finanzas

¿Cuánto cuesta divorciarse en Colombia?

En el país el promedio de parejas que se están divorciando va en aumento.


Hoy en día los divorcios se han vuelto una constante a nivel global, pues la creencia de contraer matrimonio para toda la vida se ha disuelto poco a poco debido a los altibajos que se presentan en la relación. Específicamente, en Colombia el promedio de parejas que se están divorciando va en aumento.

Ahora bien, romper con este compromiso no solo impacta a nivel emocional, sino también trae consecuencias económicas para ambos e implica gran parte de tiempo todo este proceso.

De acuerdo con el diario La República, cuando se contrae matrimonio civil se debe realizar una escritura en la Notaría llamada divorcio, pero cuando se hace por la Iglesia católica, se llama Cesación de efectos de matrimonio religioso y requiere de un gran aporte económico. Dichos procesos se conocen como actos notariales y en ambos casos se debe dar la liquidación de la sociedad conyugal.

Divorciarse no tiene un valor exacto porque los gastos y los honorarios de quienes asisten legalmente el proceso pueden variar; sin embargo, el cálculo aproximado en Colombia depende de si el divorcio es de mutuo acuerdo o no. Para ambos casos se requiere de un abogado y las tarifas de sus honorarios están consignados en un documento del Colegio de Abogados (Conalbos).

Dichos honorarios deben ser pactados al iniciarse la relación profesional, preferiblemente mediante contrato escrito, firmado por ambas partes, allí el profesional estipulará claramente los alcances de su gestión, honorarios en la primera instancia, honorarios en la segunda instancia, honorarios en el evento de una conciliación o de una transacción, antes de producirse fallo definitivo del juzgado, del tribunal o de la Corte Suprema.

Feuding Couple in the Bedroom
En Colombia, el promedio de parejas que se están divorciando va en aumento. - Foto: Getty Images

La República dio a conocer algunos casos de divorcio y los costos que podrían llegar a tener en Colombia:

  • El primer caso se trata de cuando la pareja decide divorciarse, pero no hay ni hijos, ni bienes, lo cual lo hace un proceso sencillo que tardará tres días. Solamente deben ir a la Notaría, donde deben pagar dos actos, el primero se trata del divorcio, en el cual queda escriturada la separación, y el segundo es el acto de la liquidación de sociedad conyugal. Cada acto está por un valor aproximado entre los 200.000 y 300.000 pesos, más los honorarios del abogado de los dos y “los tres salarios mínimos si es divorcio y hasta cinco salarios mínimos si es cesación de efectos de matrimonio religioso”.
  • Para el segundo caso, la pareja no tiene bienes pero sí hijos. Aquí se debe realizar un proceso por alimentos, que puede costar alrededor de cinco salarios mínimos. En este trámite se estipulan las obligaciones de sostenimiento de los menores y se fija una cuota al padre ausente, según el salario que esté devengado en ese momento. A este proceso se le suma los honorarios del abogado, más los actos notariales mencionados en el primer caso.
  • El tercer caso es el más complejo, ya que se trata un divorcio que compromete bienes. Para esta situación, la pareja debe cancelar en la Notaría los derechos notariales consistentes a un porcentaje sobre los bienes declarados en la liquidación, junto con el acto del divorcio. A su vez, el abogado podrá cobrar hasta cinco salarios mínimos legales vigentes, pero en caso de que se trate de sociedades conyugales con un patrimonio superior a los 500 millones de pesos, podrá cobrar 10 SMMLV.
  • Y finalmente, el cuarto caso compromete un divorcio con bienes e hijos, el cual se puede demorar entre seis meses a un año, lo cual hace que los costos de los honorarios del abogado varíen. Por lo general, este proceso se alarga por liquidación de la sociedad conyugal y por la lucha de la custodia de los menores.