Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/2017 10:15:00 PM

El restaurante que opera entre rejas

Desde hace un año, la cárcel de mujeres de San Diego, en el centro histórico de Cartagena, y la prisión de Bollate, en Milán, tienen algo en común: un restaurante en sus instalaciones, abierto al público y operado por los reclusos.

El restaurante que opera entre rejas El restaurante que opera entre rejas

Así se hizo allá

MILÁN

La idea de tener un restaurante abierto al público en una cárcel nació en la prisión Bollate de Milán, Italia. Silvia Polleri, directora de la cooperativa ABC La Sapienza en Tavola, fundó en octubre de 2016 In Galera, el primer y único restaurante italiano dentro de una cárcel. Y lo creó para ofrecer a sus 1.200 reclusos un empleo con la posibilidad de aprender y recuperar una ética de trabajo. Actualmente, 10 de ellos atienden al público desde la cocina o como meseros, siempre acompañados por un chef y un anfitrión externo que garantizan la calidad de la comida. A la fecha, 28.000 comensales han visitado el restaurante.

Así se hizo aquí

CARTAGENA

En diciembre de 2016, Johana Bahamón, directora de la Fundación Acción Interna, importó la idea de Milán. El proyecto busca desarrollar la productividad en los centros carcelarios. Así abrió Interno en la cárcel de San Diego, el primer restaurante en una cárcel de mujeres, gestionado por las presas y dirigido al público. Cada una de las 170 reclusas participa en el proyecto en diversas tareas, pero solo 25 atienden en cocina y servicio a los clientes. Bahamón tiene el propósito de mejorar su calidad de vida y generar un espacio de reconciliación con la sociedad. En Cartagena y en Milán, los reos redimen el tiempo de la pena y obtienen bonificaciones.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.