Si bien el Gobierno rechazó el proyecto por su impacto fiscal, el Congreso lo aprobó.

laboral

Duque sanciona ley que reduce la jornada laboral en Colombia: ¿cómo y desde cuándo se aplicará?

El presidente Iván Duque firmó esta ley, que reducirá gradualmente la jornada a 42 horas semanales. Esto es lo que debe saber.

Como la Ley 2101 será conocida de ahora en adelante la norma con la que oficialmente se reduce la jornada laboral en Colombia, una propuesta hecha por el expresidente Álvaro Uribe cuando aún hacía parte del Congreso.

Este jueves, el presidente Iván Duque sancionó esta norma, que contiene ocho artículos y le da vía libre para que el tiempo de trabajo semanal en el país se baje de las 48 horas semanales a 42. Estas últimas podrán ser distribuidas, de común acuerdo entre empleador y trabajador, en 5 o 6 días, a la semana, garantizando siempre el día de descanso.

Además, la ley es clara en que “el empleador debe respetar todas las normas y principios que protegen al trabajador. La disminución de la jornada de trabajo no implicará la reducción de la remuneración salarial ni prestacional, ni el valor de la hora ordinaria de trabajo, ni exonera de obligaciones en favor de los trabajadores”.

Eso sí, es clave señalar que el ajuste se hará de manera gradual y no comenzará ni siquiera este año. De acuerdo con la norma firmada por el jefe de Estado, la iniciativa será implementada de la siguiente forma:

  • Transcurridos dos años a partir de la entrada en vigencia de la ley, se reducirá una hora de la jornada laboral semanal, quedando en 47 horas semanales. Esto se daría en julio del 2023.
  • Pasados tres años de la entrada en vigencia de la ley, es decir, a mediados del 2024, se reducirá otra hora de la jornada laboral semanal, quedando en 46.
  • Y, a partir del cuarto año (en 2025), se reducirán dos horas cada año hasta llegar a las 42 horas semanales.

Lo anterior, claro está, podrá aplicarse de manera inmediata, en caso de que los empleadores así lo decidan. Es decir, si una empresa considera que puede y quiere hacerlo antes de tiempo, está en todo su derecho.

Cabe recordar que está iniciativa fue presentada por el  exsenador Uribe y tuvo entre sus ponentes al representante Juan Diego Echavarria, quien manifestó que “la reducción de la jornada laboral va a mejorar las condiciones de los trabajadores serán más felices y más productivos y tendrán más tiempo con la familia y la recreación ahora solo queda la conciliación”.

Asimismo, el representante Jairo Cristancho señaló que es un mensaje para las empresas y trabajadores para que haya más fraternidad y más sábados con las familias”.

álvaro uribe Expresidente de Colombia
álvaro uribe Expresidente de Colombia - Foto: león darío peláez-semana

Efectos positivos y negativos

Los ponentes y autores del proyecto señalan que la ahora ley será determinante para aumentar la productividad de los trabajadores colombianos, ya que tendrán más tiempo para compartir con sus familias. Pero también para estudiar y capacitarse en nuevas cualificaciones.

De hecho, en el articulado se incluyó un parágrafo con el cual se le orden al Gobierno, por medio del Ministerio de Trabajo, que emprenda acciones que mitiguen un posible impacto negativo de la reducción de las horas en el tejido económico y la rentabilidad de empresas.

Y también deberá desarrollar programas para mejorar la cualificación y las competencias de los trabajadores.

Rosmery quinteroPresidenta de Acopi
Rosmery quinteroPresidenta de Acopi - Foto: daniel reina romero

No obstante lo anterior, para el sector privado esta medida llegará como un golpe a sus bolsillos. Las cuentas de los distintos sectores indican que el aumento en los costos de las horas de trabajo no será marginal, en especial para las compañías de servicios, vigilancia o call centers.

Rosmery Quintero, presidenta de Acopi, el gremio de las micro, pequeñas y medianas empresas, teme que la reducción de la jornada en esta coyuntura les podría acarrear un costo adicional del 13,6 % sobre el salario de los empleados.

En tanto, un análisis de la Andi señala que, en promedio, para cubrir las seis horas no trabajadas en la semana, las empresas cargarían con un costo semanal promedio de $ 70.717 por persona.

De acuerdo con datos del Dane, en el país hay 6,2 millones de empleados que trabajan más de 42 horas, lo que les implicaría a la economía un costo anual de $ 22,8 billones. Es decir, un impacto de cerca del 2,3 % del PIB de 2019.