Home

Mundo

Artículo

Pico y cédula en Bogotá: anuncian medidas para plan de vacunación
Adolescente contrajo el síndrome de Guillain-Barré después de aplicarse la vacuna contra el coronavirus - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

coronavirus

Adolescente contrajo el síndrome de Guillain-Barré después de aplicarse la vacuna contra el coronavirus

El joven estadounidense fue diagnosticado con el síndrome unas semanas después de aplicarse la vacuna.

Wyatt McGlaun, un adolescente de The Woodlands, Texas (Estados Unidos), dijo que contrajo el síndrome de Guillain-Barre unas semanas después de aplicarse su primera dosis de la vacuna contra la covid-19.

“Quería ponerme la vacuna. Sentí que era lo correcto“, dijo McGlaun. “Quería viajar y disfrutar de mi último verano antes de la universidad”.

Sin embargo, dijo, posterior a la aplicación de la dosis se puso extremadamente débil y tuvo dificultad para caminar. Posteriormente fue admitido en CHI St. Luke’s en The Woodlands, donde fue diagnosticado con el síndrome.

“Solo sabía que algo no se sentía bien. No estaba mejorando“, explicó Wyatt.

El NIH informó un caso de GBS en una mujer de 82 años, que también recibió una dosis de la vacuna.

El doctor Charles Sims, autoridad de Salud del Condado de Montgomery y médico de enfermedades infecciosas de St. Luke’s en The Woodlands, dijo que con mayor frecuencia el síndrome es causado por una infección viral o bacteriana y no puede decir que la vacuna haya causado la condición de Wyatt.

“Se han observado casos en personas que han recibido la vacuna, pero no son más altos que en personas que no la han recibido. El síndrome de Guillain-Barre se ve en una o dos personas por millón por año”, dijo Sims.

Por lo tanto, el doctor Sims dijo que la condición en el adolescente podría ser una coincidencia.

Si bien los padres de Wyatt dijeron que no están tratando de disuadir a nadie de la vacuna, sí quieren que otros reconozcan si esto les sucede a ellos.

“Investigue”, dijo Joe McGlaun. “Es una elección personal”.

“Escuchar a tu cuerpo es lo más importante que he aprendido”, dijo Wyatt.

La familia de Wyatt dijo que planean denunciar a las autoridades estadounidenses por las secuelas en la salud que está sufriendo su hijo.

Otras secuelas que pueden causar las vacunas

A más de un 30 % de las personas que han superado el coronavirus y que formaron parte de un estudio con cerca de 230.000 participantes se les diagnosticó un trastorno cerebral o psiquiátrico seis meses después del contagio.

Este resultado sugiere que una de las consecuencias de la pandemia podría ser una ola de problemas mentales y neurológicos, según los encargados del análisis.

Los expertos concluyeron que no se sabe la relación que hay entre el virus y las afecciones psiquiátricas como la ansiedad y la depresión, los cuales estuvieron entre los 14 diagnósticos más comunes que se encontraron entre los pacientes.

Casos de personas con accidentes cerebrovasculares, demencia y otros trastornos neurológicos fueron mucho menos comunes, según los investigadores. Sin embargo, no fue una cifra baja, particularmente en aquellos que padecieron el virus de la covid-19 con síntomas graves.

“Nuestros resultados indican que las enfermedades cerebrales y los trastornos psiquiátricos son más comunes después de la covid-19 que después de la gripe u otras infecciones respiratorias”, aseguró Max Taquet, psiquiatra de la Universidad de Oxford en Gran Bretaña que codirigió el trabajo.

Y a pesar de que en el estudio no se pudo encontrar la relación entre el virus y estas afecciones, Taquet advirtió que será necesaria urgentemente una investigación para saber cuál es “con miras a prevenirlos o tratarlos”.

Esto es un tema que ya generaba preocupación entre los expertos, pues un estudio hecho hace unos meses por los mismos investigadores halló que el 20 % de los sobrevivientes de la covid-19 padecieron posteriormente de un trastorno psiquiátrico dentro de los tres meses siguientes al contagio.

Estos nuevos hallazgos, publicados en la revista Lancet Psychiatry, tuvieron en cuenta los registros de salud de 236.379 pacientes contagiados del virus, en su mayoría de Estados Unidos, y se evidenció que el 34 % había sido diagnosticado con enfermedades neurológicas o psiquiátricas dentro de los seis meses.

La ansiedad, en un 17 %, y los trastornos que afectan al estado de ánimo de las personas, en un 14 %, fueron los más comunes y no mostraron relación alguna con lo leve o grave que había sido la infección del virus de cada uno.

No obstante, del total de quienes estuvieron en cuidados intensivos por el virus, el 7 % tuvo un accidente cerebrovascular dentro de los seis meses siguientes y casi el 2 % fue diagnosticado con demencia.