empleo

Fedesarrollo: es necesaria una reforma urgente al mercado laboral

Esta fundación sostuvo que es necesario aumentar el empleo y la formalidad.


En el marco de la publicación de una serie de documentos titulados: ¿Qué hacer en políticas públicas?, Fedesarrollo abordó esta semana el tema del empleo en Colombia, el cual señaló que pese a que va por buen camino, es necesario trabajar cuanto antes en varios cambios, de cara a recuperar lo perdido por la pandemia.

Según la Fundación para el Desarrollo y la Educación Superior (Fedesarrollo), el país se debe enfocar en bajar los índices de informalidad laboral y fortalecer la creación de nuevos puestos de trabajo para, de esta manera, permitir que los colombianos no pierdan su poder adquisitivo.

Luis Fernando Mejía, director de esta fundación, sostuvo que adicional a esto se debe hablar de “trabajo de calidad”, ya que miles de personas en Colombia viven actualmente del rebusque o trabajan en algo diferente a lo que estudiaron.

Central de Abastos de Bogotá CORABASTOS
carreteros
coteros 
Bogotá febrero 9 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
carreteros Corabastos - Foto: Guillermo Torres /Semana

“A pesar de las buenas cifras de crecimiento económico en 2021 y el primer trimestre de este año, la tasa de desempleo continúa en el 12 % y la tasa de informalidad en el 63 %, lo que deja en evidencia los enormes problemas que aquejan a millones de colombianos que, infortunadamente, no logran conseguir un empleo de calidad”, afirmó Mejía.

Según el análisis de Fedesarrollo con base en las cifras de la Gran Encuesta Integrada de Hogares, Colombia actualmente cuenta con cerca de tres millones de desempleados, once millones de ocupados con ingresos inferiores a un salario mínimo y casi 14 millones de trabajadores en la informalidad laboral.

La magnitud de estas cifras pone de presente la urgencia de hacer ajustes a la actual regulación que, si bien pretende proteger al trabajador, en la práctica lo termina excluyendo del empleo formal”, anotó el director de Fedesarrollo.

En este sentido, una de las principales propuestas consiste en reformar las contribuciones a la seguridad social en salud, advirtiendo que actualmente un asalariado debe contribuir con 4 % de su salario y un independiente con el 12,5 % de su ingreso para estar en el régimen contributivo de salud.

“Alternativamente, ese ocupado puede decidir permanecer en la informalidad, no aportar y permanecer en el régimen subsidiado de salud, recibiendo esencialmente los mismos beneficios sin ningún costo”, explicó Luis Fernando Mejía.

Ante esta situación y para resolver este incentivo a permanecer en la informalidad, Fedesarrollo propuso modificar la tasa de cotización en salud para que sea progresiva, iniciando en 0 % para ingresos mensuales iguales o inferiores a 1.000.000 de pesos, y aumentando gradualmente hasta llegar al 9 % para ocupados con ingresos de 25.000.000 de pesos o más. Esta propuesta no tendría impacto fiscal.

También aseguró que es necesario reformar las contribuciones a la seguridad social en pensiones, eliminando la restricción de un ingreso base de cotización equivalente a un salario mínimo mensual, para permitir la cotización por jornadas de trabajo parcial en las que los ocupados tengan ingresos inferiores a un salario mínimo.

“El actual modelo de cotización a pensiones imposibilita que millones de colombianos puedan hacer un ahorro para su vejez que esté acorde con sus ingresos. Nuestras propuestas, junto con la eliminación de las contribuciones a salud para ocupados con ingresos iguales o inferiores a un salario mínimo, son un primer paso para aumentar los incentivos hacia el ahorro, para la vejez y la formalidad laboral”, dijo Luis Fernando Mejía.

luis fernando mejía Director de Fedesarrollo
luis fernando mejía Director de Fedesarrollo - Foto:

Otras medidas complementarias propuestas por Fedesarrollo consisten en reformar los aportes a cajas de compensación para introducir tasas progresivas de aportes; crear un seguro de desempleo no contributivo para ocupados formales con ingresos no superiores a 1.500.000 pesos; fortalecer la pertinencia de la formación para el trabajo, enfatizando los cursos cortos y las habilidades blandas, desarrollando el sistema de acreditación para transitar entre el pilar técnico/tecnológico y el universitario.

Así mismo, indicó que es necesario mejorar los sistemas de información pública sobre el mercado laboral, incluyendo las vacantes disponibles y las habilidades requeridas por el sector productivo, así como los retornos a la educación por área de conocimiento e institución de educación superior; y aumentar la cantidad y calidad de la inspección laboral.