Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Donald y Melania Trump se vacunaron contra el coronavirus antes de dejar la Casa Blanca - Foto: AP. Julio Cortez.

mundo

Donald y Melania Trump se vacunaron contra el coronavirus antes de dejar la Casa Blanca

Los dos contrajeron la covid-19. El exmandatario pasó tres días hospitalizado debido a los síntomas que padecía.

Este lunes se conoció que el expresidente estadounidense Donald Trump y su esposa Melania fueron vacunados contra la covid-19 en enero, cuando aún estaban en la Casa Blanca, según dijo una fuente cercana al exmandatario.

Al contrario de su sucesor, Joe Biden, que recibió la vacuna ante la televisión el 21 de diciembre, Trump nunca dijo que había sido vacunado.

“El presidente Trump y la primera dama fueron vacunados en la Casa Blanca en enero”, dijo a la AFP sin más precisiones una fuente cercana al expresidente.

El domingo, en su primer discurso desde que dejó el poder el 21 de enero, Trump dijo que “todos deberían vacunarse”. Ese comentario generó un cierto alivio debido a que muchos de sus simpatizantes se muestran escépticos sobre las vacunas.

A comienzos de octubre, Trump y su esposa se contagiaron del virus. El exmandatario estuvo hospitalizado durante varios días.

¿En qué está Trump?

El domingo, por primera vez desde que dejó la Casa Blanca, el exmandatario dijo que puede postularse nuevamente para la Presidencia de Estados Unidos en 2024 y aseguró que la supervivencia del país depende de los conservadores.

El político de 74 años dio un esperado discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por sus siglas en inglés), celebrada en Orlando, Florida (sureste).

Allí, Trump se mostró decidido a recuperar el control del Partido Republicano desplazado del poder, y aunque coqueteó con la posibilidad de otra candidatura presidencial, dejó abierta la duda.

El expresidente Donald Trump durante su discurso en el CPAC.
El expresidente Donald Trump durante su discurso en el CPAC. - Foto: AP

“En realidad, sabes que acaban de perder la Casa Blanca”, dijo Trump sobre los demócratas, promoviendo nuevamente la falsedad de que se le negó un segundo mandato debido a un fraude electoral.

“Pero quién sabe, ¿quién sabe?”, gritó. “Incluso puedo decidir vencerlos por tercera vez”, arengó.

Y señaló que el devenir del país depende de los conservadores: “Estamos en una lucha por la supervivencia de Estados Unidos tal como lo conocemos. Esta es una lucha. Esta es una lucha terrible, terrible, dolorosa... En última instancia, siempre ganamos”, aseguró.

Bloqueado en Twitter y de otras redes sociales, Trump ha mantenido un perfil bajo en su complejo de Mar-a-Lago en Florida desde que dejó la Casa Blanca el 20 de enero.

Así, la CPAC fue una oportunidad para volver a escena, recibido por una multitud de fanáticos con una larga ovación de pie. La gran mayoría asistió sin máscara a pesar de las recomendaciones de expertos en medio de la pandemia de coronavirus que ha causado más de medio millón de muertes en el país.

“El increíble viaje que comenzamos juntos... está lejos de haber terminado”, lanzó Trump sobre su movimiento populista. “Y al final, ganaremos”, sentenció.

El exmandatario puso también fin a los rumores de que podría tomar su base de apoyo para crear una agrupación política. “No voy a comenzar un nuevo partido”, afirmó. “Tenemos el Partido Republicano. Se unirá y será más fuerte que nunca”, aseguró, llamando a la unidad de los conservadores.

Como estaba previsto, Trump atacó a Biden y dijo que el demócrata acaba de concluir “el primer mes más desastroso” de cualquier presidente moderno.

Pero también describió al país como una tierra dividida. “Nuestra seguridad, nuestra prosperidad y nuestra propia identidad como estadounidenses están en juego”, aseguró en un discurso en el que atacó a los inmigrantes, criticó la “cultura de cancelación” y arremetió contra las políticas de Biden sobre cambio climático, energía e integridad electoral.

*Con información de la AFP y Europa Press.

Noticias relacionadas