fauna

¡Sorpresa!: serpiente en el carro, ¿qué hacer frente a esta situación?

La Policía Ambiental de Bogotá recuperó una boa constrictor que se encontraba en uno de los compartimentos del motor de un taxi que acababa de llegar del municipio de La Mesa. Como este se han registrado varios casos. Aquí algunas recomendaciones.


Álvaro Sandoval llegó cansado a su casa en Bogotá, luego del viaje realizado al municipio de La Mesa, en el departamento de Cundinarca, donde permaneció varios días visitando unos familiares. 

Tras recorrer los 43 kilómetros que distancian a esa población de la capital del país, en un lapso de más de dos horas, don Álvaro se apresuró a guardar el carro en el garaje. Junto a su familia, bajaron las maletas del baúl, cenaron algo ligero y procedieron a ir a dormir. 

La noche transcurrió en calma. Ningún ruido extraño o fuera de lo habitual les alertó. 

Le sugerimos: VIDEO: Serpiente Boa que desciende de un carro en Av. Carrera 30 de Bogotá

Al día siguiente, este jovial hombre se levantó, como de costumbre, muy temprano. Se alistó para salir a trabajar por las frías calles capitalinas en su vehículo de servicio público. No obstante, consciente de que el carro había sido utilizado para un largo viaje, optó por revisar los líquidos y otras partes del automotor

Observó las llantas y notó que no había problema. Luego ingresó al auto y activó la palanca con la que se abre el capó. Quería indagar el estado del aceite, el agua y el motor. Luego de abrirlo vino la sorpresa, pero también el gran susto. 

En uno de los compartimentos del motor observó una serpiente de considerable tamaño muy bien acomodada. Su grito alertó a los demás miembros de la familia. 

No sabía qué hacer. Pensó en varias posibes soluciones. Finalmente, luego de sobreponerse del impacto, decidió llamar a la línea de emergencia 123 y dar a viso a las autoridades sobre lo ocurrido

Le recomendamos: Una nueva víbora en la India es bautizada en honor a personaje de Harry Potter

Minutos después las unidades del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Metropolitana de Bogotá arribaron al lugar. Señalaron que se trataba de una boa constrictora, en aparente buen estado de salud.

Con mucho cuidado y utilizando toda la pericia e indumentaria necesaria para atender estos casos, el reptil fue extraído del vehículo y, posteriormente, trasladado a las instalaciones de la Secretaria Distrital de Ambiente para su valoración, recuperación y pronta liberación en su hábitat natural.


La boa constrictor tiene una amplia distribución en el continente americano, desde México hasta Argentina. Habita en desiertos, sabanas, bosques húmedos e incluso cultivos y puede alcanzar tamaños de hasta cuatro metros de largo.

Este intempestivo suceso no solo le generó un gran sobresalto a don Álvaro y su familia, también les dejó una gran lección: la importancia de realizar una minuciosa revisión de los vehículos antes de salir rumbo a casa cuando se visitan otras regiones del país.

Las autoridades enfatizan en que cada animal cumple con una función en el ecosistema y deben permanecer en su hábitat, por tanto, no pueden ser extraídos o sometidos a cambios de sus condiciones, ya que eso se configura como maltrato.

Más casos

Y es que este no es el único caso de esta índole registrado. Uno de los más populares se presentó a finales de octubre del año pasado cuando en pleno movimiento, una boa constrictor descendió de una camioneta en plena Avenida Carrera 30, a la altura del coliseo Movistar Arena en Bogotá.

Puede leer: ¿Por qué las boas son catalogadas como una especie poco grata en Quindío? 

Los motociclistas al percatarse de la situación, no solo grabaron el momento, sino que alertaron a los demás conductores para que redujeran la velocidad y no fueran a atropellar al animal, pues este avanzó lentamente unos metros hacia uno de los carriles centrales de la avenida.

La serpiente - según narró uno de los motociclistas que presenció lo ocurrido - descendió lentamente de una camioneta blanca que se desplazaba a baja velocidad por el carril central de esta transitada vía.  


Momento en el que una boa constrictor desciende de una camioneta en pleno movimiento en una vía en Bogotá. Fotos: Tomadas de video de MICOvid-19. 

La boa asomó su cabeza por la parte trasera de la carrocería donde habitualmente se ubica la llanta de repuesto o el tanque de combustible en esta clase de carros. Los motociclistas dieron aviso al conductor de la camioneta, quien unos metros más adelante logró estacionarse, arrastrando a la serpiente, que aún pendía del carro

Le puede interesar: Anaconda de más tres metros se salvó de ser sacrificada en el Meta

Finalmente el reptil fue rescatado por la Policía Nacional que la entregó en la oficina de enlace de la Terminal de Transportes El Salitre a profesionales de la Secretaría de Ambiente, quienes realizaron su valoración inicial e identificación.

Según el conductor de la camioneta, el reptil probablemente se subió al carro en Melgar, ciudad en la que había estado hacía un par de semanas. Las autoridades lograron corroborar que la serpiente había sido transportada hacia Bogotá de manera involuntaria.

¿Qué hacer en estos casos?

Para evitar que episodios como estos se repitan, desde la Secretaría Distrital de Ambiente han señalado que es indispensable que todas las personas que viajen a zonas rurales del país hagan una minuciosa revisión de los vehículos antes de emprender su regreso. 

De no ser así, se podrían traer de manera involuntaria pasajeros inesperados: animales silvestres que cumplen una función ecosistémica importante dentro de sus hábitats, lo que podría repercutir en un desequilibrio natural. Además, sacarlos en condiciones no propicias podría causarles algún tipo de lesión y hasta la muerte. 

Lea también: EN VIDEO: el momento en el que una cobra regurgita una botella plástica

"Como pueden entender, los animales silvestres buscan refugio del sol o lugares más calurosos en horas de la noche o la madrugada cuando se baja la temperatura, razón por la cual los vehículos se convierten en sitios bastante atractivos para refugiarse porque, entre otras cosas, conservan el calor", comentó Julio César Pulido, subsecretario de Ambiente del Distrito. 

Afirmó, adicionalmente, que, si un ciudadano hallaba dentro de su casa o en las maletas de viaje a un animal silvestre como tarántulas, lagartijas, iguanas, alacranes, serpientes, ranas, entre otras especies, lo primordial era conservar la calma. 

Otros tips 

- Evite manipularlos o tocarlos. 

No los ataque ni maltrate, ya que, por lo general, son inofensivos, pero responden ante la agresión. 

- Piense que, así como usted está asustado, ellos también lo están al encontrarse en un lugar diferente a su hábitat

- Comuníquese con las autoridades para que personal experto atienda el hecho. En este caso a la línea 123. 

- Mientras llega el personal idóneo para rescatar al animal, los funcionarios pueden indicarle a través del teléfono algunas recomendaciones, dependiendo de la especie involucrada. 

"Lo más recomendable es que nosotros con personal especializado, entremos y hagamos la valoración y la recolección del animal para garantizar sus mejores condiciones", afirmó Pulido, quien informó que desde la Secretaría de Ambiente están en disposición de atenderlos y brindarles los cuidados que este tipo de animales necesitan.