Home

Gente

Artículo

La foto de la polémica fue tomada por el fotógrado Misan Harriman, un viejo amigo de la pareja.
La foto de la polémica fue tomada por el fotógrado Misan Harriman, un viejo amigo de la pareja. - Foto: The Duke and Duchess of Sussex.

realeza

Avalancha de burlas al príncipe Harry porque mostró los pies

El hijo de Lady Di es la comidilla en las redes sociales y la prensa por aparecer descalzo en la foto del anuncio de su nuevo bebé con Meghan Markle.

Como de costumbre, los duques de Sussex quisieron tomar distancia del acartonamiento que caracteriza a la realeza y darle más bien un toque muy personal a la imagen que eligieron para mostrar lo dichosos que están por la próxima llegada de su segundo hijo.

En la instantánea, la pareja posa en un prado con muchos árboles. Mientras Harry aparece sentado en el pasto, Meghan está acostada, apoyando la cabeza en su regazo y con la mirada fija en la de él, sonriéndole.

La imagen fue tomada por un viejo amigo, el fotógrafo Misan Harriman, quien captó, en blanco y negro, la ilusión que embarga al nieto de la reina Isabel y su esposa, luego de que perdieran a un bebé el año pasado, como lo contó la propia Meghan en una columna para The New York Times.

Sin embargo, nada de eso les ha valido mucho a quienes han armado un frívolo alboroto en las redes sociales porque el duque eligió estar descalzo en la imagen.

Por viejas reglas de protocolo, la realeza no suele mostrar mucha piel en público y menos los pies.

Harry, que está en conflicto con su condición de príncipe desde que renunció a ser miembro activo de la familia real el año pasado, parece que quiso dar otra muestra de liberación de esas imposiciones con este gesto, de acuerdo a la lectura que han hecho algunos cronistas de realeza.

Sin embargo, ese no ha sido el tema de la mayor parte de los comentarios al respecto.

Los pies de Harry fueron calificados de "feos", "sucios" y una podóloga diagnosticó que tiene juanetes,
Los pies de Harry fueron calificados de "feos", "sucios" y una podóloga diagnosticó que tiene juanetes, - Foto: The Duke and Duchess of Sussex.

Los hay muy chistosos como: “Felicitaciones… Pero alguien necesita comprar zapatos. Ewww (expresión de asco) pies”.

En Twitter, otros anotaron cosas como: “Me preguntó por qué tengo que ver los pies sucios de Harry”.

O: “Estoy feliz por ellos, pero, Harry, por favor, aleja esos pies”. “Harry tiene unos pies muy feos. ¡Parece un hobbit!”. “¿Alguien más se fijó en el estado de los pies de Harry?”.

Como lo informaron The Sun y el Daily Mail, de Londres, también hubo comentarios en un tono más serio, como: “En muchos países árabes, musulmanes y budistas, mostrar las plantas de los pies es una señal de irrespeto. Es el colmo que Harry no lo sepa si pertenece a la familia real”.

Hijo Meghan y Harry
Los duques ya son padres de Archie Harrison Mountbatten-Windsor, nacido en 2019. - Foto: AP

Pero también hubo quienes se tomaron el trabajo de analizar la imagen desde el punto de vista médico.

Tal fue el caso de la podóloga Dina Gohil, a quien mirar la foto le fue suficiente para hacerle un diagnóstico al hijo menor del príncipe Carlos de Gales y la fallecida Lady Di.

“Sus pies parecen saludables y presentan un buen perfil de arco visible”, le dijo al Mail la doctora, quien es embajadora de la marca CCS Footcare.

“Sin embargo”, continuó, “puede que tenga un poco de juanetes, a juzgar por la desviación de la articulación unida al dedo gordo del pie, lo que hace que el hueso se aprecie más prominente”.

Gohil, además, conjeturó la causa de las anomalías de los reales pies: “En su caso, es probable que se deba al alto impacto del entrenamiento y la acción que experimentó durante sus años en las fuerzas armadas”.

En efecto, el duque de Sussex, estuvo varios años en el ejército, es piloto de helicóptero y combatió en la guerra de Afganistán.

No es la primera vez que Harry aparece sin zapatos en público, pero por esas cosas incomprensibles de internet, esta vez ha causado una inusual reacción, que solo demuestra el interés que siguen despertando los duques, que el año pasado sumió a la familia real de Gran Bretaña en una crisis.

Todo por el grito de independencia que dieron al declinar sus funciones como miembros activos de la parentela de la reina Isabel, tras lo cual han expresado críticas a la rigidez que exige pertenecer a la realeza.

Otra arista explotada por la incisiva prensa de los tabloides británicos es que el anuncio de los duques fue en San Valentín, la misma fiesta que Diana de Gales eligió para dar la noticia de que esperaba a Harry, en 1984, año en que nació.