Home

Mundo

Artículo

tormenta solar
La reina de todas las tormentas solares podría acabar con la civilización humana. - Foto: Getty Images/iStockphoto

mundo

El fenómeno natural que devolvería al mundo a la edad media

Nunca antes se había obtenido una perspectiva global así sobre un fenómeno que causaría una destrucción sin precedentes

¿Podría un fenómeno natural acabar con la tierra? Setenta y dos horas, eso es lo que tardaría la reina de todas las tormentas solares en acabar con la civilización humana, según todos los expertos que se han entrevistado durante una investigación de tres meses para producir el primer episodio de la serie documental Control Z, La Gran Tormenta.

La visión que ofrece dicha producción es tan realista como sorprendente y tan devastadora como desoladora. De hecho, nunca antes se había obtenido una perspectiva global así, acerca de la realidad de un fenómeno que causaría una destrucción sin precedentes y sin posibilidad de recuperación durante más de una década.

Afortunadamente, según los científicos e ingenieros que se han entrevistado, la humanidad puede dar pasos muy concretos para evitar los efectos de esta fuerza cósmica inevitable.

Muchos artículos han hablado sobre el tema, al igual que demoledores informes de instituciones como la Academia Nacional de las Ciencias de los EEUU y el Pentágono, así como estudios científicos y hasta películas y series de televisión de serie B que han especulado sobre las consecuencias de un evento Carrington, la tormenta solar que impactó la Tierra en 1859 destruyendo redes telegráficas de todo el planeta.

Sin embargo, este nuevo documental va más allá de esa teoría y une todos los hilos para formar un tapiz de las consecuencias interconectadas en una perspectiva general única.

Cabe resaltar que este documental se puede visualizar en linea, en portales especializados o en Youtube.

Extrañas luces rojas fueron captadas sobre el océano Pacífico, ¿qué eran?

En otros hechos, gracias a los avances en los dispositivos tecnológicos como celulares o tabletas se pueden capturar imágenes en cualquier lugar, a cualquier hora y de manera sencilla. Los aviones no son la excepción, fotografías desde los cielos han abierto el debate en varias ocasiones sobre supuestos fenómenos naturales o extraterrestres.

El pasado mes de agosto, se han hizo viral en redes sociales unas imágenes tomadas desde un avión que sobrevolaba el océano Pacífico. En las imágenes se puede ver cómo las nubes tienen un color rojo intenso, comparable por muchos con la famosa serie de Netflix Stranger Things, en la cual seres de otra dimensión invaden el planeta.

El piloto del avión, desde el que se alcanzó a tener la apocalíptica vista, aseguró en entrevista con CNN que la situación, aunque sorprendente, se tomó con jocosidad por la tripulación y los pasajeros.

“No teníamos idea de lo que estábamos viendo. Hacíamos bromas sobre estar en medio de algún tipo de ejercicio militar o algún tipo de invasión alienígena”, señaló.

“Misterioso resplandor rojo hoy sobre el Pacífico. El piloto que las fotografió dijo que jamás vio algo parecido”, señaló Caalf, un usuario de la red social Twitter que hizo viral las curiosas fotografías.

Los internautas de inmediato empezaron a opinar sobre las increíbles fotografías, aludiendo a teorías que tienen que ver con la llegada de invasores extraterrestres al planeta tierra, o algunos se atrevieron a asegurar que eran señales del comienzo del apocalipsis.

Este fenómeno colorido del mar Pacífico tendría una explicación lógica. Los expertos también dieron sus explicaciones en esta avalancha de reacciones ante las fantásticas fotografías.

Ahora bien, este color característico que sobresale por kilómetros de distancia correspondería a grandes paneles de luces LED color rojo, los cuales son utilizados por gigantescos barcos pesqueros con el fin de atraer peces conocidos como paparda del Pacífico.

Estas potentes luces se ubican en el contorno de los barcos y permiten atraer a los peces hacia las redes, a pesar de que el piloto del avión aseguró nunca haber visto algo así, lo cierto es que es frecuente este tipo de prácticas pesqueras nocturnas. De hecho, actualmente, se tienen reportes del avistamiento de estos reflejos en la estación espacial internacional.