gente

¿Culpa de las redes? La razón por la que Julián Román perdió un millonario trabajo

El actor se ha visto envuelto en polémicas por las opiniones que lanza en sus perfiles públicos.


Julián Román es uno de los actores que ha ganado relevancia en la televisión colombiana. La razón es su indiscutible talento ante las cámaras, pues con papeles como Leo en la novela “Los Reyes” y Juan Gabriel en la telenovela que revivió al divo de Juárez, por solo poner dos ejemplos, el actor demostró sus cualidades en la actuación, la capacidad de dotar sus personajes con un fuerte dramatismo y la profesionalidad con la que asume su trabajo.

Además de sus éxitos como actor, Román se ha tomado muy en serio la responsabilidad que tienen los artistas a la hora de ver la realidad del país. No cabe duda de que Colombia ha tenido una historia de hechos violentos, de corrupción, entre otros, que ha puesto al país en el foco de la crítica de muchos y, como figura pública, las opiniones de Román han logrado una fuerte difusión.

A través de sus redes sociales, Julián Román ha demostrado que la realidad de su país le duele y, de cierta manera, le afecta, mucho más ahora que estamos atravesando por una pandemia que ha dejado estragos a su paso.

En su cuenta oficial de Twitter, el artista ha publicado su punto de vista frente a diferentes temas, lo cual al parecer le ha pasado factura. En una entrevista realizada para Blu Radio, el actor aseguró que había perdido un buen contrato porque lo calificaron de “subversivo”.

Según lo narrado por Román, él iba a ser la imagen de una campaña de motocicletas y justamente el encargado de contratarlo para dicho proyecto decidió desistir de él por considerarlo “un rebelde”. “Hasta allá hemos llegado, hasta que te señalan como subversivo, guerrillero”, dijo el actor en el medio radial.

Asimismo, contó que cuando tomó la decisión de entrar al sindicato de actores, Asociación Colombiana de Actores (ACA), sintió temor por las repercusiones que eso le traería a su carrera y a su imagen para lograr futuros contratos, ya que ahí se tratan temas como los derechos de los empleados directamente con las empresas y los productores.

Sin embargo, decidió hacerlo siendo fiel a su forma de pensar y actuar: “Yo lo que siempre digo cuando me preguntan ‘¿por qué opina?, ¿por qué dice?’, pues porque soy ciudadano, pago impuestos, porque tengo la necesidad, porque mi mismo trabajo me lleva a no ser políticamente ajeno a lo que pasa a mi alrededor”, indicó.

Por otro lado, Román también aseguró que luego de dar tantas opiniones en redes sociales, ha recibido amenazas y proyectos para que quienes siguen la carrera del actor dejen de ver los contenidos en los que él ha participado.

También admitió que aunque las redes han sido una gran ventana para que los artistas interactúen con su audiencia, también se ha prestado para que pierdan un poco de su privacidad y estén expuestos a señalamientos o críticas fuera de tono. “Uno puede opinar, pero tampoco puede opinar cualquier cosa, sin información. Aquí hay una responsabilidad, uno tiene que ser responsable con lo que dice, con lo que hace y, sobre todo, con lo que piensa”, concluyó Román.

Hace unos meses, el actor fue el foco de las críticas en Twitter luego de que se comprara una moto Harley Davidson. Los cibernautas lo señalan por darse un lujo “capitalista” o “burgués”.

“Las motos Harley Davidson han dañado su imagen con Julián Román, un respaldado por el partido FARC (...) Mi problema con Julián Román no es su socialismo idiota o que se gaste su plata en lo que se le dé la gana, es ver qué hace unos meses estaba llorando porque al papá no lo atendían en una EPS del Sisbén”, fueron algunos comentarios en contra del actor y profesor de arte dramático.

Ante los señalamientos, Román solo publicó una frase de respuesta: “Hay una gran diferencia entre comprar moto y votos... ¡besos!”, palabras que muchos de sus amigos y cibernautas apoyaron.