religión

Científico que descubrió origen del síndrome de Down da el primer paso para ser santo

El profesor Jérôme Lejeune empezó el camino hacia la santidad con el visto bueno del papa Francisco.


El Vaticano informó que el científico francés que descubrió el origen del síndrome de Down empezó el proceso hacia la santidad.

En un comunicado revelaron que el Sumo Pontífice reconoció las “virtudes heroicas” de Lejeune, que murió en 1994 a los 67 años de edad.

Así empieza el camino del científico francés para ser santo. Sin embargo, este no será sencillo y la beatificación, que es apenas uno de los pasos, estará atada a la atribución de un milagro.

El profesor Jérôme Lejeune siempre tuvo una relación cercana al Vaticano y fue amigo personal del papa Juan Pablo II; además, fue un activista en contra del aborto.

Imagen de archivo tomada en junio de 1979 que muestra al papa Juan Pablo II durante una visita al monumento al soldado desconocido, en Varsovia, Polonia.
Imagen de archivo tomada en junio de 1979 que muestra al papa Juan Pablo II durante una visita al monumento al soldado desconocido, en Varsovia, Polonia. - Foto:

En 1960 se opuso con firmeza a una reforma constitucional que pretendía legalizar el aborto para evitar que nacieran más personas con síndrome de Down.

Hoy, la fundación que lleva su nombre se dedica a la defensa contra el aborto y apoya la investigación de los trastornos genéticos intelectuales.

Lejeune y su equipo descubrieron en 1958 que las personas que nacen con síndrome de Down lo hacen con un cromosoma de más.

Pero el camino hacia la santidad de este científico no empezó con el reconocimiento del papa Francisco; de hecho, desde 2007 se inició “la causa de beatificación y canonización.

Hay cuatro pasos definidos para alcanzar la santidad. El primero es cuando se declara a la persona como “Siervo de Dios”. Para esto un obispo diocesano y un postulador le solicitan a la Iglesia dar inicio al proceso de canonización.

Pero esto no se da de la noche a la mañana, pues es necesario hacer una investigación con todas las personas que conocieron personalmente al candidato a santo, para confirmar que su vida se desarrolló dentro de parámetros ejemplares.

En el momento en que se logra comprobar esto con los respectivos testimonios, la Iglesia declara al personaje como Siervo de Dios.

El segundo paso es cuando se declara Venerable. En este, una institución de la Iglesia, llamada La Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano, aprueba un documento llamado Positio, en el cual se encuentran todos los testimonios de sus personas cercanas y los aspectos mas importantes de su vida. Si después de analizar estos aspectos se determina que sus virtudes fueron heroicas, la persona es declarada Venerable. Se podría decir que Lejeune se encuentra en esta fase.

El tercer paso es la beatificación y para que una persona Venerable llegue a este nivel, se debe comprobar un milagro. Este milagro debe ser probado bajo unos parámetros especiales de la Iglesia que son evaluados por un comité de científicos y teólogos.

Madre María Laura de Jesús Montoya Upegui
Madre María Laura de Jesús Montoya Upegui - Foto: Archivo particular

Finalmente, el último paso es la canonización. Para esto es necesario comprobar un segundo milagro, pero este tiene que ser posterior al proceso de beatificación.

Hasta el momento, la Iglesia católica ha declarado como santas a una 10.000 personas, pero el proceso no siempre fue tan riguroso; de hecho, muchos santos fueron declarados por solicitud popular.

Si bien en Colombia hay varios beatos, tan solo hay una santa y se trata de la madre Laura. La religiosa, originaria de Jericó, Antioquia, fue canonizada por el papa Francisco el 12 de mayo de 2013.