Todo indicaría que revisar su historial crediticio no generaría problemas en su puntaje.
Para el crédito se deberá conocer muy bien la capacidad de pago y el grado de endeudamiento. - Foto: Getty Images

finanzas

Lo que se debe tener en cuenta cuando se va a pedir un crédito

El crédito no se debe ver como una extensión del ingreso para cubrir deudas con las que no cuenta con la capacidad de asumir, por eso hay que verificar que la capacidad de pago permita afrontar la cuota mensual de la obligación.

Muchas personas, emprendedores o empresas, tienen que pedir en algún momento algún crédito, pues en ocasiones se presentan determinadas circunstancias para adquirir bienes o servicios como comprar una casa, un vehículo, hacer un negocio, para infraestructura, adquirir servicios a plazos como un plan de telefonía móvil o en otros casos, para atender una emergencia específica.

Pero algo importante antes de solicitar un crédito es que se debe tener en cuenta el propósito del dinero y el compromiso que se está asumiendo al adquirir una nueva obligación.

En tal sentido, se recomienda hacer un análisis minucioso de las alternativas de crédito que ofrece el mercado crediticio para escoger la que más convenga.

Crédito Bancario
Debe tener muy claro el destino del crédito. - Foto: Getty Images

Además, según Camilo Garay, vicepresidente de consultoría de DataCrédito Experian, se deberá conocer muy bien la capacidad de pago y grado de endeudamiento.

Lo anterior permitirá saber con certeza si es el momento indicado de endeudarse, o si, por el contrario, hay que esperar un tiempo prudente para hacerlo.

Capacidad de pago

Así mismo, según el experto, como medida preventiva hay que verificar que la capacidad de pago permita afrontar la cuota mensual de la obligación, el crédito no se debe ver como una extensión del ingreso para cubrir deudas con las que no cuenta con la capacidad de asumir.

Por tal motivo, se debe elaborar un calendario de pagos e integrarlo al presupuesto y así tener un mejor control sobre la obligación financiera que planeas adquirir.

Crédito / Tarjeta de crédito
Se recomienda hacer un análisis minucioso de las alternativas de crédito que ofrece el mercado crediticio para escoger la que más convenga. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Garay compartió, además, algunos conceptos básicos para tener en cuenta a la hora de acceder a crédito.

El capital es el monto de dinero que se pide prestado; plazo, es el período de tiempo durante el cual se va a pagar la obligación adquirida (número de meses); y la tasa de interés es un indicador que permite reflejar el costo porcentual de la deuda, y muestra la relación entre el riesgo y la utilidad que se puede obtener por la utilización de una suma de dinero en situaciones y tiempos determinados.

A proósito del interés, es el monto de dinero que se cobra por la utilización del crédito en un tiempo determinado, de acuerdo con la tasa de interés pactada. También están los costos adicionales, como por ejemplo estudios, comisiones o seguros.

Y lo que se conoce como cuota, es el pago mensual que se asume por la aceptación del crédito, el cual contiene el pago a capital, el pago de intereses, seguros y posibles costos adicionales.

Además, es clave tener claros todos estos conceptos, previo a la aceptación del crédito, por lo que siempre es recomendable pedir a los establecimientos de crédito toda esta información que normalmente se encuentra dentro del plan de pagos.

El presupuesto

Así mismo, con el plan de pagos se puede hacer un presupuesto teniendo certeza sobre la cuota que se va a pagar y de esta forma definir si es apropiado o no aceptar el crédito para no llegar a un sobreendeudamiento.

Además, es importante que todos los colombianos conozcan y se apropien de su historia de crédito antes de solicitar un préstamo.

Creativo Getty
Siempre es recomendable pedir a los establecimientos de crédito toda esta información que normalmente se encuentra dentro del plan de pagos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Particularmente, la historia de crédito refleja el comportamiento frente al crédito y las obligaciones crediticias. Es el conjunto de nuestros antecedentes de pago y compromisos adquiridos, así como el reflejo de los productos financieros que hemos adquirido.

En tal sentido, si se está pensando en acceder a crédito para alcanzar algún propósito específico, entonces se puede entender que conocer la historia de crédito es importante.

Adicional a lo anterior, la historia de crédito genera una garantía reputacional a las personas, que les permite más adelante acceder a mejores oportunidades con relación al crédito.