Tendencias

Home

Mundo

Artículo

- Foto: Crédito: GettyImages/Picture Alliance/Colaborador

vida moderna

Airbnb dio millonaria indemnización a una turista que fue violentada en Nueva York

Aunque el hecho ocurrió años atrás, la plataforma informó que le daría la compensación a la joven por los daños causados.

Este lunes se conoció que la plataforma Airbnb decidió pagarle siete millones de dólares a una turista que fue violada en un apartamento reservado en Nueva York, en compensación al hecho violento, que se presentó en 2016.

Durante la primera noche de su estancia en el departamento, ubicado en el primer piso de la Calle 37 Oeste, en Manhattan y a pocas manzanas al sur de Times Square, la mujer fue atacada por un joven de 24 años que la amedrentó con un cuchillo.

De acuerdo con lo informado por medios internacionales, la mujer se había llevado las llaves del apartamento un día antes de Año Nuevo, en 2015, y salió a celebrar con algunos amigos. Sin embargo, el atacante, que fue reconocido como Junior Lee, tenía copias de las llaves sin que la joven tuviera conocimiento y, durante la noche, el joven decidió entrar en la casa y atacar a la joven cuando regresó, un poco después de la medianoche.

Abuso sexual a menores
Abuso sexual a menores - Foto: Getty Images

De acuerdo con un informe publicado por Bloomberg, el atacante, de 24 años, estaba escondido en el baño y amenazó con un cuchillo de cocina a la joven para cometer el delito sexual. Cuando los oficiales de Policía lo esposaron esa misma noche, encontraron un juego de llaves del apartamento en la maleta que llevaba, junto con un cuchillo y un arete de la joven.

Según el informe, después de la captura, a Junior Lee le imputaron los cargos de agresión sexual premeditada y existe la posibilidad de que enfrente una pena de cadena perpetua. A pesar de las fuertes acusaciones y evidencias, el joven se declaró inocente y continúa detenido.

- Foto: Getty Images

Tiempo después de la agresión, Airbnb decidió alojar a la víctima en un hotel y trasladaron a su madre desde Australia. También, según Bloomberg, le ofrecieron pagar cualquier gasto sanitario o de asesoramiento.

Un antiguo consultor político que ahora trabaja como jefe de política y comunicaciones globales de Airbnb, Chris Lehane, temía que el incidente se utilizara para ayudar a expulsar a Airbnb de Nueva York. Sin embargo, según el acuerdo de compensación realizado 2017, la joven no puede demandar a la plataforma de alquiler Airbnb ni al propietario del apartamento que alquiló.

Aunque no se sabe cómo el joven consiguió las llaves del apartamento, tanto Lehane como otros en la aplicación, les preocupó que la arrendataria hubiera presentado una demanda a Airbnb por su política de llaves. Esta norma no exige a los anfitriones que se vean obligados a utilizar cerraduras digitales para que cambien los códigos entre los huéspedes, ni que se conozca quién más tiene una copia de la llave, entre otras cosas.

“En los casos de agresión sexual, en los acuerdos que hemos alcanzado, los clientes pueden hablar libremente de sus experiencias. Esto incluye el caso de Nueva York”, explicó el portavoz de Airbnb, Ben Breit.

Y agregó: “Nuestro equipo de seguridad trabajó mucho para apoyar a la turista tras el horrible ataque. Nos pusimos en contacto de manera proactiva con la Policía de Nueva York después del ataque para ofrecer nuestra ayuda para su investigación, y ayudamos a que se alojara en un hotel”.