día sin iva

Día sin IVA 2022: los apetecidos productos que se quedarán sin descuento

Este viernes 17 de junio se llevará a cabo la segunda jornada de este evento en el año.


El próximo viernes 17 de junio se realizará en Colombia el segundo Día sin IVA, y desde ya las empresas están alistando sus promociones y productos para que la gente se motive a comprar en la segunda jornada de este tipo, creada por el Gobierno nacional como un impulso a la recuperación económica después la pandemia.

No obstante, pese a que existe la opción de no hacer parte de la jornada, los negocios no podrán aplicarle el descuento a ciertos productos que están exentos de este impuesto, tales como:

  • Alimentos.
  • Artículos de belleza, como maquillaje y cremas para el cuerpo y la cara.
  • Servicios de turismo, como tiquetes de viaje, precios de hoteles y tours.
  • Joyas.
  • Muebles para el hogar, como salas, comedores, lámparas y decoraciones (tampoco están exentos los cubrelechos, cobijas o sábanas).

Así mismo, hay que tener en cuenta que los productos que se pueden adquirir están en seis categorías, según lo establecido en la normativa, estas son:

  • Prendas de vestir: camisas, jeans, sacos, maletines, gafas, entre otras, con un valor igual o menor a $760.080.
  • Electrodomésticos, computadores y equipos de comunicaciones: esto incluye los televisores, parlantes de uso doméstico, tabletas, refrigeradores, congeladores, lavaplatos eléctricos, máquinas de lavar y secar para el hogar, aspiradoras, enceradoras de piso, trituradores eléctricos de desperdicios, aparatos eléctricos para preparar y elaborar alimentos, máquinas de afeitar, hornos, planchas y cafeteras, computadores personales, equipos de comunicaciones, calentadores, ventiladores, aires acondicionados, entre otros, que no superen los $3.040.320.
  • Elementos deportivos: aquí se incluyen las pelotas de caucho, bolas, balones, raquetas, bates, mazos, gafas de natación, trajes de neopreno, aletas, salvavidas, cascos, protectores de manos, codos y espinillas, y zapatos especializados para la práctica de deportes, bicicletas y bicicletas eléctricas, manillas, guantes de béisbol, softbol y boxeo, cuyo valor no sobrepase los $3.040.320.
  • Juguetes y juegos: se tienen en cuenta muñecas, los muñecos que representen personajes, los animales de juguete, muñecos de peluche y de trapo, instrumentos musicales de juguete, naipes, juegos de tablero, juegos electrónicos y videojuegos, trenes eléctricos, sets de construcción, juguetes con ruedas diseñados para ser utilizados como vehículos, rompecabezas y canicas, patinetas y patinetas eléctricas, que su valor no sobrepase los $380.040.
  • Útiles escolares: cuadernos, software educativo, lápices, esferos, borradores, tajalápices, correctores, plastilina, pegantes y tijeras. Se eximen si su valor no excede los $190.020.
  • Bienes e insumos para el sector agropecuario: incluye semillas y frutos para la siembra, los abonos de origen animal, vegetal, mineral y/o químicos, insecticidas, raticidas y demás antirroedores, fungicidas, herbicidas, inhibidores de germinación y reguladores del crecimiento de las plantas, sistemas de riego, aspersores y goteros para sistemas de riego, guadañadoras, cosechadoras, trilladoras, partes de máquinas, aparatos y artefactos de cosechar o trillar, concentrados y/o medicamentos para animales, alambres de púas y cercas, que su valor no supere los $ 3.040.320.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo enfatizó en que los consumidores pueden adquirir hasta tres unidades del mismo bien, vendido por el mismo responsable. Superarlas genera la pérdida del beneficio. Cuando se trate de productos que vienen en pares, se entenderá que ese par corresponde a una unidad.

Además, se pueden adquirir los productos, ya sea en la sede de los establecimientos comerciales o a través del comercio electrónico. Y los pagos pueden ser en efectivo o a través de tarjetas, débito, crédito y otros mecanismos electrónicos donde intervenga una entidad vigilada por la Superfinanciera.

Así se calcula el precio de un producto sin IVA

La cartera de Comercio explicó que para esto, se debe tomar el precio final del producto (que incluye el IVA) y se debe dividir por 1,19. Así se sabe el valor del producto sin el IVA.

Ejemplo: para un bien que cuesta $150.000

$150.000/1,19 = $126.050,42. Este es el valor del bien sin IVA.

Al precio final del bien se le resta el valor sin IVA que se acabó de calcular. Este resultado da el valor del IVA. Para el caso de nuestro ejemplo sería:

Ejemplo: para un bien que cuesta $150.000

$150.000 – $126.050,42= $23.949,58. Este es entonces el valor del IVA.