Tendencias
Bill Gates y Melinda Gates
La pareja se divorció en 2021. - Foto: FilmMagic

gente

Melinda Gates habla de su doloroso divorcio con el magnate Bill Gates

La filántropa afirmo a inicios de este año que derramó “muchas lágrimas durante muchos días”.

La expareja del magnate Bill Gates, Melinda French Gates, se sinceró sobre su “increíblemente doloroso” divorcio que vivió con el empresario y desarrollador de software, reconocido en todo el mundo por ser el cofundador de Microsoft.

Melinda y Bill, de 66 años, se casaron en 1994 y estuvieron juntos durante 27 años antes de divorciarse en mayo de 2021. Tienen tres hijos juntos, Jennifer, de 25 años, Rory, de 23, y Phoebe, de 19, quienes siempre fueron la “principal preocupación” de Melinda durante la separación.

Por otra parte, la expareja del magnate destacó que no podía seguir con Gates y que gracias a la pandemia pudo tomar el impulso que la hacía falta para decidirse.

“Tenía algunas razones por las que no podía seguir en ese matrimonio”, dijo Melinda Gates, de 58 años, a la revista Fortune. “Pero lo extraño del covid es que me dio la privacidad para hacer lo que necesitaba”, agregó.

La expareja también fundó la Fundación Bill y Melinda Gates en el año 2000 y siguen dirigiéndola juntos tras su separación, a lo que la francesa Gates atribuye el haberla ayudado a procesar sus emociones.

“Seguí trabajando con la persona de la que me estaba alejando, y necesitaba aparecer y ser mi mejor yo cada día”, dijo la filántropa. “Así que, aunque pueda estar llorando a las 9 de la mañana y luego tener que estar en una videoconferencia a las 10 de la mañana con la persona que estoy dejando, tenía que ser y dar lo mejor de mí”, dijo la francesa.

“Aprendí como líder que podía hacerlo. Me recordó que la fundación me llama a dar lo mejor de mí”, añadió.

Melinda Gates compartió que trabajar con personas que estaban pasando por momentos difíciles durante la pandemia le permitió hacer su mejor trabajo durante sus propios momentos difíciles.

“Trabajamos con socios increíbles en todo el mundo que también estaban luchando durante el covid-19”, señaló, y agregó que “estuve en una videollamada con una mujer que había perdido a su padre, y una semana después está en una llamada conmigo”.

Cabe destacar que la exesposa de Bill dijo a Gayle King en una entrevista con CBS Mornings a principios de este año que derramó “muchas lágrimas durante muchos días” y que estaba “sufriendo una pérdida” tras el divorcio.

En 2021 se reveló que Bill tuvo un largo romance con una empleada de Microsoft en el año 2000 y que supuestamente invitó a salir a varias mujeres de la oficina mientras estaba casado, aunque no está claro cuánto sabía Melinda Gates de este comportamiento en ese momento.

No obstante, afirmó que la infidelidad que sostuvo Bill Gates con una empleada de Microsoft no tuvo nada que ver. “Ciertamente, creo en el perdón, así que pensé que habíamos trabajado en algo de eso”, declaró en otra entrevista reciente.

“Todo fue mi culpa”: Bill Gates colapsa en una conferencia al hablar de su divorcio

Lo hizo en lo que se conoce como el “campamento de los millonarios”, una reunión que agrupa a las principales fortunas del mundo. El magnate participó en un conversatorio pregunta/respuesta en la conferencia Allen & Co. en Sun Valley.

Aunque no existe grabación del encuentro, los presentes coinciden en contar la misma versión: que Gates casi se desploma emocionalmente cuando le preguntaron por su separación con Melinda. “Dijo que todo fue su culpa”, contó uno de los asistentes. “Estuvo al borde de las lágrimas”, agregó otro.

La verdad es que la fama de buen esposo que tenía Gates se ha desvanecido tras la ruptura. Hasta antes de ese momento, Bill Gates era uno de los hombres ‘más perfectos’ del mundo. Simbolizaba el sueño americano de quien, a punta de trabajo, había logrado que un negocio pequeño terminara convertido en un emporio.

También la fundación creada junto con su esposa, Melinda, había crecido hasta convertirse en la organización benéfica privada más poderosa del mundo, habiendo financiado proyectos e iniciativas por un total de 53.800 millones de dólares. Y la familia que habían conformado entre ambos era un ejemplo. No malcriaban a sus hijos, viajaban por el mundo y compartían todo lo que tenían.