La mayoría de los adultos mayores en el comedor comunitario del centro de Bogotá  trabajan como recicladores y acuden a instituciones como estas por comida y hogar digno.
Esta autoridad financiera pidió al presidente Gustavo Petro que piense a futuro los efectos de una posible reforma pensional. - Foto: Guillermo Torres Reina

reforma pensional

Un gigante bancario en EE. UU. lanzó duras críticas a reforma pensional del presidente Petro

Indicó, entre otras cosas, que es “perjudicial para la Balanza de Pagos”.

Si bien ha pasado menos de un día desde que se conocieron las primeras bases de la reforma pensional que el presidente Gustavo Petro pretende impulsar en el país durante el próximo año, desde hace meses se conoce parte del rumbo que le quiere dar a este tema y las reacciones no se han hecho esperar. Si bien unas están a favor y otras en contra, ambas partes coinciden en que es necesario conocer más detalles de la propuesta.

Esta iniciativa se realizará con miras, entre otras cosas, a garantizar una mesada digna para los adultos mayores más pobres del país y acabar la competencia entre regímenes que existe hoy en día, y por ahora se conoce que establece tres pilares. El primero de ellos es el solidario, con una renta básica correspondiente a medio salario mínimo legal vigente y que cobijará a las personas que no alcanzan a obtener una pensión.

En segundo lugar, se encuentra el contributivo, para las personas que devengan hasta cuatro salarios mínimos y harán sus aportes obligatorios al régimen de prima media administrado por Colpensiones. Por último, el tercer pilar, tiene que ver con las personas que tienen ingresos por encima de los cuatro salarios mínimos que hacen aportes adicionales al Régimen de Ahorro Individual de las Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías (AFP).

Adulto mayor 
Economia informal
vendedor ambulante
Trabajo informal
rebusque
Plaza de Bolivar
Bogotá mayo 8 del 2021
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Vendedores ambulantes en el centro de Bogotá - Foto: Guillermo Torres Reina / Semana

Ahora bien, desde comienzos de este mes, Bank of América, una de las instituciones financieras más importantes de los Estados Unidos presentó un informe en el que analiza los diferentes efectos que generará la reforma pensional en el país y advierte en primer lugar que “causaría daños en la plomería de la balanza de pagos”, lo cual sería negativo para las finanzas y el crecimiento económico de la nación.

Así mismo señala que “empeoraría el déficit de cuenta corriente de Colombia, que ya es alto (6 % del PIB)”, ya que conduciría a menores ahorros. También sostiene que, como efecto de segunda ronda, el déficit en cuenta corriente sufriría presiones por mayores tasas de interés (resultado de la caída del ahorro), gracias a lo cual Colombia pagaría mayores montos de interés por los bonos TES en poder de extranjeros.

El truco es que la cuenta corriente es igual a los ahorros menos la inversión. Esta es una identidad contable, no una proposición (como decir que la educación reduce la pobreza). La diferencia fundamental entre las AFP y Colpensiones es que las primeras acumulan ahorro privado y las segundas no. Es por ello que los activos bajo administración (AUM) de las AFP (US$ 65.000mn) son 50 veces mayores que los US$ 1.300mn AUM de Colpensiones. A pesar de que el número de personas que aportan a las AFP es solo tres veces mayor”, dice el informe.

Bank of América también resalta que Colpensiones tiene actualmente un déficit de caja y que incorpora una transferencia de 12,1 billones de pesos del gobierno para cubrir los gastos. Además, el valor presente de sus pasivos por pensiones (80 % del PIB, como se muestra en el gráfico del día) eclipsa sus AUM (assets under management o el dinero que manejan regularmente los clientes), el cual es de apenas US$ 1,3, menos del 0,5 % del PIB. Así, el déficit actuarial ronda el 79,5 % del PIB.

Otra de las críticas de este banco tiene que ver con la intención del gobierno Petro de gastarse el superávit que hay hoy en día en los fondos privados, frente a lo cual dijo que “es un punto dulce para la política, porque los políticos pueden usar el superávit de transición para gastar. Es, de hecho, lo mismo que endeudarse, en principio y en la práctica. Tiene los mismos efectos dinámicos”.

“El superávit transitorio de Colpensiones resultante de la reforma de pensiones (en un sentido estático porque el superávit podría gastarse) vendría a expensas de mayores obligaciones de pensiones en el futuro. Al trasladar a todas estas personas a Colpensiones, el gobierno estaría obligado a pagar sus pensiones en el futuro. El impacto se sentiría con el tiempo a medida que las personas comiencen a jubilarse”, indicó.

Por último advirtió que la alta inflación que está experimentando Colombia dañará las finanzas de los regímenes de reparto (Colpensiones) ya que las pensiones en Colombia están indexadas al salario mínimo (que aumenta a la par que la inflación). Además, la inflación aumenta la tasa de interés nominal, magnificando el efecto valor-tiempo que recarga los beneficios de pensiones de los regímenes”.

El Bank of América le recordó al gobierno Petro el caso de países como Brasil y Panamá, que en los últimos años han sido reprendidos por las agencias calificadoras por los crecientes déficits actuariales en sus sistemas de pensiones y explicó que la prima de riesgo más alta podría estar justificada por los mayores pasivos de pensión incurridos por el Gobierno.