Home

Gente

Artículo

Aida Cortés
Aida Cortés - Foto: Tomada de redes sociales

gente

La estrella de OnlyFans Aída Cortés cuenta que un usuario le ofreció matar un gato

Por: 0

Entre las anécdotas más fuertes que la joven recuerda de su experiencia en el mundo webcam, está esa cruel petición.

Aída Cortés, la colombiana más famosa de la plataforma OnlyFans, en entrevista exclusiva con SEMANA reveló detalles acerca de su carrera y cómo se posicionó en el negocio para adultos, “proyecto de vida” que hoy le genera altos ingresos económicos.

Sin embargo, entre los detalles que la joven de 25 años dio a conocer, destaca una petición muy particular que recibió por parte de uno de los usuarios que ingresó a la plataforma de contenido para adultos para solicitar sus servicios eróticos.

Según relató Cortés, un usuario le ofreció una fuerte suma de dinero si se ponía un tacón y le aplastaba la cabeza a un gato recién nacido, petición que la joven de inmediato rechazó bloqueando al hombre. Argumentó que en su trabajo todo se trata “de placer, no de dolor” y que cada cosa que ella hace es porque le gusta, no solo por el dinero que pueda ganar si concede las peticiones de las personas que la siguen.

Hubo una vez un usuario que me ofreció mucho dinero porque me pusiera un tacón y le aplastara la cabeza a un gatico recién nacido. Yo lo bloqueé de una. Estamos hablando de placer, no de dolor”, señaló la modelo webcam.

Entre las peticiones más extrañas y macabras que la joven colombiana ha recibido, está la de aplastarle la cabeza a un gato recién nacido con un tacón. - Foto: Pixabay

Así mismo, relató que hay usuarios que le han hecho vivir experiencias no tan gratas y más bien incómodas, entre ellas cuando un usuario le pidió que le mostrara un seno, y pese a que ella insistió en que primero le pagara, accedió a mostrar su cuerpo antes del pago y el usuario simplemente desapareció. Así mismo, clientes agresivos y groseros que tuvo que bloquear debido a su maltrato verbal.

“Un usuario me decía que le mostrara un seno, yo le decía que me pagara, y me decía: sí, yo te voy a pagar; obvio que te voy a pagar, pero primero me la muestras y luego te pago. Yo mostraba y luego el usuario desaparecía. Había otros agresivos que me tocó bloquear por groseros. Tú no puedes permitir que nadie te trate mal por dinero”, indicó la joven en la entrevista a SEMANA.

Sin embargo, según lo que ella dice, en este mundo de contenido sin censura, videos eróticos, desnudos, contenido personalizado, lives y demás, no todos los clientes piden cosas extrañas o que le infrinjan dolor a ella o a seres externos, sino que también hay quienes sobresalen por su ternura y noble corazón.

Entre ellos señaló que hubo un usuario en específico que la conmovió, dado que al verla cansada luego de una jornada larga de transmisión, le decía que se fueran a un privado, donde los usuarios deben pagar por minuto para tener contacto único con la modelo, solo para que ella pudiera dormir durante una hora y así recuperar fuerzas que necesitaba para seguir trabajando.

“En modelaje webcam tenía un usuario especial que me tocó el corazón. Me veía cansada de tanto transmitir y me decía: vamos a un privado, pero se supone que en un privado ellos pagan por minuto para verlo a uno desnudarse y resulta que él me decía: duerme, descansa. Dejaba pasar cada minuto que le estaban cobrando durante una hora para que yo descansara y volviera al ‘show’ en público”.

De igual manera, Aída Cortés señaló que hubo quienes le pagaron solo por leer un libro, jugar Guitar Hero, por peinarse, por pintarse las uñas, porque les diera órdenes y por jugar con su nariz, solicitudes que por ser poco usuales, ella recuerda como parte de las anécdotas que le ha dejado el paso por este negocio.

Vea aquí entrevista completa: