créditos

La exorbitante cifra que le debe la gente a los bancos en Estados Unidos

Expertos advierten que el país está en riesgo de perder su morosidad históricamente baja.


Las familias estadounidenses continuaron tomando deuda, en parte para enfrentar precios disparados, señaló un reporte de la Reserva Federal de Nueva York publicado este martes, que muestra que los casos de impagos están aumentando.

En medio de la mayor inflación en cuatro décadas, el informe muestra que los balances de las tarjetas de crédito en el período abril-junio subieron a un máximo en 20 años. La deuda total de los hogares aumentó 2 % en el segundo trimestre del año sobre igual período del año pasado, y supera los niveles previos a la pandemia.

Aunque las finanzas de las familias están en buena forma por ahora -gracias a ayudas federales y la suspensión de los desalojos por falta de pago-, los investigadores de la Fed advierten que la era de la morosidad históricamente baja está llegando a su fin.

“El segundo trimestre de 2022 mostró un fuerte incremento en hipotecas, créditos automotores y balances de tarjetas de créditos impulsados en parte por precios en aumento”, dijo Joelle Scally, del Centro de Datos Macroeconómicos de la Fed de Nueva York.

“Estamos viendo más impagos entre consumidores de bajos ingresos” o con historial de crédito débil, “con tasas (de moratoria) que se acercan a los niveles prepandémicos”, añadió.

De todos modos, los niveles de impagos siguen bajos. Pero deberían aumentar una vez que se termine la suspensión de los desalojos por falta de pago de hipotecas. La deuda total de las familias en Estados Unidos aumentó 312.000 millones de dólares en el trimestre a 16,15 billones de dólares, y el componente más importante -el de las hipotecas- subió 207.000 millones para colocarse cerca de los 11,4 billones, indica el informe.

Sin embargo, el número de nuevos créditos hipotecarios bajó, en medio de una escalada de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, que busca enfriar la economía para combatir la inflación. En tanto, los saldos en las tarjetas de crédito y créditos para compra de autos crecieron por un incremento de precios.

Solo por hacer una comparación, en el caso de Colombia, a corte del 8 de julio, el saldo de la cartera bruta del sistema financiero ascendió a $610 billones de pesos, un poco más de 200 mil millones de dólares si se hace la conversión. Esto incluye deudas de empresas y personas.

También caen las ofertas de empleo en EE. UU.

El número de puestos vacantes en Estados Unidos cayó en junio por debajo de los 11 millones por primera vez en seis meses, señal de que el mercado laboral pierde algo de fortaleza, pero las renuncias siguen siendo masivas.

A fines de junio había 10,7 millones de puestos de trabajo disponibles en la mayor economía mundial, según datos de la oficina de estadísticas (BLS) publicados el martes, frente a 11,3 millones a fines de mayo.

Es la primera vez desde noviembre de 2021 que hay menos de 11 millones de ofertas de trabajo en Estados Unidos, señal de un debilitamiento del mercado laboral, resumió en Twitter Julia Pollak, economista jefe de ZipRecruiter.

Los empleadores estadounidenses enfrentan escasez de mano de obra desde hace un año y medio, y no logran contratar a los trabajadores que requieren. El número de vacantes alcanzó en marzo pasado el récord de 11,9 millones de plazas. Los trabajadores obtienen, por lo tanto, mejores condiciones salariales, pero también de tiempo de trabajo, mejoras en sus seguros de salud o retiro.

En junio, se registraron 4,2 millones de dimisiones, un nivel que sigue cercano al récord histórico de noviembre de 2021, cuando alcanzó los 4,5 millones. Por el contrario, el número de despidos es muy bajo: 1,3 millones en junio, frente a 1,7-1,9 millones antes de la pandemia. Un debilitamiento del mercado laboral es una condición importante para que los precios dejen de subir.

*Con información de AFP.