Tendencias
Feria de vivienda 2021: así podrá acceder a los subsidios que entregará el distrito.
- Foto: GUILLERMO TORRES REINA

subsidios

Subsidio concurrente para comprar vivienda: ¿cuáles son los requisitos y cómo acceder?

Esta es una alternativa que permite a quienes comprarán vivienda unir el subsidio de las cajas de compensación y el de Mi Casa Ya.

De acuerdo con el Fondo Nacional del Ahorro (FNA), la concurrencia de subsidios es una alternativa que les permite a las familias que van a comprar vivienda, unir el subsidio de las cajas de compensación y el de Mi Casa Ya.

El subsidio tiene como objetivo beneficiar a hogares con ingresos de hasta 2 salarios mínimos mensuales legales vigentes, que corresponden a $1,81 millones.

Así mismo, quienes apliquen podrán recibir un subsidio de hasta 50 salarios mínimos, es decir, $45,4 millones para la compra de vivienda, y acceder al subsidio de cinco puntos porcentuales a la tasa del crédito hipotecario.

Para acceder al subsidio, el interesado se debe dirigir a la caja de compensación y hacer la solicitud; posteriormente la caja pedirá la habilitación de la concurrencia de subsidios, y finalmente, al recibir la notificación del beneficio, el interesado debe dirigirse al FNA y solicitar el crédito con el subsidio Mi Casa Ya.

De acuerdo con el Ministerio de Vivienda, “para llevar a cabo el trámite, debes acercarte a tu caja de compensación y hacer la respectiva postulación especificando que deseas aplicar al subsidio concurrente”.

Después de obtener la aprobación por parte de la caja de compensación, ellos enviarán la información al Ministerio de Vivienda Ciudad y Territorio, y luego de 10 días hábiles te puedes dirigir a la entidad financiera de tu elección para solicitar el crédito hipotecario”, agregó.

¿Cómo acceder al beneficio de Mi Casa Ya?

El Ministerio de Vivienda tiene entre sus programas Mi Casa Ya, que facilita la adquisición de una vivienda nueva en zona urbana de cualquier municipio del país a través de un subsidio familiar de vivienda y cobertura a la tasa de interés.

El programa está dirigido a hogares con ingresos totales menores a $3,63 millones (correspondiente a cuatro salarios mínimos legales), y funciona por demanda, hasta que se agoten los cupos.

Hay que aclarar que el Gobierno establece los requisitos para acceder, de acuerdo a si las familias tienen ingresos inferiores a $3′634.104 o, si por el contrario, registran una cifra mayor.

Requisitos para hogares con ingresos de 0 a 4 SMMLV (0 - $3.634.104):

  • No poseer una vivienda en el territorio nacional.
  • No haber tenido previamente beneficios de cualquier título, de las coberturas de tasa de interés.
  • No haber tenido acceso a beneficios de una Caja de Compensación Familiar para un subsidio familiar de vivienda.
  • No haber aplicado a otros beneficios de subsidios del Gobierno nacional que ya se hayan efectuado.
  • Contar con un crédito aprobado para la adquisición de una solución de vivienda o, en su defecto, contar con una carta de aprobación de un leasing habitacional emitida por un establecimiento de crédito (banco) o el Fondo Nacional del Ahorro.

Para las personas con ingresos de hasta 8 salarios mínimos mensuales:

  • No ser propietarios de una vivienda en el territorio nacional.
  • No haber sido beneficiarios a cualquier título de las coberturas de tasa de interés.

¿Dónde aplicar?

  • El hogar debe tener claridad de la vivienda que desee adquirir, conforme a las capacidades económicas que tiene.
  • Es necesario que lea detenidamente y diligencie el siguiente formulario, el cual no tiene costo.
  • El solicitante se dirigirá a la entidad financiera o al Fondo Nacional del Ahorro con el formulario. Luego, esta entidad se encargará de verificar las características del hogar solicitante e inmediatamente se les informa si pueden ser beneficiarios o no.
  • Si los ingresos del hogar superan los cuatro salarios mínimos, bastará con que el postulante se dirija al establecimiento de crédito con los documentos para validación de las condiciones de acceso. Dicha entidad le notificará el estado de la diligencia.