nación

Gobierno lanzó el tercer Bono de Impacto Social para contratar personal

La inversión es de $1.357 millones para lograr la vinculación laboral de más de 346 personas en situación de pobreza y vulnerabilidad.


Prosperidad Social, el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID Lab), la Embajada de Suiza en Colombia – Cooperación Económica y Desarrollo (SECO) y la Caja de Compensación Familiar de Antioquia (Comfama) lanzaron el tercer Bono de Impacto Social (BIS) CREO (Crecemos con Empleo y Oportunidades).

CREO es un bono que busca contribuir con la generación de aprendizajes y soluciones efectivas para lograr resultados en la colocación y permanencia de población en situación de pobreza y vulnerabilidad en el empleo durante la emergencia social y económica provocada por la pandemia.

Asimismo, con CREO se ofrece la posibilidad de tener acceso a un empleo formal preparándose con formaciones específicas que podrán habilitarte para un oficio y desarrollando también habilidades blandas que le ayudarán a derribar barreras en un proceso de selección y a enfrentar retos de la vida laboral.

¿Cuáles son los requisitos?

· No contar con una vinculación laboral.

· Ser colombiano mayor de 18 años al momento del ingreso al programa.

· Tener un puntaje en Sisbén III igual o inferior a 41.74, o en Sisbén IV categoría A o B.

· No haberse inscrito ni ser beneficiario del Bono de Impacto Social Empleando Futuro, Bono de Impacto Social Cali Progresa con Empleo, Superando Barreras para la Inclusión o Empleo para la Prosperidad y Programa Empléate.

· Residir en el Valle de Aburrá.

“Con CREO contribuimos a la solución del desempleo de la población vulnerable en esta época de crisis. Se van a implementar dos esquemas de intervención: el primero, diseñado para la población en general, y el segundo con un enfoque en el diseño de herramientas para la atención e inserción laboral de madres jóvenes con embarazos adolescentes”, dijo la directora de Prosperidad Social, Susana Correa.

Estos dos esquemas permitirán valorar los tipos de innovación que garantizan mejores resultados a largo plazo y generar aprendizajes complementarios a los obtenidos por los dos BIS implementados anteriormente en Colombia: Empleando Futuro y Cali Progresa con Empleo.

Hay que señalar que la inversión es de $1.357 millones para lograr la vinculación laboral de más de 346 personas en situación de pobreza y vulnerabilidad y una permanencia de mínimo tres meses en sus empleos.

Este BIS implementará nuevas estrategias como canales digitales asistidos para crear un modelo de conexión laboral mucho más ajustado a los buscadores de empleo y las empresas, la aplicación de simulación de situaciones en el ambiente laboral para mejorar los procesos de reclutamiento y de identificación de fortalezas que mejoren las conexiones laborales, la formación en habilidades digitales, el acompañamiento psicosocial especializado y la implementación de herramientas de recomendación y conexión laboral.

De igual forma, esta iniciativa contó con el apoyo de la Fundación Juanfe, la Fundación Fraternidad Medellín y la Fundación Bancolombia. Además, para este lanzamiento se sumaron nuevos actores al ecosistema de pago por resultados en Colombia, logrando implementar por primera vez un BIS en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá: Medellín, Caldas, La Estrella, Sabaneta, Envigado, Itagüí, Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa, ya que esta región registró una tasa de desempleo de 18,2% en 2020.

“Los BIS en Colombia han contribuido a nuevas soluciones para enfrentar el desafío del empleo formal para la población vulnerable, a promover la creación de nueva evidencia y conocimiento para la política pública y a fortalecer las alianzas público-privadas para generar aprendizajes que se están convirtiendo en referentes para la región”, explicó el representante del BID en Colombia, Ignacio Corlazzoli.

Por su parte, la embajadora de Suiza en Colombia, Yvonne Baumann dijo: “Nos complace apoyar a Colombia en este rol pionero. Esta apuesta se enfoca en tres aspectos importantes para Suiza: fomentar la colaboración público-privada para cumplir con la agenda 2030, promover la innovación en la política pública, y contribuir a una mayor integración de personas vulnerables en la economía formal”.