elecciones 2022

Grupo de expresidentes y políticos de América Latina manifiestan preocupación por elecciones en Colombia

Los políticos advirtieron que acciones como la destitución del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, tienen la intención de afectar los comicios y son una violación a la voluntad del pueblo.


A través de un comunicado firmado el pasado miércoles, 25 de mayo, por un grupo de expresidentes latinoamericanos, entre los que se cuenta Evo Morales, Rafael Correa y Dilma Rousseff, Fernando Lugo, y Manuel Zelaya, además de un extenso listado de políticos sudamericanos, estos han manifestado su preocupación de cara al desarrollo de las elecciones presidenciales que se desarrollan en Colombia, y que, el próximo domingo, 29 de mayo, tendrán su cita en las urnas; y de la cual, algunos puntos de votación ya se encuentran abiertos en el exterior.

En su comunicado, los citados políticos condenaron los actos de violencia recientemente surgidos en varios rincones del país, refiriéndose, particularmente, a los que calificaron como “amenazas y actos de amedrentamiento”, en contra de varios de los candidatos en pugna; más precisamente a los miembros de la fórmula del llamado Pacto Histórico; Gustavo Petro y Francia Márquez.

En ese sentido, los allí firmantes, elevaron un llamado especial a las autoridades electorales del país y a los observadores internacionales que participan como veedores del proceso democrático, que no escatimen esfuerzos para que los comicios que decidirán el próximo presidente de Colombia, en reemplazo de Iván Duque Márquez, “se lleven adelante libres de violencia y ofrezcan las mejores garantías de participación y seguridad democrática”.

Posición frente a la suspensión del alcalde de Medellín

Durante su pronunciamiento, los exmandatarios y demás políticos latinoamericanos firmantes, también expusieron su preocupación frente a recientes actos y decisiones tomados en el seno de los organismos de control del país, que según ellos, estarían orientados a “influir en las próximas elecciones en favor de determinadas candidaturas”, citando el caso puntual del actual alcalde de la ciudad de Medellín, Daniel Quintero Calle, quien fue suspendido por la Procuraduría, en cabeza de Margarita Cabello Blanco, y actualmente se encuentra bajo la lupa por presunta participación indebida en política, tras una serie de declaraciones y publicación de mensajes que fueron tomados como un guiño a una campaña específica.

“Es lamentable también que en este último período se haya suspendido en sus funciones a autoridades electas democráticamente, como es el caso del alcalde de Medellín Daniel Quintero”, reza el comunicado, en el que los firmantes acusan a las autoridades y entes de control colombianos de violentar el debido proceso e “irrespetar la voluntad democrática de la población”.

Expectativa frente a los resultados:

Tras la denuncia elevada por los políticos, respecto a la seguridad de los miembros de la fórmula Petro - Márquez, que según las encuestas lideran la intención de voto, y que disputarían la segunda vuelta electoral, y tras el señalamiento respecto a las acciones de la Procuraduría frente al alcalde de Medellín, los allí firmantes elevaron una solicitud para que se vele por las garantías del proceso democrático en condiciones de libertad y seguridad.

En ese mismo sentido, respecto a las garantías para el desarrollo de unas elecciones transparentes, los mandatarios y políticos, la mayoría de ellos exponentes de la ideología de izquierda latinoamericana, señalan que ello es necesario para que el resultado de las elecciones, sin importar cuales sean, reflejen la voluntad popular, y sean respetados.

Según el comunicado, la confianza en el resultado, deriva de la transparencia de los comicios y la garantía para que los electores ejerzan su derecho a participar.

En su comunicado, los firmantes hacen hincapié en que, además de las instituciones encargadas de los comicios, y los veedores internacionales, la responsabilidad de unas elecciones limpias y libres, también emana de los mismos partidos políticos y candidatos.

Esta es la lista de firmantes del comunicado:

Dilma Rousseff – ex presidenta de la República Federativa de Brasil

Fernando Lugo – ex presidente de la República del Paraguay

Rafael Correa – ex presidente de la República del Ecuador

Manuel Zelaya – ex presidente de la República de Honduras

Evo Morales – ex presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

Rodolfo Nin Novoa – ex vicepresidente de la República Oriental del Uruguay

Diego Pary – ex canciller del Estado Plurinacional de Bolivia

Jorge Lara Castro – ex canciller de la República de Paraguay

Ricardo Patiño – ex canciller de la República del Ecuador

Hugo Martínez – ex canciller de República de El Salvador

Marco Enríquez-Ominami – coordinador del Grupo de Puebla

Mónica Valente – coordinadora del Foro de San Pablo

Daniel Caggiani – senador de la República Oriental del Uruguay

Jorge Querey – senador de la República del Paraguay

Eduardo Valdés – presidente de la comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la H. Cámara de Diputados de la República Argentina

Alberto Grillon – ex senador de la República del Paraguay

Martín Clavijo – Frente Amplio de la República Oriental del Uruguay

Otros pronunciamientos

Recientemente, en lo corrido de la presente semana, también se conoció un pronunciamiento del Grupo de Puebla, organización que recoge la participación de políticos adscritos a partidos progresistas de latinoamérica y España, del que hace parte el expresidente Ernesto Samper, en el que sus miembros manifestaban también su preocupación por las elecciones presidenciales del próximo domingo, señalando que es necesario “que el presidente Duque, su gabinete y los altos mandos de las Fuerzas Armadas se abstengan de seguir interviniendo en el proceso electoral como lo han venido haciendo durante esta campaña, contraviniendo la constitución del país”.

En dicho comunicado, también se hace alusión a lo ocurrido con el alcalde de Medellín, y su suspensión por parte de la procuradora Cabello Blanco, señalando que la decisión contraviene la Carta Interamericana de Derechos Humanos, al “coartar los derechos políticos de funcionarios elegidos democráticamente”.

En ese sentido, el Grupo de Puebla, pide que “los organismos de control, en manos de amigos del presidente Duque, garanticen el libre ejercicio de la oposición”.

Haciendo referencia directa al candidato Gustavo Petro, el comunicado expedido por el Grupo de Puebla también señala que, en Colombia, se debe cuidar que las instituciones de defensa y organismos de seguridad caigan en la “magnificación de hechos de violencia”, advirtiendo que con ello, se está buscando, por parte del Gobierno, “legitimar el ‘regreso a la mano dura’”.