Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Cocodrilo. Foto: Getty. - Foto: Getty

mundo

Cocodrilo se traga a niño de 8 años y extraen su cuerpo casi completo del animal

El cuerpo del menor fue encontrado intacto en el estómago de un cocodrilo, que un día antes lo había raptado frente a los ojos de su padre.

De acuerdo con lo reseñado por varios medios indonesios, el trágico hecho sucedió el pasado miércoles 3 de marzo, cuando el menor de 8 años de edad, identificado como Dimas Mulkan Saputra, estaba nadando junto a su hermano menor a orillas del río Tempakul en el distrito de Bemgalon, en la provincia de Kalimantan Oriental, mientras su padre, Subliansyah, los vigilaba.

Sin embargo, el hombre fue sorprendido cuando de repente vio que de las aguas emergía un cocodrilo, de aproximadamente cinco metros de largo, que, sin dudarlo, atacó a los niños, tragándose así al pequeño Dimas.

El padre, al presenciar el lamentable hecho, en un intento por salvar a su hijo de las fauces del enorme animal, corrió de inmediato al agua, pero infortunadamente no pudo hacer nada. El reptil huyo rápidamente del lugar.

Ante esto, Subliansyah solicitó la ayuda de sus vecinos para que entre ellos y la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate realizaran una operación de búsqueda del animal.

Pese a que en el primer día de rastreo no encontraron rastros del animal, el cocodrilo fue hallado por los residentes locales al día siguiente. Luego de su captura, los oficiales mataron al depredador y le cortaron el estómago con el propósito de extraer el cuerpo sin vida del menor, el cual según reseña el diario indonesio “Tribun”, estaba intacto.

Solo las marcas de mordeduras eran visibles en la mano de la víctima”, dijo el jefe de la policía de Bengala, Iptu Slamet Riyadi.

Como era de esperarse, mientras las autoridades realizaron el proceso de sacar el cuerpo del menor del estómago del animal para meterlo en una bolsa para cadáveres, familiares y vecinos lloraron desconsoladamente por el lamentable fallecimiento de Dimas, de quien gritaban su nombre durante la remoción.

Otros casos impactantes sobre cocodrilos

A mediados de febrero, en un video que se viralizó en las redes sociales quedó captado el momento en el que un enorme cocodrilo se come a dos pequeños tiburones en una playa en Australia.

El hecho se registró luego de que una mujer pescó a uno de los tiburones, pero decidió devolverlo al mar. Cuando realizaba esta acción se percató de que el reptil se acercaba a la playa.

Ante esto, optó por dejar al animal en la orilla y resguardarse inmediatamente. La mujer optó por grabar a distancia. En las imágenes se aprecia cómo el cocodrilo sale del mar y se acerca al tiburón que está tendido en la arena. El reptil lo devora inmediatamente y, luego, otro tiburón que estaba cerca corre con la misma suerte.

“Miren a este monstruo. Acabo de atrapar un tiburón, pero no pude devolverlo al agua porque vi que se acercaba este animal. Ahora vendrá y se lo comerá”, afirma la mujer en la parte inicial del video.

Así mismo, un joven australiano relató recientemente a medios de su país cómo logró sobrevivir al ataque de un cocodrilo gracias a un truco que aprendió en un tutorial de YouTube.

El joven de 22 años estaba con su novia y su primo nadando en una zona de recreación común entre los residentes de Cape York, en Queensland, cuando lo sorprendió el enorme reptil. Según la víctima, estaba saliendo del agua cuando el animal con más de cuatro metros de largo lo sorprendió por detrás. “Trató de tirarme hacia abajo y de repente me soltó por unos segundos, fue entonces cuando sentí que me mordió la mano y me tiro de nuevo al agua”.

Desde el hospital donde se recuperó de sus heridas, el hombre contó cómo justo en ese momento, lejos de dejarse llevar por el pánico, recordó un documental que vio hace mucho en YouTube en el que decían que para salvarse de un ataque así la fórmula era acuchillarle o sacarle los ojos al reptil.

En el momento en que se vio de nuevo en el agua y literalmente cara a cara con el animal, Adidi hizo lo indicado. “Me tenía agarrado de la mano aún y su cara estaba frente a mí, yo saqué mi dedo índice y trate de sacarle un ojo”.

A pesar de estar herido, el cocodrilo, con el ojo ensangrentado, nadó detrás del joven mientras este corría hacia la orilla.

“Veíamos cómo lo golpeaba bajo el agua y no sabíamos qué hacer”, contó su primo sobre los segundos antes de que Adidi saliera del agua. “Literalmente no pudimos hacer nada distinto que mirar aterrados lo que sucedía, todo pasó tan rápido”, añadió.

La víctima del ataque fue llevada de inmediato a un hospital local y más tarde tuvo que ser trasladado en un helicóptero ambulancia a Cairns, donde se le sometió a una cirugía. El incidente lo dejó con un brazo partido y heridas en la espalda.