Home

Gente

Artículo

Ana le aconsejó a Harry que no se casara con Meghan, no por su mezcla racial, sino porque su contexto cultural no le permitiría entender y respetar la institución de la monarquía, afirma Campbell.
Ana le aconsejó a Harry que no se casara con Meghan, no por su mezcla racial, sino porque su contexto cultural no le permitiría entender y respetar la institución de la monarquía, afirma Campbell. - Foto: Getty Images

realeza

¿Fue la princesa Ana quien les hizo los comentarios racistas a Harry y Meghan?

Lady Colin Campbell, una biógrafa de la realeza, dice tener la verdad acerca de las acusaciones que hicieron el príncipe y su esposa en su explosiva entrevista con Oprah Winfrey. Sostiene que todo fue un malentendido.

Cada vez que se cree que el incendio que desataron los duques de Sussex en su cara a cara con Oprah empieza a extinguirse, aparece un nuevo elemento que reaviva la polémica.

Como se recuerda, lo más escandaloso del programa, emitido a comienzos de marzo en Estados Unidos y el Reino Unido, fueron las afirmaciones en el sentido de que un miembro de la familia real les hizo comentarios indelicados acerca del color de piel de su hijo, Archie.

Meghan, quien es la primera mujer de raíces afro en emparentar con la familia real británica, también aseguró que el pequeño, nacido en marzo de 2019, no mereció un título nobiliario, debido a su mezcla racial.

Tanto ella como Harry le dijeron a Oprah que ni la reina Isabel ni su esposo Felipe fueron los autores de las alusiones a la piel de su hijo.

Así quedó un manto de duda sobre los demás miembros de la dinastía Windsor, y por eso han causado sensación las afirmaciones hechas recientemente por la excéntrica Lady Colin Campbell, autora de varias biografías de miembros de la familia real como la princesa Diana, mamá de Harry, la reina Isabel y la reina madre Elizabeth.

Campbell asegura que la pariente a quien los Sussex señalan de racista es la princesa Ana, la princesa real, tía de Harry.

Sin embargo, la aristócrata le da un matiz inesperado al asunto, al afirmar que, en realidad, la segunda hija de la reina Isabel fue malinterpretada por la pareja.

Lo que pasó, dijo, es que, antes de la boda, Ana le expresó al príncipe algunos cuestionamientos acerca de la idoneidad de Meghan para ser miembro de la casa real.

Así mismo, la princesa se preguntaba qué tanto respeto llegaría a sentir ella por la institución milenaria de la monarquía, explicó Campbell, citando información real privilegiada.

Pero nada de eso tuvo que ver con la raza, añadió, sino con el contexto cultural del cual provenía Meghan, quien tenía una prometedora carrera como actriz en Hollywood por su actuación en la exitosa serie Suits.

“A ella (Ana) le preocupaban los desastrosos efectos de permitir la entrada de alguien de esa índole a la familia, que no solamente les causaría daño a ellos (los Windsor), sino también a los hijos que diera por fruto el matrimonio”, aseguró la socialite en su pódcast Chatting with Lady C.

“Harry corrió a hablarle a Meghan sobre estas objeciones y ella lo que hizo fue utilizarlas como arma desde el punto de vista del color de piel. Ellos están viendo un desaire donde no lo hubo”, agregó Campbell.

Lady Colin Campbell asegura que Harry no se hubiera casado con Meghan si fuera blanca.
Lady Colin Campbell asegura que Harry no se hubiera casado con Meghan si fuera blanca. - Foto: GETTY IMAGES

La biógrafa, exesposa de un hijo del duque de Argyll, expresó además que Harry y Meghan están abusando de las preocupaciones genuinas de una tía amorosa, conocida por ser una mujer con los pies sobre la tierra, experimentada, modesta, inteligente y sensible. No puedes convertir la oreja de una cerda en un bolso de seda”.

Campbell también aseguró que Ana lo que hizo fue advertirle a Harry que no se casara con Meghan porque no era buena para el país ni para el trabajo de ser miembro activo de la familia real. “Bueno, todo eso resultó ser cierto”, remató.

Así mismo, consideró que es necesario que estas cosas se sepan para que grupos que se oponen al establecimiento y antimonarquistas utilicen las acusaciones de racismo contra realeza en su favor.

Pero la cosa no paró ahí. Al día siguiente de lanzar su explosiva versión, Campbell siguió hablando en contra de Meghan.

En el programa Today, de la televisión australiana, aseguró que la duquesa se vale el asunto de la raza para todo: “Tú ves que mientras más saca la carta del color, tiene un salvoconducto para comportarse tan mal y tan libremente como le parece. Ella no tiene límites”.

También fue impactante que aseverara que si Meghan hubiera sido blanca, no hubiese tenido la menor posibilidad de casarse con Harry.

“Su pasado es más bien enrevesado y su personalidad, abrasiva”, señaló, antes de concluir que “la única cosa que ella tenía a su favor era su mezcla racial”.

Cuando le recordaron los duros agravios que la esposa de Harry ha sufrido por parte de la prensa, Campbell tampoco se mostró muy indulgente, pues replicó: “Fue atacada como lo es cualquiera que está en la mirada pública”.

La calificó igualmente de “quejosa de nacimiento” y de “reina del drama”.

“¿Su disgusto se debe a algo en particular? ¿Conoce usted a Meghan?”, le preguntó la entrevistadora Leila McKinnon, a lo que Campbell respondió: “No la conozco y no quiero hacerlo. Si eres un buen biógrafo no necesitas conocer al sujeto sobre el cual estás escribiendo”.

Como McKinnon se mostró en desacuerdo con ello, alegó: “Bueno, querida, si tú no conoces a Meghan quizá no sabes exactamente cómo es ella y estás oyendo lo que estás oyendo de fuentes que tienen sus propias agendas”.