gente

¿Qué tiene que ver el pedófilo Jeffrey Epstein con el divorcio de Bill Gates?

A Melinda Gates no le gustaba que su esposo se tratara con el fallecido criminal y esa pudo ser una las razones que la llevó a pensar en la separación, según la prensa de Estados Unidos.


Todo parecía indicar, en principio, que el divorcio de la quinta pareja más acaudalada del mundo es amistosa, pero nuevas revelaciones apuntan a que las fricciones entre los Gates no solo son muy serias, sino que vienen de tiempo atrás.

De acuerdo con The Wall Street Journal, Melinda ha estado trabajando en el asunto del divorcio con sus abogados desde finales de 2019, justo cuando experimentaba una creciente preocupación por las relaciones de su esposo con el millonario Jeffrey Epstein, quien estaba a punto de ser condenado por graves delitos de tráfico de niñas con fines sexuales cuando murió, en extrañas circunstancias.

Según el periódico neoyorquino, esas conversaciones de Melinda con sus abogados coincidieron con un artículo en el que The New York Times informaba de varias reuniones que habrían sostenido el cofundador de Microsoft y el polémico financista, quien aparecería muerto meses más tarde en su celda, en agosto de 2019. Se dictaminó que fue suicidio, pero quedan dudas acerca de la posibilidad de que haya sido asesinado.

Los dos empresarios se habían conocido ocho años atrás, continuó el rotativo e, incluso, una vez departieron hasta altas horas de la noche en la residencia de Epstein en Manhattan.

Ese mismo año, la vocera de Bill Gates, Bridgitt Arnold, le informó a la prensa que el millonario, efectivamente, se juntó con Epstein para hablar de filantropía.

“Bill Gates se arrepiente de haberse reunido con Epstein y reconoce que fue un error de juicio”, anotó la portavoz.

Otros medios, como el Daily Beast, también airearon la versión del fuerte disgusto de Melinda al respecto, ya que durante los años que su marido y Epstein estuvieron en contacto, el escándalo por los crímenes de este último fueron de dominio público, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

Bill Gates y Melinda Gates
Melinda y Bill Gates sorprendieron con el anuncio de su divorcio la semana pasada. - Foto: Getty Images for Global Citizen

El affaire Epstein, como se recuerda, ha salpicado a más de un personaje de alto perfil, desde expresidentes como Bill Clinton y Donald Trump, hasta personajes de la realeza como Andrés, duque de York e hijo de la reina Isabel II, quien se vio obligada a despojarlo de sus funciones como miembro de la familia real, dado que no ha logrado aclarar si gozó de los favores sexuales de una de las adolescentes a quienes Epstein sometía a sus abusos.

Todos esos famosos, de una u otra manera, han salido a sacar su nombre en limpio en el asunto y el turno para Gates fue un mes después de la muerte de Epstein, cuando declaró: “Me reuní con él. No establecí ninguna relación ni de negocios ni de amistad con él”.

También aclaró: “Yo no fui a Nuevo México, Florida, Palm Beach o algún sitio de esos (allí quedaban las casas donde Epstein hacía sus orgías y desmanes con las menores). Hubo gente a la que le oí decir: “oye, si quieres recoger dinero para la salud mundial y hacer más por la filantropía, este hombre (Epstein) conoce a mucha gente rica”.

Sim embargo, el Daily Mail, de Londres, asegura que por esa época obtuvo los registros de vuelo que confirman que Gates voló en el avión privado de Epstein de Nueva Jersey a Palm Beach, donde está una de las mansiones del último.

A Bill Gates también le pareció importante subrayar que en todos esos encuentros con Epstein solo había hombres. “Yo nunca estuve en fiestas o algo así. Él no donó plata para las obras que promuevo”.

Sn embargo, nada de eso parece que sacó a Melinda de la idea de que estos contactos eran inapropiados y la semana pasada le interpuso la demanda de divorcio a Gates, tras 27 años de matrimonio.

Otros reportes han revelado que también fue causa de la separación la rivalidad que empezó a surgir entre la pareja alrededor del manejo de su Fundación Bill y Melinda Gates, a la cual él le ha donado más de 40.000 millones de su fortuna. La organización se enfoca especialmente en la lucha contra las enfermedades, incluida la covid-19.

A propósito del dinero, se ha sabido que la semana pasada, coincidiendo con la demanda de divorcio, Bill Gates le transfirió a Melinda 2.400 millones de dólares en acciones, lo cual da a entender que ya empezaron a repartirse los bienes.

Según ella lo expresó ante la corte, no tienen un contrato prenupcial, pero sí un contrato de separación en el cual habrían acordado como procederán al respecto.