Tendencias

Home

Mundo

Artículo

El hombre fue encontrado en el interior de esta figura decorativa de un dinosaurio, junto a los cines del edificio Cubics.
El hombre fue encontrado en el interior de esta figura decorativa de un dinosaurio, junto a los cines del edificio Cubics. - Foto: Google Maps

mundo

Aterrador hallazgo: hombre fue encontrado muerto dentro de estatua de un dinosaurio en España

Tras investigar los hechos, la Policía no halló “ningún indicio de criminalidad”.

Un hombre de unos 40 años murió al parecer al quedar atrapado dentro de una estatua de un dinosaurio en Santa Coloma de Gramanet, una localidad aledaña a Barcelona, España.

Así lo reveló este martes la policía catalana, al explicar que, de momento, se desconocen las causas que llevaron a esta persona a introducirse dentro del estegosaurio decorativo de gran tamaño, del que no logró salir.

Una portavoz de los Mossos d’Esquadra, la policía catalana, dijo a la prensa que “todo apunta a una muerte accidental”. El vocero explicó que tras investigar los hechos la policía no halló “ningún indicio de criminalidad”.

Las autoridades recibieron un aviso el sábado. “Fuimos al lugar y vimos que dentro del dinosaurio se hallaba una persona muerta”, detalló la portavoz.

Según la prensa catalana, un padre y su hijo, que jugaban en la zona, descubrieron que había un cuerpo dentro de la estatua jurásica, un elemento decorativo de unos cines cercanos ya cerrados, y alertaron a la policía.

Los bomberos tuvieron que cortar una de las patas de la escultura, hecha de una estructura metálica recubierta de cartón piedra, donde se había atascado el cuerpo con la cabeza hacia abajo, para poder sacarlo.

Fuentes policiales citadas por la prensa indicaban que las hipótesis que se manejan son que el hombre se introdujera en el dinosaurio para dormir allí o intentara recuperar algún objeto, como un teléfono móvil, que se le hubiera caído y quedara atascado dentro.

El dinosaurio, que a veces era usado por personas sin hogar para pernoctar, tenía una placa en su barriga que podía moverse y por la que el hombre pudo introducirse.

Nueva especie de dinosaurio

Paleontólogos mexicanos identificaron una nueve especie de dinosaurio a partir de un ejemplar hallado en el norte de México que murió hace unos 73 millones de años, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Hace 72 o 73 millones de años, un colosal dinosaurio herbívoro murió en lo que debió ser un cuerpo de agua copioso en sedimentos, por lo que su cuerpo quedó rápidamente cubierto por la tierra y pudo preservarse a lo largo de las eras”, apuntó el instituto en un comunicado.

Se trata de la especie Tlatolophus galorum. Primero fue descubierta su cola en 2013 en el Ejido Guadalupe Alamitos, municipio de General Cepeda, Coahuila, norte de México.

Posteriormente, al continuar con las excavaciones los científicos encontraron el 80 % de su cráneo, su cresta de 1,32 metros, huesos como el fémur y la escápula, lo que les permitió definir “este 2021” que se trata de una nueve especie de dinosaurio, apuntó el INAH.

“Sabemos que tenían oídos con la capacidad de recibir sonidos de baja frecuencia, por lo que debieron ser dinosaurios pacíficos pero platicadores”, detalló el INAH.

Los paleontólogos también sospechan que “emitían sonidos fuertes para espantar a los carnívoros o con fines de reproducción”, lo que sugeriría que “en las crestas lucían colores vistosos”, añadió el instituto.

El hallazgo, que sigue en investigación, fue publicado ya en la revista científica Cretaceous Research, sostuvo el INAH.

“Es un caso excepcional en la paleontología mexicana, tuvieron que ocurrir sucesos altamente favorables desde hace millones de años, cuando Coahuila era una región tropical para que se conservara en las condiciones con las cuales lo encontramos”, concluyó el INAH.

Tlatolophus es un derivado de las palabras nahua tlahtolli y la griega lophus que significan palabra y cresta.

La cresta de este animal “asemeja en su forma a una vírgula, símbolo usado por los pueblos mesoamericanos para representar en códices la acción comunicativa y el saber en sí mismo”, concluyó el INAH.

Con información de AFP.