Home

Gente

Artículo

Toto Vega y Norida Rodríguez en una versión pasada del Festival de Cine Verde.
El actor falleció el 25 de septiembre de 2022. - Foto: Instagram

gente

“Se detuvo tu corazón y se detuvo mi vida”: el conmovedor mensaje de Nórida Rodríguez para Toto Vega

La actriz recordó a su esposo tras dos meses de su fallecimiento.

Fue el 25 de septiembre de 2022, en Barichara, Santander, cuando los actores estaban cerrando el Festival de Cine Verde y Toto Vega se encontró con la muerte. El santandereano y su esposa Nórida Rodríguez fundaron este evento para que las personas tomen conciencia de lo importante que es el medio ambiente.

En medio de la ceremonia de cierre, el actor dio algunas palabras y luego se desplomó sin razón alguna, por lo que los asistentes llamaron inmediatamente a los bomberos. Fue a través de la cuenta oficial de Twitter del festival que se anunció la triste noticia, “con profunda tristeza y dolor confirmamos el fallecimiento de nuestro codirector Toto Vega. Es un momento indescriptible para todos, agradecemos su prudencia, amor y respeto para su familia”.

El Hospital San Juan de Dios de Barichara indicó que el actor no tenía ninguna enfermedad preexistente de importancia, pero que sí tenía un antecedente médico.

“Nuestra institución recibió al paciente masculino de 53 años de edad, traído en ambulancia de la institución, con antecedente de sobrepeso, sin otras comorbilidades conocidas. Se iniciaron de forma inmediata las maniobras de reanimación cardiopulmonar”.

Y se añadió: “se procedió a realizar el traslado inmediato al segundo nivel de atención, pero el paciente presentó relajación de esfínteres y cianosis generalizada, por lo que se detiene el traslado y se declara fallecido”.

Desde entonces su compañera de vida, Nórida Rodríguez, no ha dejado de recordarlo ni un día y suele compartir mensajes para Toto Vega a través de sus redes sociales. Esta vez la actriz conmemoró los dos meses de fallecimiento de su esposo con una publicación.

“Dos meses sin ti 💔 El día que se detuvo tu corazón también se detuvo mi vida. Desde entonces vago por nuestra casa, escudriñando los rincones, como adivinándote, como esperando ver aparecer un destello de ti, de la luz infinita que ahora te contiene y te hace aún más inmenso de lo que fuiste, de lo que fuimos juntos y de lo que sigues siendo en mí”, escribió.

Y añadió: “Mientras tanto sigo aquí, detenida en el tiempo, amándote, atesorando cada uno de nuestros instantes juntos, esperando que las lágrimas me dejen ver el sol brillar, que los colibríes vuelvan a nuestro jardín, que los recuerdos dejen de ser puñaladas en el corazón y que algún día no duela tanto hasta respirar. Eres eterno en mí. Te amo esposo”.

Toto Vega y Nórida Rodríguez conformaron una de las parejas más estables de la farándula nacional, y en agosto cumplieron 22 años de matrimonio tras haberse conocido en los diferentes sets de grabación. Uno de los primeros viajes que hicieron juntos fue a Barichara, donde comenzó y terminó su aventura de amor.

“Estar en pareja es una decisión, como cuando dices, no fumo o voy a hacer ejercicio. Llevamos 22 años, en los que hemos tenido que ceder, que cambiar cosas para poder seguir el camino y tienen que hacerlo ambos. Tenemos la fortuna de ser ‘partners’, de ser buenos amigos, de pasarla bien juntos, de que nos gustan las mismas cosas, de ser afines”, fueron las palabras de la pareja en una de sus últimas entrevistas para televisión.

Cabe recordar que unos días antes de su fallecimiento, Toto Vega había cumplido 53 años y los celebró junto a su esposa, quien compartió el momento con sus seguidores. En el video aparece el actor sentado con un pastel y bastante sonriente.

Cabe recordar que al cumplirse un mes de la muerte del actor, su esposa también posteó un video en Instagram donde decía: “Ahora sé que el dolor del alma se siente primero en el cuerpo. Que puede nacer de improviso, en forma de un repentino desaliento, de un aleteo en el estómago, de náusea, de temblor en las rodillas, de una sensación de ahogo en la garganta. O simplemente de lágrimas calientes que acuden sin llamarlas”.