deudas

¿Qué desventajas tiene la compra de cartera?

Antes de optar por esta alternativa se aconseja tener los puntos a favor y en contra.


Dos rubros son básicos a la hora de elaborar un presupuesto: los ingresos y los gastos. Las deudas y obligaciones financieras pendientes deben estar consideradas en este último grupo, debido a que las personas tienen que destinar un porcentaje de su salario para saldarlas.

No obstante, en ocasiones el bolsillo se puede resentir por tener que pagar varios créditos, con los intereses que se generan por cada cuota y las condiciones específicas de cada entidad bancaria. En este sentido, una herramienta de la que dispone el sistema financiero para los usuarios es la compra de cartera.

En términos claros, esta opción lo que permite es agrupar todas las deudas por razón de créditos en una sola, generalmente con mejores condiciones. Desde el portal Saber más Ser más, de Asobancaria, explican que en la compra se traslada el saldo parcial o total de un crédito entre entidades financieras, buscando una mejor tasa de interés y tiempos para cumplir con el pago de las obligaciones pendientes.

Hand with credit cards
Desde el portal Saber más Ser más, de Asobancaria, explican que en la compra se traslada el saldo parcial o total de un crédito entre entidades financieras, buscando una mejor tasa de interés y tiempos para cumplir con el pago de las obligaciones pendientes. - Foto: Getty Images

Las personas que así lo deseen, indica el referido portal, pueden acudir a las entidades bancarias de su interés para consultar su oferta con relación a la compra de cartera, inclusive puede ser la misma en la que tenga el crédito abierto.

Se debe tener en consideración que cada compañía solicita determinada información para contemplar la posibilidad de acceder a dicho producto financiero.

¿Es recomendable utilizar la compra de cartera para aliviar las deudas?

Como es bien sabido, la compra de cartera es una herramienta a la que pueden acceder las personas para aliviar la tensión sobre la economía del hogar. Sin embargo, no se trata de la opción ideal para todas las personas, como han precisado los expertos en finanzas personales.

El blog de Resuelve tu Deuda indica que entre las principales desventajas de la compra de cartera se lista que, en el largo plazo, el monto a pagar puede ser más elevado. Esto se debe a que, finalmente, es un nuevo crédito (solo que agrupando todas las deudas) y, por ende, se ajusta a las condiciones normales que estos tienen: tasas de interés, pagos por concepto de seguros, comisiones, etcétera.

En ocasiones se puede creer que con la compra de cartera quedaron solucionadas todas las deudas, pero no es para nada así. La idea de recurrir a este recurso del sistema financiero es reducir el peso que las deudas generan sobre el presupuesto mensual, con ánimo de facilitar el pago.

Lo anterior implica que se debe ser responsable con los respectivos pagos, para que no se convierta nuevamente en un dolor de cabeza.

El portal de Mis Finanzas Personales precisa que los créditos que pueden ser sometidos a compra de cartera son: las tarjetas de crédito, los créditos de libre inversión, rotativos, libranzas, de vehículo e hipotecarios.

Adicionalmente, los expertos de este portal mencionan que, antes de definirse por una entidad bancaria para hacer este trámite, es necesario evaluar al detalle las razones por las que se decide utilizar este mecanismo.

“En especial: bajar la tasa, aumentar el plazo y disminuir la cuota mensual”, son algunos de los motivos para solicitar la compra de cartera, afirman los expertos de esta organización. En este sentido, se deben buscar y revisar las ofertas del sistema financiero y las condiciones que brinda cada una de ellas para así encontrar las que mejor se ajusten a las necesidades de la persona.

Ahora, el portal entrega una recomendación adicional con respecto a las tarjetas de crédito y créditos rotativos, para evitar que se transformen en una doble deuda. De acuerdo con la entidad, lo sugerido es cancelar el producto financiero original, pues al seguir empleándolo se deben seguir pagando los valores obligatorios de dicho producto financiero, además del monto de la compra de cartera.