mundo

¿Arabia Saudita y Qatar harán las paces?

Este martes se pondría fin a la ruptura diplomática que hay en Medio Oriente desde hace más de tres años, tras la mediación de Estados Unidos.


Según fuentes internacionales, se espera que este martes (05.01.2021) se acabe la enemistad que hay entre Arabia Saudita y Qatar, luego de un acuerdo que fue negociado por el asesor principal de la Casa Blanca Jared Kushner.

La Casa Blanca, de acuerdo con medios internacionales, ha diseñado una ofensiva en los últimos meses que busca normalizar las relaciones que hay entre Israel y algunos países árabes.

Según la prensa internacional, el acuerdo que se lograría este martes pondría fin a un bloque que hay entre Qatar, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Egipto y Baréin, quienes acusaron en el 2017 a Qatar de apoyar el terrorismo y aliarse con Irán.

Kushner voló hacia Arabia Saudita para presencia la firma del acuerdo que ayudó a negociar y que le pondría fin al distanciamiento en medio oriente, en la reunión del Consejo de Cooperación del Golfo.

El acuerdo contemplaría que Arabia Saudita abrirá su espacio aéreo para los aviones de Qatar con la condición de que la aerolínea Qatar Airways presente una demanda de 5.000 mil millones de dólares contra cuatro naciones que reclaman daños y perjuicios por el bloque impuesto.

En el campo militar es de recordar que la base militar más grande de Estados Unidos en la región se encuentra en Qatar, desde donde se pueden realizar ataques aéreos contra el Estado Islámico y los Talibanes.

Por el distanciamiento que hay entre las naciones, es de anotar que Qatar se vio obligado a desviar su tráfico aéreo sobre Irán, fortaleciendo, señalaron expertos, a Teherán, que estaba obteniendo ingresos adicionales al arrendar su espacio aéreo a Qatar.

¿Quién es Jared Kushner?

Es considerado el poderoso yerno del saliente presidente Donal Trump, ya que se casó con su hija Ivanka Trump y se le considera que ha tenido un significante ascenso en la familia presidencial.

En 2009, Jared Kushner entró a la vida de Donald Trump cuando se casó con su atractiva y emprendedora hija Ivanka. El empresario y dueño de un periódico era tan buen partido, que por él Ivanka se convirtió al judaísmo ortodoxo. Pero era difícil imaginar en ese momento que siete años después el joven millonario estaría en la posición de influir en quién entra o sale del gabinete del futuro gobierno. El destino hizo lo suyo, y eso es exactamente lo que Kushner hace ahora.

Durante la campaña su rol fue creciendo, y poco a poco se convirtió tanto en el defensor más recalcitrante de Trump como en su asesor más cercano. Ahora que las elecciones quedaron en el pasado, el yerno se ratificó como el hombre fuerte del presidente, a quien el nepotismo no parece importarle.

Creció en el seno de una familia acaudalada de Nueva Jersey dedicada al negocio inmobiliario. Su padre Charles lo consideró su sucesor en Kushner Companies y lo mantuvo al tanto de los movimientos del emporio, mientras estudiaba bachillerato y luego derecho en Harvard. Michael Wolff de The New York Times anota que entró a la prestigiosa universidad luego de que su padre donó 2,5 millones de dólares a la misma, pero aun así nadie le quita mérito posterior: se graduó y luego obtuvo un MBA y un doctorado en Jurisprudencia de la Universidad de Nueva York (NYU).

En 2005, a los 24 años, echó mano de toda su audacia al asumir el timón de la empresa familiar. Lo tuvo que hacer pues su padre, en un episodio cuyas consecuencias se sienten hoy, se declaró culpable de 18 acusaciones por evadir impuestos, ofrecer donaciones ilegales por 385.000 dólares a la campaña política de un gobernador demócrata y manipular testigos. Este último cargo, como asegura el portal Bloomberg, parece sacado de la serie The Sopranos: Charles contrató a una prostituta para seducir a su cuñado y grabó el episodio en video para castigar a su hermana, a quien creía aliada de las autoridades.