a hacer.

9. Ceñirse a lo planeado

Es posible que un prestamista ofrezca prestar más de lo que es cómodamente asequible o sentir la presión de gastar fuera de la zona de confort; bajo la idea de que “es ahora o nunca y el mercado es competido”.

Hay que aprender a decir “no” y mantenerse en un rango de precios basado en su presupuesto. También hay que revisar las propiedades por debajo del límite de precio para tener un “margen de negociación” y ofertar en un mercado competitivo.

10. Hay que estar listos para el cierre del negocio

Una vez que el vendedor acepta la oferta, aún queda mucho por hacer antes de cerrar, como completar una inspección de la vivienda, hacer un recorrido final y completar el papeleo relacionado con el préstamo.

El día del cierre se van a completar los trámites legales y financieros necesarios para concretar la transferencia de fondos al vendedor y del título de propiedad al comprador. Es importante asegurarse de que no haya cambios en los estados financieros durante este tiempo para ayudar a que el proceso de cierre se desarrolle sin problemas.

En este punto, los expertos de Asobancaria recomiendan leer detenidamente cualquier documento que se reciba y no dudar en preguntar si no entiende algo.